Lorena Alvarez y Ximena León

La Ciudad

Hoy a las 17 se llevará a cabo el acto de inauguración

Biblioteca Meister: hacia la sede propia

02|08|19 08:24 hs.

Esta tarde, la Biblioteca Luis Meister vivirá un acontecimiento muy importante, que a su vez implicará un gran desafío. A las 17, en el predio ubicado en Roca 1250, se llevará a cabo el acto de inauguración de inicio de obra. Será el lugar donde se construirán la sede de la Biblioteca y del Centro Cultural Néstor Villafañe. 


En el encuentro se contará con la presencia de autoridades y se compartirá un chocolate caliente. 

Lorena Alvarez y Ximena León, integrantes de la nueva comisión de la entidad, hicieron referencia en nuestra redacción al acto y también describieron las propuestas que se desarrollan con las familias y especialmente con los chicos. 

Mientras que Lorena Alvarez se desempeña de lunes a viernes en el merendero que funciona en la biblioteca, Ximena León brinda apoyo escolar tres veces por semana. 


Desde el 28 de octubre de 2014, la institución barrial funciona en dependencias del Club Villa del Parque. “Necesitan el lugar que nos cedieron durante más de cuatro años de manera urgente, nos vamos a mudar a otro lugar hasta tanto se finalice la obra. Estamos buscando para después de las vacaciones de invierno”, explicó Ximena León. 

En este sentido, Lorena Alvarez puntualizó que “hemos visto algunos lugares. Deben estar ubicados en la zona comprendida desde Sebastián Costa hasta avenida Belgrano y desde Alvear hacia la zona de Villa del Parque. Se tendrá que cubrir el costo de un alquiler”. 

El terreno de Roca 1250 fue cedido por el municipio, con el aval del Concejo Deliberante. “Hubo apoyo unánime de todos los bloques”, recordaron. Al respecto, valoraron que “se vio la necesidad de la biblioteca de tener su sede”. 

Las primeras tareas consistirán en nivelar el terreno y hacer la base, para lo cual “la Municipalidad va a enviar camiones con tierra”. 

En la elaboración del proyecto y coordinación de la obra, cuentan con la colaboración de la arquitecta Josefina Menna. 

Al ser consultadas por los plazos previstos para los trabajos, puntualizaron que “la donación del terreno fue hace más de un año y se otorgaron dos años para empezar a edificar. Ahora es a pulmón, vamos a hacer bonos contribución para comprar el cemento, nos van a donar una parte de los ladrillos. Tenemos previsto realizar ventas de sorrentinos, hace poco hicimos la tallarinada. En distintos eventos buscaremos recaudar fondos”. 

La prioridad es “hacer el espacio para que los chicos puedan merendar. Una sala, un baño y la cocina. Luego vendrá el resto. El Centro Cultural se irá haciendo de poco”. 

La bibliotecaria es Valeria Perotti. Preside la comisión Ana Lía Beitía, en tanto que José Luis Martiquet es el tesorero, entre otros integrantes. 

Un rol social 
Al describir las actividades y servicios de la biblioteca, Lorena Alvarez señaló que “se lograron cambiar los equipos de computación, después de La Chocleada del año pasado se compraron todas las netbooks”. 

De lunes a viernes, por la mañana y en la tarde, se realizan talleres, hay apoyo escolar y se dictan las clases del Plan Fines. Además tienen lugar asistencias técnicas gratuitas de Cultura y se cuenta con otros cursos dictados en forma particular, que son aranceladas. 

“El merendero funciona todos los días. La mayoría de los niños van a escuelas donde almuerzan como la 48, la 1 y la 7”, indicó. Ximena León, por su parte, subrayó que “es algo primordial, más en este invierno frío”. 

En la medida de las posibilidades, a comienzo de año se dio ayuda a las familias con útiles escolares y guardapolvos. 

Uno de los aspectos que marcaron es que “llegan desde diversos lugares de Tres Arroyos. Es una particularidad de la biblioteca, se ha hecho muy popular”. 



Asimismo, le otorgaron relevancia a que “contamos con asistencia psicológica y entre los profesionales, hay también una psicopedagoga”. 

Lorena Alvarez admitió que “a veces estamos al límite, no tenemos para darles leche o galletitas, pero siempre viene alguien. Ahora nos está donando pan Mio Figlio, todos los lunes. Gracias a Dios la gente y las empresas nos ayudan”. 

Es un ámbito donde se genera “una relación constante con los chicos” y se toma contacto son sus realidades. Cuando el viernes quedan alimentos o se concreta un festival en el que no se consume todo, se entrega una bolsa para cada familia.  

Todo es bienvenido 
En el cierre de la entrevista, reiteraron que “queremos agradecer al municipio que nos ha ayudado mucho” y del mismo modo, expresaron satisfacción por el acompañamiento de “toda la gente que colabora”. A modo de ejemplo, manifestaron que “en la tallarinada, muchos vecinos dieron su respaldo”.

Finalmente, dijeron que “todo es bienvenido, cada ayuda y gesto. Es una obra para la comunidad y los chicos”.