Archivo

Policiales

Secuestro de droga más grande logrado en Tres Arroyos

Narcotráfico: prisión preventiva efectiva para uno de los detenidos en noviembre

28|07|19 09:55 hs.

La Justicia Federal de Necochea dispuso que uno de los detenidos tras el hallazgo de 68 kilos de droga en Tres Arroyos continúe preso con prisión preventiva hasta la realización del juicio oral, en tanto, la mujer que también fue arrestada en noviembre de 2018, sea procesada con arresto domiciliario. La medida recayó sobre Marcelo Staniscia, el principal imputado, y Brenda Macarena Pardiñas, la mujer que se hallaba con él en el inmueble donde se había dispuesto el allanamiento que terminó con el secuestro de los estupefacientes, en su mayoría marihuana. 


En ese sentido, una resolución de la Justicia Federal de Necochea conocida en las últimas horas por LA VOZ DEL PUEBLO, indica que Pardiñas, quien al momento del histórico allanamiento en el domicilio de Rodríguez Peña 935 cursaba un embarazado de siete meses y dio a luz con el proceso en marcha, fue procesada por “tenencia de estupefacientes con fines de comercialización (art. 5to. inc. c) de la ley 23737)”, aunque sin prisión preventiva, porque el magistrado interviniente entiende que “hasta el momento no se han registrado episodios y/o circunstancias que merezcan modificar dicho estado, es decir la ausencia de elementos objetivos que autoricen a presumir –fundadamente- que la imputada intentara eludir la acción de la justicia o entorpecer la investigación, que son las únicas finalidades que pueden justificar la prisión provisional”. En la actualidad, la imputada reside junto a sus dos hijos de 7 años y 5 meses de edad, respectivamente (el último fue el que estaba gestando al momento del procedimiento). 

Para ella, también dispuso como eventual responsabilidad civil, a fin de garantizar la pena pecuniaria, indemnización civil y costas que pudieren corresponder, un embargo de 100.000 pesos y una orden de inhibición y embargo en caso de incumplimiento. 

Por su parte, Marcelo Ramón Staniscia, quien al momento de su detención había salido del penal de Villa Floresta hacía poco más de dos meses, tras haber purgado una pena por “tenencia de estupefacientes con fines de comercialización”, fue trasladado a la cárcel de Ezeiza para continuar su procesamiento más reciente hasta la realización del juicio oral, cuya fecha todavía no está definida. 

Histórica carambola 
El procedimiento que culminó con la incautación de 66 kilos de marihuana, dos de cocaína, una importante cantidad de dinero (260.000 pesos y 1100 dólares) y la detención de Staniscia y Pardiñas, tuvo lugar en la noche del jueves 1 de noviembre. 

Esa era la fecha dispuesta por la Justicia de Garantías para autorizar un allanamiento requerido por el fiscal Carlos Lemble en el domicilio de Rodríguez Peña 935, en el marco de una investigación por un robo calificado en agosto de 2017. Al arribar la policía al lugar, donde había orden de buscar joyas pertenecientes a la víctima de un robo, se encontró con Pardiñas en el inmueble y Staniscia aparentemente queriendo descartar cocaína en el patio. Al ser requisado, además de la droga, se le halló escondida en su ropa interior la llave de un automóvil marca Ford Fiesta Kinetic que se hallaba estacionado en el exterior. 

Cómo la requisa del vehículo no formaba parte de las actuaciones solicitadas por Lemble, se dio intervención a la Fiscalía de turno, a cargo del doctor Gabriel Lopazzo, quien instruyó la requisa del vehículo y se encontró con el cargamento de drogas más grande que se haya secuestrado históricamente en Tres Arroyos. 

La magnitud del hallazgo, motivó la intervención de la Justicia Federal de Necochea, a cargo del doctor Bernardo Bibel, quien recibió las actuaciones realizadas inicialmente y se hizo cargo de la causa.