La Ciudad

El vicegobernador Daniel Salvador en LVP

“Comparto que se vota con el bolsillo, pero la gente también tiene cabeza y corazón”

30|07|19 09:38 hs.

Haciendo un fuerte hincapié en la idea de mostrar lo que el Gobierno materializó en materia de gestión desde 2015 y hasta la fecha en el territorio provincial y nacional, el vicegobernador Daniel Salvador protagonizó ayer una visita por Tres Arroyos, donde le brindó un fuerte respaldo al precandidato Gustavo Oosterbaan y a todo el equipo local de Juntos por el Cambio. 


En ese marco, y en la redacción de LA VOZ DEL PUEBLO, el referente radical pidió “no volver al pasado”, una idea que la contrastó con las iniciativas postergadas en su momento y que en este período fueron impulsadas por las administraciones que lideran Mauricio Macri y María Eugenia Vidal, quienes van por la reelección. 

A menos de dos semanas de las Primarias, Salvador arribó a Tres Arroyos pasadas las 17.30 procedente de Adolfo Gonzales Chaves en el marco de una recorrida que lleva adelante por toda la Sexta Sección Electoral. Llegó en compañía David Hirtz, actual intendente de Adolfo Alsina y precandidato a senador nacional, y de la diputada provincial Anahí Bilbao. Salvador mantuvo un contacto con los precandidatos locales, como así también con la legisladora provincial Laura Aprile y demás integrantes de Juntos por el Cambio. 

En su visita, el referente radical, acompañado por una nutrida comitiva, estuvo en el Museo de Bellas Artes de Tres Arroyos (Mubata), lugar en el dialogó con miembros de la entidad cultural. Antes de partir hacia Daireaux, el vicegobernador estuvo en la redacción de este diario, donde fue recibido por su directora, María Ramona Maciel.

Salvador estuvo de recorrida por la ciudad y finalizó con una entrevista en la redacción del diario (fotos Marianela Hut)


- ¿Con qué se ha encontrado en Tres Arroyos? ¿Qué análisis puede efectuar sobre la lista local?
- Juntos por el Cambio tiene un gran equipo en Tres Arroyos y se ha hecho un gran trabajo. Están todos muy motivados y entusiasmados. Es una lista muy participativa de parte de todos los sectores. Hay muy buenos candidatos a concejales, consejeros escolares y un excelente candidato a intendente. Esperamos que ese cambio que empezó en la Nación y en la Provincia también se manifieste en Tres Arroyos. Están dadas todas las condiciones para eso. Hay etapas que pasan. Es un buen momento para que este distrito trabaje en sintonía con el gobierno nacional y provincial. 

 - En Tres Arroyos, Cambiemos hizo una muy buena elección en 2017. ¿Qué perspectivas hay para este año? 
- Somos optimistas. Tenemos muchas expectativas para Tres Arroyos. Sabemos que quien decide es el vecino. Pero entendemos que se han hecho bien las cosas. Estamos confiados. La campaña de Cambiemos (Juntos por el Cambio) se basa en la gestión, en mostrar lo que ya hicimos. 

En algunos lugares de la provincia, eso se ve con hechos, especialmente a partir de la obra pública en escuelas y en rutas. Por ejemplo, se recuperaron 48 guardias de hospitales que estaban destruidas. Hoy están modernizadas y son de primer nivel. El SAME parecía un sueño imposible en la Provincia. Y hoy es una realidad que ya llegó a 180 municipios. Eso es tranquilidad para los vecinos. También está los de las Cuencas del río Salado, del Reconquista y del Areco. Eso también da tranquilidad. 

La cuestión es seguir en ese camino que se pudo iniciar con una gobernadora (María Eugenia Vidal) con un empuje gigante y que tiene un gran compromiso. Lo que dice, se hace. Nosotros cumplimos con los 135 municipios por igual, sin importar el color político que gobierne. 

- Hizo mención a los avances de la obra pública y a la idea de mostrar lo que se realizó desde 2015 y hasta la fecha. En paralelo a eso, hay una coyuntura económica compleja que afecta a varios sectores, ¿qué le puede decir a aquellos votantes que confiaron en Cambiemos y que hoy están desilusionados? 
- Es así. Para nosotros, el gran desafío es explicar lo que se hizo. Cuando asumimos, nos encontramos que el socio era Venezuela. Y fíjate cómo está Venezuela. Argentina era un país caracterizado por no cumplir. Había dilapidado nuestro patrimonio, tal como fue en el caso de la energía. Era un país que gastaba más de lo que ingresaba. Pasaban barbaridades y había una Justicia que miraba para otro lado. Hoy empezamos a revertir eso y somos un país distinto. Ya no hay impunidad. Tampoco tenemos que importar energía, sino que ya empezamos a exportarla. Los productores agropecuarios no están maniatados y pueden producir. Es un país en que ahora se invierte y eso genera trabajo, que es lo que hace falta. Todo eso que expliqué no se logra de un día para el otro, ni sancionando una ley. Se consigue recuperando confiabilidad. Todo eso va a llegarle al vecino. Y cuando llegue, será para quedarse. Comparto que se vota con el bolsillo, pero la gente también tiene cabeza y corazón. Ve que estamos haciendo las cosas bien. 

- ¿Qué clima de campaña observa? 
- En muchos, no veo una campaña en la que haya propuestas alternativas. Nosotros tenemos propuestas, muchas de las cuales las estamos llevando a la práctica. Escucho que se dice: “Es mentira que se hicieron obras”. Eso pierde todo tipo de credibilidad y certeza. Las propuestas que escuché de la oposición son dispares. Eso hay que marcarlo. 

- Como referente radical, ¿qué reacción tuvo cuando supo que Miguel Angel Pichetto iba a ser el compañero de fórmula de Mauricio Macri?
- Festejamos. Unos días antes, nos reunimos en una convención y nosotros dijimos que Cambiemos estaba consolidado, pero había que ampliar el espacio. Ampliarlo era mirar hacia afuera del marco de Cambiemos. Gerardo Morales, vicepresidente del partido, fue uno de los primeros que habló con Pichetto, que con una actitud fuertemente democrática aceptó la propuesta y le puso un componente muy importante a la lista para el presente y para el futuro. 

En Argentina, hay que seguir trabajando para encontrar la verdadera unidad nacional de los que quieren un país fuerte y próspero. Hoy, la alternativa que se ofrece es el pasado. Son los tres jefes de Gabinete que tuvieron los gobiernos kirchneristas y el candidato a gobernador de la provincia es exministro de Economía de Cristina. Eso no es agredir. O seguimos los que estamos gobernando ahora o vienen los de antes. En función de eso, y sumado a lo que la gente ve, en base a hechos y no sólo a palabras, creo que es una buena oportunidad para que este camino que tomamos se afiance. 

- A modo de mensaje final, ¿Qué le puede decir al ciudadano que el 11 de agosto se va a enfrentar a una urna?
- Que es un momento para pensar bien lo que se va a votar. Lo que se juega, es mucho. Hay que volver a depositar la confianza en este gobierno. Esta gestión lleva tres años y medio; y en ese tiempo tuvo que cambiar la cambiar la imagen y cuestiones de fondo que durante más de veinte años estuvo gobernado de una manera ajena a los verdaderos intereses de los ciudadanos. Este gobierno, en tres años y medio, mostró que es la contracara a lo que había. Por supuesto que falta tiempo para consolidar esto, que es a favor del país y de la provincia.