La Ciudad

Nautilus y Océano, de Reta, y de El Califa, de Orense

Desde el municipio se resolvió rescindir con tres paradores costeros

23|07|19 09:35 hs.

En los últimos días, el municipio, y a partir de distintas situaciones con cada uno de los prestadores, rescindió el contrato con tres concesionarios de paradores de la costa tresarroyense. Se trata de dos emprendimientos de Reta y uno de Balneario Orense. 


Así lo dio a conocer a este diario el director de Turismo Juan Moizzi, quien adelantó que, a raíz de las mencionadas interrupciones contractuales, se deberán hacer nuevas licitaciones con vistas a la próxima temporada de verano.

“De parte del municipio, hemos decidido resolver tres contratos. En algunos casos fue por acuerdo entre las partes, mientras que en otros fue más complicado. Queríamos tener definido el tema para esta época del año con el fin de volver a llamar a licitación”, explicó el funcionario. 

Puntualmente, Moizzi indicó que el tiempo de los paradores Nautilus y Océano, ambos de Reta, y El Califa, de Balneario Orense, el cual no estuvo operativo en la pasada temporada, finalizó. 

“Hay situaciones complejas. Hay casos en los que se debían el canon o las obras previstas estaban con atraso. Se hizo un análisis general de toda la licitación. Cuando se toma caso por caso de los concesionarios, se realiza una ficha clínica de cada uno de ellos. Ahí se analiza todo: la actitud del concesionario, cómo avanzó, cómo trató al turista, entre otras cuestiones”, dijo. 

“La atención al turista es muy compleja y hay que tener en cuenta que se busca ofrecer un servicio. En base a todo eso, decidimos finalizar tres contratos”, manifestó el funcionario. 

A partir de la interrupción de los mencionados contratos, desde la comuna ya se piensa en los llamados a licitación de los tres paradores señalados. “Son tres licitaciones que tenemos que encarar, algo que no será nada fácil”, indicó. 

Entre sus apreciaciones, el director de Turismo sostuvo que “hay un cierto reclamo para tener concesiones prolijas, balnearios que atiendan a la gente y que el servicio sea bueno. A veces uno es muy exigente pero eso es algo que a la larga tiene resultados. Parece injusto pero es lo mejor para el turismo porque el turista que nos elige necesita servicios de calidad y que sea bien atendido”, puntualizó. 

En contacto 
El funcionario, en tanto, sostuvo que desde la cartera a su cargo se inició un trabajo de control en los paradores de la costa tresarroyense. “Buscamos tener una continuidad laboral con respecto al contacto con los prestadores. En conjunto con la Secretaría de Obras Públicas, empezamos un trabajo de control. Durante el verano hicimos inspecciones por todos los paradores”, expresó. 

Moizzi se refirió a una serie de recorridas que efectuó por las tres localidades balnearias. “Vimos los paradores y otras cuestiones. Las visitas fueron para estar a disposición de los prestadores. No hay que dejarse estar. El verano está prácticamente encima y hay mucho por hacer”, subrayó. 

El caso Borneo 
Consultado, Moizzi se refirió a la situación del parador Borneo. Dijo que su responsable, Diego Fernández, “está al día con el pago del canon. Se le dificultaron hacer algunas obras, pero pudo realizar otras”. 



En tanto, sostuvo que la concesión “no corre peligro mientras se pueda seguir avanzando con el plan de obras analizado y pactado en su momento”. 

“Después hay un montón de cuestiones macro que son por fuera de lo pensado y que pueden dificultar darle continuidad a una licitación. Sin embargo, y en la medida que siga avanzando, como municipio analizamos las situaciones como un todo y ahí se da una mano”, aclaró. 

“Pero si desde el municipio vemos que el concesionario no avanza y que no tiene una actitud de cumplir con lo pautado, el contrato se da por terminado”, remarcó.