Deportes

Fútbol femenino en Tres Arroyos

Las chicas ganan su lugar

31|07|19 08:23 hs.

El fútbol ya no es solo cosa de hombres. Desde el Mundial que se celebró en Francia días atrás hasta las escuelitas que se comenzaron a formar en Tres Arroyos y la zona, las mujeres van consiguiendo su lugar en un ambiente que antes era solo reservado para los varones. 


En nuestra zona el fútbol femenino empezó a sonar con fuerza en el 2004, cuando se realizó la primera edición del torneo Playas de Claromecó que organizó la Dirección de Deportes municipal, el cual contó con seis equipos y quedó en poder del combinado de la Dirección de Deportes. Ese mismo año hubo una liga organizada por la Federación Sur con la presencia de dos equipos tresarroyenses. Al año siguiente las chicas lograron ingresar a la actividad oficial, con un torneo fiscalizado por la Liga Regional Tresarroyense de Fútbol. Esto no se extendió en el tiempo, y aunque la práctica continuó, poco a poco perdió su lugar. 

Luego de un largo periodo con actividad aislada, parece que el 2019 es el año en el que brotará la semilla del fútbol femenino para instalarse definitivamente. 

Actualmente en Tres Arroyos ya hay clubes que han destinado un espacio y tiempo para que las chicas entrenen y jueguen. Entre ellos se encuentra Villa del Parque, Central, El Nacional, Colegiales y Unión, algo que se replica en la zona con actividad en Chaves, De la Garma, Orense y Cascallares, entre otros. Fuera de una institución, pero con mucha actividad, el Complejo de Veteranos también cuenta con un importante movimiento y es el lugar con más años continuados de fútbol femenino. 


Varios clubes incorporaron el fútbol femenino. Además un lugar de referencia es el Complejo de Veteranos, donde la práctica logró continuidad


Las inferiores, clave para que la base de jugadoras crezca y también mejore el nivel, están empezando, mientras que los partidos de mayores es lo que más tiempo lleva, aunque buscando acción con torneos nocturnos, amistosos o visitas a equipos de localidades vecinas. 

Testimonios 
Esta realidad de contar con pocos partidos y la dificultad de tener que viajar para competir es una complicación. "Sí, eso es difícil. Tenemos que sí o sí movernos en la zona por lo menos una vez al mes, ahora es más fácil porque en Tres Arroyos hay otros equipos. Algunas de las nenas juegan con las grandes para moverse y aprender a jugar, en su momento era la única alternativa que tenían, ahora es un poco más fácil", graficó Analía Carrizo, una de las referentes. 

Quien también le dedica mucho tiempo al fútbol de mujeres es Juan Marchetti, profe de los equipos femeninos de Villa del Parque. “El objetivo es que tengan una formación igual que la que tienen los chicos, obviamente que tenemos chicas más grandes que por ahí nunca han tenido la posibilidad de jugar antes, entonces lo que queremos es brindarle el espacio, que tengan mucha experiencia con la pelota, trabajar la técnica y la coordinación que se nota un déficit”, contó en declaraciones radiales. 


Analía Carrizo


Sobre volver a oficializar la competencia, Carrizo advirtió: "Para mí serviría pero el problema sería la forma que se implemente. Estaría bueno, por el hecho de estar en la Liga hay torneos de la AFA y pruebas de jugadoras que sería más fácil acceder. Estando por afuera es más difícil llegar a ciertos torneos, cierta gente del fútbol profesional". 

Mientras que sobre eso Agustina Müller, jugadora de Villa, deseó: "Estaría bueno tener una Liga. Estamos jugando en el Complejo de Veteranos, pero no hay muchos equipos, el año pasado había bastantes pero este año bajó". 

Liga Regional 
En el 2016 en el Complejo de Veteranos comenzó a funcionar la Liga Regional de Fútbol Femenina, competencia que inició Analía Carrizo y aún se mantiene con actividad los domingos por la mañana. 

"Cuando arranqué con la Liga me ayudó un año y pico la Dirección de Deportes, para arrancar, daba clases de fútbol y coordinaba la Liga. Después yo seguí, pero al principio ayudaron con las asistencias técnicas", aseguró la coordinadora que también es la entrenadora de las divisiones formativas de El Complejo. 

Para seguir creciendo 
Al pedirle a Carrizo una reflexión de qué hacer para seguir avanzando, indicó: "Lo principal para mí sería que los clubes le den el espacio para poder entrenar, que le den el material, le pongan el profe y que se muevan porque podés tener fútbol femenino y no ir a ningún torneo. No competís y las chicas se te van, o si hay algún torneo de la Liga o lo que sea eso ya cambiaría. Jugar los sábados, cada 15 días o en encuentros". 

Mientras que sobre la posibilidad de tener categorías mixtas, agregó finalmente: "Hasta las categorías Sub-15 se arman de esa manera. En Necochea por ejemplo hay chicas que están jugando con los varones y no hay problema y está avalado por el Consejo Federal, que es lo que nos rige a nosotros. Es una cuestión que los clubes abran mixto desde las formativas, porque no sirve que los separen de entrada. En muchos lugares hay chicas jugando con varones. Ayudaría mucho en la formación". 


           ------------------------------------------------------------------

La cita, en Claromecó 

El Torneo Playas de Claromecó es la competencia en la zona con mayor antigüedad, y aunque tuvo una discontinuidad mantiene su prestigio a nivel zonal.

En 2004 se jugó la primera edición con seis equipos en el Camping Luz y Fuerza bajo la organización del director de Deportes que en ese momento era el profesor Luis Serra. En el 2005 se repitió en el mismo lugar con siete representantes, y la cita no se interrumpió hasta el 2014. En 2015 y 2016 se discontinuó, mientras que se retomó en el 2017 para que vuelva a tomar fuerza y continúe siendo un torneo en la agenda del fútbol femenino de la región. 

“Ese torneo lo esperaban todas las chicas de la zona e inclusive de otras provincias, es uno de los más importantes de la zona. El Torneo de Claromecó tiene hasta página, este verano participamos nosotros y yo lo ayudé a Guille (Orsili), conseguí los equipos y después se encargaron ellos (Dirección de Deportes)", contó Analía Carrizo.