Ricardo Balbín dando un discurso en la ciudad de La Plata

Carta de Lectores

Escribe Leonardo Hugo Aizpurúa

Los discursos políticos

08|08|19 20:19 hs.

Señora directora: 


Mis padres estaban en el campo, eran agricultores y yo vivía en el pueblo en la casa de mi abuela materna, doña Dolores Beldarrain viuda de Kuhn, en Alvarado 370 a una cuadra de la plaza Italia. Estaba empezando el secundario en el Colegio Industrial. 

El partido político de la Unión Cívica Radical había anunciado por este diario que habría un acto partidario en la plaza Italia ya terminando la tarde y empezando a anochecer fuimos a escuchar como ciudadanos comunes. Los políticos de aquel entonces les gustaba demostrar que eran hombres cultos que habían leído, entonces a veces le daban un giro poético al discurso. Primero hablaban los políticos locales y después alguien de la Provincia o a nivel Nacional. 

Comenzó a hablar el médico local el doctor Santandreu, que era un hombre muy simpático y empezó así: “Cuando veníamos de Copetonas se veían sobre el horizonte negros nubarrones que anticipaban la tormenta política y económica que se va a desatar”. La gente lo aplaudió animadamente. 

En qué año estábamos ¿1951 ó 1952? Después habló el doctor Rudi que era un hombre muy serio, hizo un discurso corto y preciso y para terminar la noche habló el doctor don Ricardo Balbín que era de la ciudad de La Plata ¿cómo eran sus discursos? Parecidos a la política de hoy de Elisa Carrió. Hablaba de defender la república, las instituciones, la independencia del sistema judicial y la defensa de la propiedad privada. 

Terminado el acto, la gente se fue retirando despacio, sin ningún incidente de violencia. Mi familia y yo volvimos a la casa de mi abuela materna que nos estaba esperando con la mesa tendida y con la cena caliente en el horno de la cocina a leña. 

Leonardo Hugo Aizpurúa