López traslada el balón. El juvenil se ha convertido en la “manija” del Escolar

Deportes

José López, figura indiscutida de Colegiales ante Unión

“No bajar los brazos nunca”

23|07|19 11:04 hs.

Colegiales es nuevamente líder en el fútbol tresarroyense. Luego que se le escapara el título en la final del Apertura ante Huracán el Escolar comenzó de gran forma el Clausura. Para estar en lo más alto el conjunto de Sergio Amestoy tuvo que pasar el domingo una dura prueba ante Unión, a quien venció, principalmente, gracias a la excelente tarea de José Manuel López. 


Con la “10” en la espalda y con la libertad de jugar libre en la zona de creación, el volante jugó e hizo jugar al equipo, se convirtió en una pesadilla para su rival y convirtió tres de los cuatro goles de Colegiales.

"La verdad que lo más importante es que pudimos ganar y que el trabajo que hacemos se reflejó en el resultado”, contó al término del partido López. 

Tras la partida de David Boquín, la gestación de juego y el manejo de los tiempos del partido pasaron a ser responsabilidad del “10”, que tomó el compromiso y ya dio sus frutos. "Cambió un poco el esquema del equipo, la forma de jugar, y me favorece, llego bien al área por adentro y tengo más trato con la pelota. Igual la verdad que se siente mucho la ausencia de David que era un fenómeno", reconoció López que sobre su cambio de jugar de volante por izquierda a ser enganche agregó: "Las dos posiciones me gustan, la realidad que se refleja en los goles cuando juego por adentro, pero no me molesta jugar en ninguna de las dos posiciones". 

Uno de los jugadores que se lo vio más dolido tras perder la final ante Huracán fue al “10”. "Sí, la verdad que fue duro porque estuvimos ahí, cerquita. Pero la verdad que el equipo sigue peleando y no va a bajar los brazos nunca", reconoció. Mientras que ante la posibilidad de tener revancha en el Clausura, afirmó: “Se arrancó con otra mentalidad, los chicos que entraron lo hicieron muy bien, el equipo se va acomodando, tenemos muchos chicos con buen pie y eso se refleja en los toques que dábamos, en cómo jugamos".