Foto Quique Mendiberri

Policiales

Ex director de la Escuela Técnica

Robaron en la casa del profesor Lorenzo Albani

26|07|19 09:25 hs.

Sujetos desconocidos ingresaron en la casa del ex director de la Escuela Técnica, profesor Lorenzo Albani, en el barrio Escuela N°21, y se llevaron dos televisores y documentación de interés para la víctima. 


El hecho ocurrió en la tarde del pasado martes, mientras el damnificado se encontraba en los fondos de la propiedad y no llegó a escuchar cómo los delincuentes le rompían una ventana lateral de su entrada para autos. Una vez adentro del inmueble ubicado en la calle Matheu 1071, le llevaron dos televisores y documentación persona. 

“Yo creo que fue entre las 18.30 o 18.45, cuando estaba en la parte de atrás arreglando unas máquinas. La verdad es que no sentí ningún ruido raro, pero cuando llegó mi señora, encontró la ventana rota”, explicó Albani a LA VOZ DEL PUEBLO, quien desde enero se encuentra jubilado y suele pasar gran parte del tiempo en su casa, acompañado de su esposa Nélida. 

“Se llevaron dos televisores y un portadocumentos con mi cédula y el carnet de conducir”, recordó acerca de los faltantes. Precisamente, sobre los últimos anheló que los delincuentes los descarten y algún vecino se los acerque a la vivienda ubicada en la calle Matheu 1071, si es que los encuentra en la vía pública.

A pesar de la triste situación vivida, Albani recuerda que ya había sufrido robos con anterioridad, pero nunca con tanto atrevimiento por parte de los delincuentes, una circunstancia que, tal como informó, tiene antecedentes recientes en el barrio, “ya me habían robado pero hace mucho, pero cuando estábamos en Claromeco y la casa estaba sola. Cosas como estas ya le pasaron a otros vecinos”. 

Luego de constatar que él mismo se hallaba dentro de la propiedad cuando estaban robando, compartió su alivio de no haberse encontrado a los ladrones en la casa, “la verdad es que uno no sabe qué pensar. Porque por ahí, los sentís (a los ladrones), venís, y te encontrás con que los tipos tienen alguna cosa (armas). Uno no sabe lo que puede pasar”, explicó. 

Después de haber sufrido un episodio de inseguridad, paradójicamente, Lorenzo Albani sigue con las puertas abiertas en el frente de su casa, “nunca viví totalmente encerrado. Yo nací a dos cuadras de acá. Me crié en el barrio, que es tranquilo. (El día del robo) Justo se dio la casualidad que no había nadie en la calle, donde siempre suele haber otros vecinos”, comentó antes de referirse a lo que más le preocupa de lo perdido: sus documentos y el carnet de conducir, “es algo que no le sirve a nadie. Tal vez me lo devuelvan”.