La Ciudad

Con el asesoramiento del Ente Descentralizado

En Sauce Grande, replican enquinchados claromequenses

24|08|19 10:42 hs.

Vecinos del sector privado de la localidad de Sauce Grande y autoridades municipales del municipio de Monte Hermoso, recibieron este jueves al director del Ente Descentralizado Claromecó Servicios Turísticos, Carlos Avila, y a Néstor Zoquini de la oficina de Turismo de la localidad balnearia. 


El objetivo del encuentro fue acceder a un asesoramiento que en el destino turístico requieren para darle tratamiento al desplazamiento de arena que se genera en las playas de ese balneario bonaerense. 

Tanto Avila como Zoquini regresaron satisfechos luego de la experiencia y por el trato recibido de parte de propietarios de viviendas próximas a la playa como de funcionarios montehermoseños. “Fue una jornada súper positiva, les armamos el enquinchado y les contamos cómo estamos trabajando en la playa con la erosión costera, de lo cual se interesaron mucho”, dijo Avila quien les remarcó la necesidad de llegar a contar con un plan director de manejo de arena en las costas.


Avila junto a funcionarios municipales de Monte Hermoso y frentistas de Sauce Grande


Explicó que en el sitio donde trabajaron para montar un enquinchado, con el enseñaron la técnica de su construcción, tiene una problemática distinta a la que padece Claromecó. “Un vecino quiere sacar tamariscos para ver el mar, y otro piensa por el contrario”, explicó Avila que les proporcionó contactos para que puedan resolver la disyuntiva. 

Los claromequenses también fueron consultados sobre cómo trabajar con la acumulación de arena en los enquinchados, aspecto sobre el cual se explicó que Claromecó dispone “todo el año” de un tractor doble tracción y una pala de arrastre. “Cuando se junta arena la peinamos para donde haga falta llevarla”, explicó Avila que les recomendó resolver ese aspecto con el municipio de Monte Hermoso.


Avila junto a funcionarios municipales de Monte Hermoso y frentistas de Sauce Grande


Experiencia exitosa
Por su parte Néstor Zoquini contó a este diario que frentistas de Sauce Grande y las autoridades de Monte Hermoso descubrieron la experiencia exitosa de Claromecó “buscando en Internet cómo frenar la arena”. Fue entonces cuando pudieron ver notas periodísticas donde se habló de los resultados que se registran con la aplicación del sistema en la principal localidad turística del distrito tresarroyense. 

Según Zoquini, Avila explicó también que parte del trabajo realizado ha sido la consulta y el asesoramiento recibido por el geólogo de costas Federico Islas de la Universidad Nacional de Mar del Plata, y su equipo. “Hicimos una prueba sobre la costa frente a una de las casas, metieron mano los pibes de otro balneario, sacaron fotos y vieron cómo se armaba. Terminamos ése y nos fuimos a un complejo de cabañas -a 300 metros- y marcamos cuatro enquinchados más que los chicos van a empezar a armar, según dijeron”, contó. 


A diferencia de Claromecó que cuenta con murallón, Sauce Grande tiene plantas en la primera línea de médanos que impiden que la arena regrese a la playa


Especialmente destacó Zoquini que en un distrito como el de Monte Hermoso, para el caso de Sauce Grande, se considere la necesidad de recurrir a “métodos blandos” para el manejo de la arena. 

Mientras por un lado las autoridades municipales autorizaron a los frentistas interesados para emprender la experiencia de los enquinchados al estilo claromequense, les fue confiado que en las playas céntricas de Monte Hermoso ya habían tenido una experiencia. “Habían probado un método de enquinchado pero buscaron más la estética, y no el funcionamiento. Por lo que nos comentaron era mucho más largo y tenían la forma de medialunas”. 



Remarcó Zoquini que de su parte les explicó igualmente que el trabajo del enquinchado y sus resultados “llevan un tiempo, tiene que demostrar que acumula, hay que sacar la arena con una máquina. Tienen que entender que es un proceso blando y que a largo plazo tiene un beneficio”, manifestó. 

Senda marítima 
Finalmente Avila contó que en las últimas jornadas se avanzó con la colocación del cableado subterráneo de la senda marítima. “A mitad de la semana que viene -si no llueve- vamos a terminar y después nos quedan hacer las conexiones porque las farolas ya están puestas”, afirmó.