La Ciudad

Alberto Ismael (Lista 2 Frente de Todos)

“Voy a crear la Secretaría de Discapacidad”

04|08|19 12:19 hs.



- ¿Qué mejoraría en el sistema de salud de Tres Arroyos? 
- Creo que uno de los puntos que se debe atacar en primera medida es la atención de la salud en los barrios de la ciudad. Resulta fundamental estar cerca del vecino en este tema. Con respecto al Hospital, se han notado en los últimos tiempos muchas falencias, como por ejemplo la larga espera en las guardias. Me comentaban que hoy en día están haciendo uso hasta de las camillas para resolver internaciones, y eso habla de un centro de salud colapsado. En caso de que se suscitara algún tipo de problema extra en determinado momento, estaríamos ante una situación grave. Para solucionarlo, en principio habría que encarar un plan de ampliación del Hospital. Y pienso que, paralelamente, se debería sumar una mayor cantidad de médicos especialistas. 

- ¿Cómo encararía la solución al problema del tránsito en la ciudad cabecera? 
- Habría que pedir en primera medida el mapa de siniestros viales, y de ahí en más empezar a trabajar en los lugares más conflictivos para poder mejorar la situación. Hoy se advierte que el tránsito de Tres Arroyos está muy desordenado, y es común que una misma vivienda haya más de un vehículo. 

También me preocupa la entrada y salida de los colegios, creo que se debe prestar más atención a esos horarios para el cuidado de nuestros chicos. 

Otro de los aspectos a solucionar es el de los cruces de Ruta 3 y Avenida San Martín, o el del acceso mismo al Parque Industrial, en donde habitualmente ocurren accidentes. Sabemos que no se trata de un tema estrictamente municipal, pero habría que gestionar para lograr mejoras y no lamentar más víctimas.  

- ¿Nota disparidad entre los servicios públicos que se ofrecen a los contribuyentes de los barrios periféricos en relación a la zona ubicada dentro de las cuatro avenidas? ¿Cómo lo equilibraría? 
- Creo que al vecino le gusta pagar por lo que ve, lo que se hace. Por eso pienso que mucha gente no abona las tasas municipales, en disconformidad con la falta de servicios. 

Yo planteo que debe existir una igualdad de condiciones entre aquellos que habitan en los sectores cercanos al centro de la ciudad y los barrios de la periferia, algo que actualmente no sucede. 

Tres Arroyos no es solo la zona céntrica, y si frecuentemente vemos que, por ejemplo, los móviles de la Patrulla Ciudadana circulan dentro de las cuatro avenidas, sería bueno que ocurra lo mismo en las partes más alejadas.  



- ¿Cómo sería la estructura del Ejecutivo Municipal en caso de ganar las elecciones? ¿Fusionaría, eliminaría o agregaría reparticiones? 
- Dentro de todo, creo que el municipio está bien armado con el actual organigrama de reparticiones públicas. No creo que haya mucho que modificar en ese aspecto Por otra parte, me interesaría agregar la Secretaría de Género, la Secretaría de Educación y fundamentalmente la Secretaría de Discapacidad.  

- ¿Cuáles serían sus medidas de gobierno prioritarias para las localidades? 
- En las localidades se advierten diferentes falencias o necesidades, dependiendo de cada caso. En Reta hay que solucionar un tema muy importante, tal es la provisión de agua potable. Allí existen canillas comunitarias, un término que debería estar asociado a otras épocas, no con la actualidad.

En Claromecó, cada vez que llueve copiosamente suceden situaciones difíciles, con el anegamiento de las calles, y creo que ese aspecto se debe corregir. 

En materia de gas, hasta que estuvo en el gobierno nacional y provincial el kirchnerismo se mejoró la provisión a través de BAGSA en varias de las localidades (Copetonas, San Francisco, Claromecó, Orense, Cascallares), y dentro de las posibilidades habría que apuntar a completar el servicio para el resto de los vecinos que no lo poseen. 

Otras dos problemáticas prioritarias de las localidades se relacionan con la vivienda y el trabajo. En este último punto, sabemos que hay dos meses de actividad plena por diez de parate.

A través de la obra pública y otras herramientas, debemos apuntar a que se reduzca esta disparidad. El problema de la falta de trabajo asoma como grave en todos lados (también en la ciudad cabecera), y repercute especialmente en la juventud tresarroyense. 

- ¿Qué importancia tendría en la agenda de su gestión la discapacidad y la inclusión? ¿Hay que otorgar más recursos para trabajar en el tema? 
- Voy a poner el ejemplo de una institución de Benito Juárez, en donde se da la oportunidad a gente con discapacidad media y extrema de disfrutar de recreación y cuidados, con un plantel médico que trabaja y da lo mejor en materia de atención. 

Es notable que en un distrito más pequeño que Tres Arroyos existan este tipo de alternativas y que no las tengamos aquí, sobre todo conociendo una estadística que refleja la existencia de un 10 por ciento de la población local con discapacidades. 

Me toca en carne propia; tengo un hermano en esa situación y no encuentra lugar a dónde acudir. Lo que hay, bienvenido sea, pero no alcanza. 

- ¿Por qué piensa que los tresarroyenses deberían votarlo? 
- Yo no provengo de la política, no estoy contaminado con algunos de sus vicios. Quizás me falte experiencia en ese ámbito, pero la poseo en el plano laboral. 

Tuve la oportunidad de estar al frente de tres supermercados y contar con un grupo grande de compañeros a cargo. No me genera miedo la responsabilidad de administrar; y le quiero demostrar al vecino que con trabajo se pueden lograr cosas importantes, de la misma manera que lo hice en mi actividad privada durante tanto tiempo. 

He tomado este desafío con seriedad y responsabilidad. Creo que cuento con el acompañamiento y apoyo de un grupo grande de militantes que van a estar allí para que las cosas salgan de la mejor manera. En definitiva, el votante es el que manda; espero que me den la chance de transformar a Tres Arroyos, darle lo que realmente merece y necesita. 

El vecinalismo ha hecho mucho, no lo niego, pero creo que es el momento de un cambio, luego de 24 años de gestión. Esto convencido de que lo vamos a lograr.