La Ciudad

Patricio Eleisegui, hoy a las 17 en el Mulazzi

Agrotóxicos y su impacto en la matriz sanitaria

10|08|19 08:42 hs.

Varias ciudades del país que fueron investigadas por el Conicet y universidades públicas, han demostrado que la presencia de agrotóxicos, generó cambios en la matriz sanitaria de cada una de ellas, según afirmó el escritor y periodista Patricio Eleisegui. 


Nacido en Trenque Lauquen, ciudad que fue relevada por la presencia en herbicidas en el ámbito céntrico, publicó “Envenenados” que fue el producto de una investigación periodística sobre los efectos nocivos de los agroquímicos que se usan en Argentina. 



En la jornada de hoy -e invitado por la agrupación Encuentro Indígena y por el Grupo Ambientalista del Partido de Tres Arroyos (GAPTA)- desarrollará una charla abierta sobre su nuevo libro “Agro Tóxicos”, bajo el lema “Argentina como laboratorio para el control de la alimentación mundial”. 

La misma se concretará entre las 17 y las 19 en el museo municipal José Mulazzi. 

Agrotóxicos 
A partir de su publicación, Eleisegui fue contactado por las dos entidades para referirse en Tres Arroyos a la segunda parte de “Envenenados”. “Es una invitación que me hicieron desde hace un tiempo a partir de la investigación volcada en este nuevo libro ‘Agro Toxicos’, que es la profundización de un trabajo previo sobre las consecuencias sanitarias de las fumigaciones en Argentina”, contó el investigador. 

Dijo en este sentido que de todas maneras “en este caso se evalúa hacia dónde se está dirigiendo el modelo agroindustrial argentino, a partir de la expansión de la siembra de transgénicos”. Y añadió que también la nueva publicación aborda “el uso a mansalva de agrotóxicos que conlleva la siembra de este tipo de productos y de cómo hay una interrelación entre el sector privado, las compañías, el Estado mismo, y las universidades, para orientar la producción a ese tipo de tecnologías excluyendo otras que son de menor impacto ambiental y sin las consecuencias que conlleva el uso de agrotóxicos”. 

Evidencias 
Contó Eleisegui que en la Argentina “tenemos la evidencia que ha recabado el Conicet, y universidades públicas a través de campamentos sanitarios y de mediciones en lugares específicos”. 

Afirmó que “en todos los lugares donde se ha volcado algún tipo de experiencia siempre se ha encontrado presencia de agro tóxicos y se ha detectado un cambio en la matriz sanitaria de esos lugares”. 

Como ejemplo de esto último contó el caso de la provincia de Entre Ríos, donde en la ciudad de San Salvador, conocida como la Capital Nacional del Arroz, dos universidades públicas hicieron mediciones hace unos años. Fueron las universidades Nacional de La Plata y Nacional de Rosario, a través de la Facultad de Medicina. 

“No sólo ubicaron presencia de glifosato y herbicidas en el agua, en el suelo y en el aire sino que pudieron vincular cómo la presencia de estos tóxicos generan que el 40% de las muertes, en esa ciudad, se estén dando por cáncer”, remarcó Eleisegui.


“No sólo ubicaron presencia de glifosato y herbicidas en el agua, en el suelo y en el aire sino que pudieron vincular cómo la presencia de estos tóxicos generan -hoy por hoy- que el 40 por ciento de las muertes, en esa ciudad, se estén dando por cáncer”, remarcó. 

Posteriormente dio otro ejemplo cuando sostuvo que “algo similar han detectado en Monte Maíz, en la provincia de Córdoba, donde uno de cada tres vecinos fallece por cáncer”. 

Otros ejemplos fueron registrados en diferentes sitios de la provincia de Santa Fe, según el escritor. Los registros efectuados dan cuenta que “los abortos espontáneos superan tres veces la media nacional, o las malformaciones”. 

“En Trenque Lauquen la misma Municipalidad, tuvo que pedir que la Universidad del Litoral hiciera una medición porque había reclamos de vecinos, y detectaron herbicida hasta en los árboles del centro de la ciudad”, explicó el escritor.


Pero también se han relevado casos en otras provincias como en Misiones y Buenos Aires, de donde Eleisegui extrajo el caso de su ciudad natal. “En Trenque Lauquen la misma Municipalidad, hace años, tuvo que pedir que la Universidad del Litoral hiciera una medición porque había reclamos de vecinos, y detectaron herbicida hasta en los árboles del centro de la ciudad”, explicó.