En La Voz del Pueblo, Christian Lagrecca y Matías Martínez

Sociales

A parir de mañana, en Estrada 666

La nueva sede de Desafíos

04|08|19 14:43 hs.

Mañana se abrirá otra etapa para el grupo artístico Desafíos, porque sus actividades comenzarán a desarrollarse en Estrada 666. “Donde era Centauro amoblamientos”, puntualizó Christian Lagrecca. A su lado, Matías Martínez afirmó que “sentimos una alegría y felicidad absoluta, surgió de una forma muy interesante”. 


En los últimos cinco años, estuvieron junto a La Pirámide y en este sentido, contó que “Eduardo y Majo (por Eduardo Forte y su señora María José Di Marco) sabían que estábamos con la intención de abrir nuestro espacio. Ellos conocen a Lucio Giuliani, quien fue uno de los propietarios de Centauro, y a sus familiares. Es un sueño estar en ese lugar”. 

Por su parte, Cristian Lagrecca recordó que “hace diez años que estamos en la ciudad de Tres Arroyos, desde que llegamos de capital cada uno en sus diferentes actividades y áreas. Hemos pasado en esta década por distintos lugares”. 

Los inicios tuvieron lugar en instalaciones del Sindicato de Trabajadores Municipales, durante aproximadamente tres años; luego en el Centro Cultural Tres Arroyos un año; y posteriormente en un amplio salón de la vivienda donde residen, también alrededor de un año. 

El período siguiente fue la unificación con La Pirámide, que se extendió hasta estos días. Indicó que buscan favorecer el acceso al arte y la cultura de la mayor cantidad de interesados posibles. “Matías tiene cerca del 20 por ciento de los alumnos becados y en mi caso otro tanto”, sostuvo. 

Ambos coincidieron en subrayar que “el arte es una profesión, aunque muchos piensan que no”. Al respecto, Matías Martínez comentó que “estuve siete años estudiando y él lo mismo, está terminando una licenciatura”. 

En Desafíos, ofrecen “una formación de lo que tienen que hacer quienes aspiran a vivir de esta actividad”. Por ejemplo, la nivelación de canto requiere de una preparación durante seis años. 

Explicaron también que “tenemos varios tipos de talleres para aquel que lo hace como hobby o en forma amateur, pero siempre nos orientamos a lo profesional, más en formato de escuela, que tenga una continuidad”. Del mismo modo, contaron que profesionales les envían vecinos de distintas edades para que realicen una práctica artística en forma terapéutica. 

Definieron al teatro como “la experimentación pura de emociones” y Christian Lagrecca agregó que “cuando comenzamos cada año tenemos armado todo lo que vamos a dar, desde marzo a diciembre, para que el alumno cuente con esa guía”. Un aspecto valioso es que escribe y dirige cada producción teatral. 

Las obras abarcaron distintos temas, incluidas problemáticas sociales. “Hice trabajos de investigación para poder abordar estas situaciones y escribir –puntualizó-. No soy dramaturgo, lo hago desde el lugar de actor y director”. 

Entre las más recientes se encuentra “La locura”, que fue presentada este año con muy buena respuesta del público. Las investigaciones que ambos suman en su formación se vuelcan luego a las clases, que se inician a las 9 de la mañana y se extienden hasta las 22.30, porque la grilla de actividades es muy amplia y se organiza en distintos turnos. 

Para agendar
El domingo 25, presentarán en dos funciones la obra de teatro infantil “Barbarita y Joshué”, en la sala del Centro Cultural La Estación, avenida Ituzaingó 320. La propuesta, que ha sido declarada de interés municipal, se podrá apreciar a las 17 y a las 19 horas. Integrantes del grupo de teatro forman parte del elenco y la obra está basada en un hecho real. 

Christian Lagrecca anticipó que “es una historia relacionada con un hogar de tránsito de niños, con dos hermanas religiosas que tienen un pensamiento bastante abstracto sobre el tipo de familias, monoparental, tradicional y todo lo demás. Desde ahí se despliega el argumento a través de juegos, canciones. Los infantiles que hacemos nosotros son para toda la familia y siempre tiene su mensaje”.