Policiales

“hubo un trabajo de inteligencia previo”

Uzcudún: “Entraron como clientes”

06|08|19 09:15 hs.

Después que en la madrugada del sábado la concesionaria Uzcudún, de la multinacional Toyota, fuese víctima del increíble robo de dos camionetas 0km que se encontraban en exposición; desde la misma firma plantearon como hipótesis que “hubo un trabajo de inteligencia previo”. 


La gerente de la firma, Julieta Uzcudún, contó que mientras la policía lleva adelante su investigación la empresa hace lo propio observando –por las cámaras- los movimientos generados en el salón de ventas. 

“Estamos en eso ahora analizando la información previa. Esas camionetas arrancan rápido, con botón, ni siquiera teniendo que insertarle la llave”, explicó. Y agregó: “de todos los vehículos que había al frente del concesionario eligen ésos por esa razón”. 



En esa misma línea -afirma- la gerente de la concesionaria que “suponemos que entraron como clientes por esas unidades para hacer un examen de cómo era el funcionamiento, y para ver cómo estaba dispuesta la concesionaria”. 

El hecho 
Recordamos que el hecho ocurrió en la madrugada del sábado, y que el hecho quedó registrado por las cámaras de seguridad de la empresa. 



Una vez forzada, con una barreta, la puerta de vidrio del local ubicado sobre avenida Moreno Nº 851 estalló y permitió el ingreso de dos malvivientes que segundos después lograron retirarse conduciendo una camioneta cada uno. “Luego a través de las cámaras del municipio la policía puede ver a qué lugar de la zona estaban escapando y ahí los interceptan”, contó.  

Chapa de Brasil 
Aseguró desconocer qué destino tendrían, pero afirmó que eran dos unidades que no estaban vendidas, sino en exposición. “A una de las camionetas le pusieron chapa de Brasil, eso nos llamó la atención. Que en la parte trasera donde se identifica al concesionario, le pusieron una chapa de Brasil, pero no sé si el destino era sacarlas del país, o no, o desguazarlas”, explicó para luego destacar que se trata del primer robo que la firma sufre. 

Además de remarcar que para la empresa “impactó cómo” se produjo el hecho, indicó que las dos camionetas robadas contaban únicamente con el combustible que traen de fábrica, aspecto que terminó por jugarles “en contra” a los dos delincuentes que finalmente no pudieron concluir con el hecho, después que debieran dejarlas abandonadas. 

En la parte trasera donde se identifica al concesionario, le pusieron una chapa de Brasil, pero no sé si el destino era sacarlas del país, o no, o desguazarlas”, explicó Uzcudún


“La que se quedó sin combustible sólo sufrió rayones de los vidrios rotos sobre la salida de la concesionaria, y la otra no tuvo daños estructurales sino en ópticas y paragolpes, porque atravesó alambrados y campo”. 

Mientras las fuerzas de seguridad continúan con la investigación, Julieta Uzcudún ayer cumplía con las diligencias de rigor vinculadas al seguro que Toyota tiene sobre las unidades 0km, y también por el seguro del edificio afectado por la violenta maniobra durante la sustracción. 

Inmediato aviso 
Sobre el cierre destacó que el inmediato aviso del monitoreo del servicio de alarma, a las autoridades de la empresa, también permitió efectuar un rápido aviso a la policía que inició un operativo interactuando con las cámaras de seguridad. “Por eso encuentran a la camioneta porque se tuvieron que desviar de su recorrido, iban con destino a la ruta 85 desde donde venía un móvil policial que le impidió irse. Entonces se meten por Esteban Echeverría y terminaron en un campo”, dijo.