Sociales

Participará en la final de los Juegos Bonaerenses

Guillermina Arrupe tiene un “pájaro en el alma”

28|07|19 10:00 hs.

Por Horacio Arbasetti

“El pájaro del alma” será el cuento que teatralizará Guillermina Arrupe en Mar del Plata en su participación en la final de los Juegos Bonaerenses. Junto con su profesora de teatro, Evelina Soulé, y su madre Norma, estuvieron contando cómo fue esto de su participación, el camino ya recorrido y lo que viene en setiembre. 

Narrativa Oral Escénica es la disciplina en la que participa Guillermina y es individual. “Ella tiene que narrar un cuento, en este caso ‘El pájaro del alma’ de Mijal Snunit. Es una adaptación de éste y tiene que narrarlo a viva voz pero en todo momento está sola en el escenario. Eso sí con técnicas escénicas, manejo de escenario, proyección de voz”, dice Evelina. 

“Esta disciplina en los Juegos Bonaerenses se dá únicamente para PCD (personas con discapacidad)” cuenta Evelina. “Es la categoría de ella y está a partir de 2017, una disciplina muy nuevita y Tres Arroyos es la primera vez que se presenta. Guille es alumna mía desde hace tres años y yo me planteé este nuevo desafío, le pusimos garra”. 



Guillermina hace muchos años que está haciendo teatro. De hecho cuentan junto con su mamá que participaron ya en varios Bonaerenses, “con Agustín Lara como profesor. Ganamos tres años seguidos medalla de oro cuando era teatro integrado”, agrega la actriz protagonista de esta historia. 

“Fue en 2003, 2004 y 2005, medalla de oro” dice la orgullosa madre, Norma. “Pero ya hace bastante que esa disciplina no existe más. Me parece que en 2005 fue la última vez”, agrega. 

En ese momento habían armado un grupo de teatro con todos chicos especiales.  

Perseverencia 
Evelina cuenta que “cuando ensayamos, Guille presta mucha atención. Es repetir una y otra vez, es muy detallista. Asimila todo lo que le vas diciendo, ella propone, en muchos casos, los cambios en el diálogo y esto ayuda un montón. Ella se lleva un cuaderno, transcribimos el cuento a imprenta mayúscula y ahí vamos viendo las dos y las cambiábamos. Primero íbamos aprendiendo, trabajando la fonética, la vocalización, el hablar despacio, el modular. Guille sabe bien leer y escribir y todo esto hace más fácil la tarea”. 

Además, “en casa ensaya cuando estamos juntos los tres, con mi marido como público. Es también una forma de estar refrescando lo que hace con Evelina en La Estación”, asegura Norma. 


Hay equipo: Evelina Soulé, Guillermina Arrupe y su mamá Norma –falta el cuarto integrante, papá Héctor Omar, chofer del staff teatral-


Guillermina y Evelina participaron en San Cayetano en la etapa Regional de los juegos. Allí lo hicieron junto a una joven de Benito Juárez, saliendo ganadora esta “actriz” tresarroyense y ahora la espera en septiembre Mar del Plata. Allí se va a llevar a cabo la instancia final, donde participará junto a otras cinco ganadoras, surgiendo de este sexteto la triunfadora. 

“Vamos a salir bien” dice Guillermina. “En San Cayetano, cuando me tocó subir al escenario, primero me relajé todo el cuerpo, respiro, sacar todo de adentro esto relaja mucho. Esto lo hago antes de subir”. 

Personificación 
En el cuento “El pájaro del alma” Guillermina relata que “las personas en el centro tenemos un pájaro y está lleno de muchos cajones. En cada cajón hay enojo, alegría, tristeza, esperanza y el amor. Cuando nosotros tenemos esas sensaciones abrimos los cajones, uno tras otro hasta el final. Cada una de estas las voy contando”. 

“Esas emociones las va contando, buscando las emociones de cada uno. Y ahí mostramos las que a Guillermina le gustan y las va desarrollando actoralmente”, agrega Evelina. 


en su presentación en la etapa Regional de San Cayetano donde clasificó para la final


Pero todo esto del actuar no termina acá, porque ninguno de sus compañeros de Coadis sabe que ella está participando en esto. El secreto lo tiene muy bien guardado “para que ninguno se ponga celoso”, cuenta Norma. Demostrando una vez más el sentimiento que rodea a esta actriz y la solidaridad para con sus compañeros de Coadis. 

Septiembre se acerca y ellas siguen ensayando porque en esta oportunidad no sólo van a participar seis actores, sino que además mucho va a ser el público y jurado presentes. 

“Nosotras practicamos mucho, cuenta Evelina, a veces nos metemos en otros lugares de La Estación y le proponemos a quien esté: ‘¿nos querés escuchar?’. A veces con María Melián o con su grupo o alguno que anda por ahí se lo proponemos. Cambiamos de público…”. 

Además y luego de consultarlo, le agregaron música, vestuario, parte de la escenografía que son los cajones que va abriendo durante el parlamento… “La tenemos reclara”, cuentan riéndose Evelina y Guille. 

El diario tuvo oportunidad de participar en un ensayo en vivo de Guillermina, y viéndola desarrollarse en el escenario, esta actriz mostró que nada la inhibe, ni siquiera la presencia de “extraños”, porque el escenario le va como anillo al dedo. 

Ahora queda el gran momento, en Mar del Plata, algo que a Guillermina y Evelina no las asusta, porque como ella dice “me va a ir bien”. Y eso es seguro porque decisión es lo que le sobra. 


           -------------------------------------------------------------------------

Un nuevo desafío para las dos

Para Evelina lo del teatro es su vocación pero “yo si bien ya hace dos años que vengo participando con el teatro de Adultos Mayores, este año decidí descansar. Esto me hizo pensar en el cambio, viendo las categorías que había busqué alguna en la que pudiese prepararlos. Cuando encontré Narrativa Oral Escénica quedé fascinada; hablé con la mamá de Guille para que le preguntara si quería participar, de qué se trataba, si se animaba y su respuesta fue…”. 

“Sí. Va a salir todo bien”, afirma Guillermina.

Y esto es un nuevo desafío para las dos o los cuatro, porque en esto su mamá Norma y el papá Héctor Omar forman parte del equipo. Guille, desde su sonrisa, cuenta que “me gusta hacer teatro, me hace feliz. Lo hago desde hace tiempo. Yo fui primero a la Escuela 502, después a la 501 hasta los dieciocho y ahora hace un tiempo que estoy en Coadis. Estoy en el Taller Protegido desde las 8 a las 16. Somos en total treinta y cuatro compañeros”. 


Evelina y Guille la tienen “re clara”


Pero además del teatro Guillermina cuenta que hace “folclore y danzaterapia. Todo esto en La Estación. Voy tres días por semana”. 

Cuando se refiere a su profesora la sonrisa se pinta en su cara porque “Eve es rebuena. Ella me ayuda, enfrentar a un jurado estando sola no me da miedo en el escenario”. 

El tiempo de preparación ha sido más que extenso ya que “le dedicamos una hora por día desde el mes de mayo”, cuenta Evelina. “Primero leímos el cuento, lo adaptamos, pero igualmente tenemos un reglamento que cumplir y es que tiene que durar entre 3 y 8 minutos… ni más ni menos. Arrancamos una vez por semana viendo que palabras son más expresivas y cuáles nos motivan más. El cambiar algunas palabras llevó no sólo a hacerlo más corto sino que además fuera más expresivo el relato”. En el final se muestran agradecidas por el apoyo brindado en este camino por la Dirección de Cultura de la Municipalidad de Tres Arroyos en la persona de Noemí Rivas.