Interés General

Algunas enfermedades del oído son prevenibles

La contaminación acústica y el impacto en la salud

10|08|19 11:51 hs.

Actualmente hay más de 360 millones de personas en todo el mundo que sufren problemas que afectan a su audición. En Tres Arroyos, un 10% de las personas con discapacidad presentan carencia en la audición en ambos oídos. Algunas de las patologías son congénitas, pero muchas otras son evitables. El ruido ambiental o la contaminación acústica son algunos de los principales motivos por los que la audición comienza a perderse. 


“La exposición al ruido sostenido en los entornos laborales y los gritos son otros ejemplos de contaminación acústica que, en niveles elevados, propician la pérdida auditiva y otros problemas del oído”, remarca el especialista en otorrinolaringología, doctor Alexis Pogorzelski. 

Utilizar los protectores de seguridad que se indican para cada tarea específica en el trabajo, es la medida que debe tomarse para cuidar el oído. 

Explica que “en nuestra ciudad la mayor manifestación de contaminación acústica se da en las fiestas multitudinarias en espacios cerrados, Esta consulta ha sufrido un incremento en los últimos tiempos y se observa que los asistentes sufren traumas acústicos que pueden ocasionar pérdida parcial de la audición a corto o largo plazo”. 

Sin embargo, -puntualiza el doctor Pogorzelski- hay algunas acciones que se pueden realizar y que resultan importantes para cuidar los oídos: 

       1. Componentes ambientales Como se mencionó anteriormente, los ruidos ambientales son un componente muy importante a la hora de cuidar de nuestros oídos. Por lo tanto, evitar sonidos especialmente estridentes puede proteger la audición. 

       2. Precauciones al utilizar auriculares Cuando se hace uso de ellos generalmente se sube el volumen al máximo. Si además, los auriculares que se utilizan son pequeños, el impacto en el tímpano es mucho mayor que si fuesen auriculares grandes. De hecho para evitar pérdidas auditivas es más recomendable el uso de auriculares grandes. Aunque si se expone al oído a una intensidad y duración de ruido muy elevadas, el riesgo de daño seguirá siendo alto. 

      3. El volumen del televisor Aunque el altavoz no incida directamente en los oídos, como es el caso de los auriculares, el volumen del televisor si está excesivamente alto puede afectar nocivamente la audición. Los síntomas no son inmediatos, pero sí se notarán en un plazo de 15-20 años. Se incluyen también a aparatos como la radio o equipos de música. 

      4. No utilizar cotonetes Que mucha gente los use no es sinónimo de correcta higiene auditiva, indica el especialista. De hecho lo más probable es que origine tapones, al empujar la cera al final del conducto. De esta manera se pueden ocasionar importantes problemas auditivos. De hecho, el oído es un órgano que se limpia solo y el cerumen lo protege de infecciones. 

      5. Mantener los oídos secos Es muy importante secar bien los oídos al terminar de bañarse. Mantener el conducto auditivo bien seco, sin humedad, lo previene de posibles infecciones por hongos. A su vez, se debe tener especial cuidado si se desarrollan actividades en piletas. Usar tapones que se adapten correctamente al oído protegerá el conducto auditivo externo de la humedad. 

      6. Las infecciones Las infecciones en el oído causan pérdida de audición. Gripes, catarros o infecciones de otra índole puede ser muy perjudiciales para la correcta audición si no se le dan los cuidados aconsejados por el médico. 

      7. Consultas al médico Una consulta a tiempo puede evitar problemas más graves en el futuro. Siempre que su médico de cabecera lo considere necesario, debe concurrir al otorrinolaringólogo; En caso de tener dudas sobre su salud auditiva, el doctor Alexis Pogorzelski atiende los martes y jueves de 8.30 a 11 horas en el consultorio 13 del Centro de Salud, puede obtener el turno en el área de admisión o en www.centrodesalud.com.ar.