Gabriela Francone junto a una pintura de Alfredo Guttero

Sociales

Para la licenciada Gabriela Francone

“El arte está disponible para todos”

11|08|19 18:10 hs.

Días pasados el Museo de Bellas Artes recibió a la licenciada Gabriela Francone para dar una charla sobre el patrimonio de la institución y su vinculación con la historia del arte nacional. Francone que además de licenciada en Artes (UBA), es magister en Sociología de la cultura (Unsam) y profesora de Pintura (Escuela Nacional de Bellas Artes Prilidiano Pueyrredón) previo a sus charlas tuvo un momento para el diálogo con LA VOZ DEL PUEBLO. 


Sostuvo que “a partir de las obras que pude ver de la colección y del patrimonio antes de venir más algunas que estaban en el depósito intenté armar un recorrido por la historia del arte argentino con algunas obras de la colección. Como eran dos clases puntuales que iba a dar y no podía abarcar todos los temas lo que hice fue elegir algunas que pertenecen o están asociadas a capítulos muy significativos del arte argentino. Mi idea era presentarles esto poniendo en diálogo las obras de la colección”.

Sorprendida 
Su experiencia y el encontrar las obras del patrimonio del Mubata le sorprendió gratamente porque cuando fue convocada su intriga era justamente esto. Al haberle pasado la nómina de artistas y luego viendo el tipo de ellas “supe lo significativos que eran. A veces los artistas son conocidos pero esa obra no es la que mejor lo representa y en otras ocurre lo contrario. Esto fue muy estimulante para llevar adelante toda esta gestión”. 

Una de las cosas que más intriga es el objetivo de estas exposiciones ya que todo lo relacionado con el arte es bastante “exclusivo” y si su difusión permite un contacto con la gente común. Gabriela es muy sincera y comenta que su objetivo es este pues “yo trabajo desde hace muchos años en charlas de este tipo en el que se estimula la divulgación para un público amplio, más allá de que hago trabajos de investigación académica también. Me he dedicado a la divulgación y la preparé de este modo tratando de convocar a esto. A veces la gente tiene ciertos prejuicios sobre una clase de la historia del arte porque nunca estuvo en una. En ocasiones resulta así, yo puedo decirlo porque mi primera experiencia con la Historia del Arte con mi profesora de quinto año del secundario no fue muy estimulante pero por suerte después tuve otras que sí lo hicieron interesante”. 

Imagen 1

“Yo creo que el arte está disponible para todos en forma gratuita. Hay muchos museos que se pueden visitar on line sin abonar una entrada. Es algo que para la persona le pueden dar muchas satisfacciones, el aprender esto. En mi caso el vínculo con la historia yo lo valoro un montón más allá de que los cuadros me parezcan más o menos agradables. La relación con la historia es súper interesante y esto es lo que trato de transmitir” contó sobre su experiencia en el Mubata. 

Su visión de la obra del Mubata 
Una reseña del Arte Argentino del siglo XX, expuesta a través de algunas obras del patrimonio local del Museo de Bellas Artes de la ciudad, fue la temática elegida para la charla en las instalaciones del Mubata. Un diálogo que se desplegó a través de diferentes movimientos pictóricos con raíz europeizante, fueron las bases de nuestra pintura nacional. 

En este desarrollo de las artes como en todo proceso orgánico se descubren conexiones, dependencias y deudas con el pasado. Nada nace sin antecedentes y en una sinopsis de la historia de la pintura, no deja de aparecer un lazo conexo con la generación predecesora. 

Una charla que se enfoca en mostrar la pintura de los primeras décadas del siglo XX y su contexto histórico, sin dejar de lado el origen, y el camino que llevaron a cabo los precursores, dejando constancia de otros momentos de la pintura nacional. 

Dividida en dos partes disímiles, pintura figurativa y geométrica, se desarrolló el diálogo propuesto en la conferencia, mostrando la vinculación con el pasado y la complejidad y dificultades de las vanguardias de las distintas épocas, al presentar otras miradas y enfoques diferentes de los acostumbrados.

Se observó también un nexo contundente entre la plástica y la literatura, proveniente de los movimientos realista y naturalista europeos, que también influenciaron y dejaron una destacada impronta en la formación del arte argentino. 

Ya en las primeras décadas del siglo XX, artistas reconocidos como Lino Enea Spilimbergo, Antonio Berni, Raquel Forner, Fernando Fader, Alfredo Guttero, Emilio Pettoruti, Emilio Centurión, y otros más se revelan como maestros de generaciones posteriores, con sus rigurosas personalidades, e improntas, transformándose en íconos y referentes de la memoria artística del país. Xul Solar, otro artista que mereció una atención singular dentro del movimiento surrealista, y logró producir su mundo en colores y formas, sobresaliendo en el arte nacional. 

Roberto Aisemberg y Giorgio di Chirico fueron los representantes destacados de la pintura metafísica, relacionándolos permanentemente con las obras de la pinacoteca de la ciudad. Una charla que los que gustan del arte se debían y donde se corroboró una vez más la calidad y el valor de la pinacoteca del Mubata, un espacio más para visitar y deleitarse los allegados al arte.