Gustavo Lemos venció por KO técnico en el tercer round a Jonathan Eniz

Opinión

Por Carlos Ordóñez para LVP

Un salto de calidad

25|08|19 13:00 hs.

En la previa había un clima expectante en la FAB, cada uno de los especialistas que consultábamos marcaban el duro rival que era Jonathan Eniz, cuyo record resultaba engañoso, reflejando 11 derrotas; muchas de ellas solo en las tarjetas, por visión localista en los fallos. 


También decían los analistas que Eniz nunca había esquivado rivales y siempre había ido a pelear al patio de la casa del invicto de turno, así es que se enfrentó con 14 invictos en su carrera. 

Además se marcaba la diferencia entre los rivales enfrentados por uno y otro. Ya que Eniz en sus últimas doce peleas sólo había perdido en Canadá con Jukembayev, boxeador de Kazajistán, promisoria figura que a la fecha ostenta un invicto con récord de 16-0 ganando 13 de ellas por knock out. 

Y además para reafirmar el presente de Eniz se señalaba que venía de ganar en Europa a un alemán que sólo tenía una derrota, y en enero de este año sorprendía al ex campeón del Mundo César Cuenca (récord 48-2). 


Carlos Ordóñez junto a Carlos Bayúgar, el viernes por la noche durante la transmisión de la pelea de Gustavo Lemos por la FM 103.1 Arroyos


Así estaban dadas las cosas. La preocupación del promotor Osvaldo Rivero, la incógnita de enfrentar a un rival zurdo. De igual manera, se reflejaba en el gesto más adusto de lo habitual de Tito al subir al ring. Había promesa de gran duelo en la FAB.

La pelea 
Luego de una primera vuelta de estudio con ligera ventaja para el adversario, en la que el boxeador de Tres Arroyos no logró soltarse, y se mostraba muy atento a la izquierda de Eniz, cubriéndose con guardia alta en su guante derecho el mentón. 

Ya en la segunda vuelta al minuto, Tito conectó un cross de derecha que conmovió a Eniz y al final de la vuelta culminó un buen round con 4 ganchos consecutivos al cuerpo que sin dudas sintió Eniz. 

Al inicio de la tercera vuelta una mano derecha en cross de Tito iba a marcar el comienzo del fin de Jonathan Eniz, que cometió el error de ir al intercambio de golpes, y en ese palo y palo sacó clara ventaja el tresarroyense, por velocidad, potencia, y por la mecanización en la andanada de golpes, que casi todos llegaban a destino, así es que mandó a la cuenta de protección una vez al hombre de Dolores, hasta que el árbitro se apiadó de un Eniz que estaba nocaut de pie al detener la pelea, y así estirar el récord de Gustavo Lemos a 23 -0 y desatar la alegría y emoción de los tresarroyenses presentes en la FAB. 

Tito se unió en un interminable abrazo con su promotor Osvaldo Rivero, a quien se lo vio visiblemente emocionado. 


El video de la pelea con el relato de la 103.1


Crecimiento
Sin dudas, hay un crecimiento notable en el nivel boxístico de Gustavo “Tito” Lemos, y eso se aprecia en sus estadísticas, habiéndose convertido en un noqueador. No por el solo efecto de una mano, sino que lo hace por demolición con combinaciones de cross y ganchos que casi siempre llegan a destino. 

En sus primeras 10 peleas había ganado por nocaut sólo en tres oportunidades, mientras que en sus últimas diez presentaciones, ante rivales de mayor calibre lo hizo en nueve oportunidades por la vía rápida. 

Luce además en cada presentación una preparación física notable, que respalda el trabajo de desgaste que hace sobre sus oponentes. También hubo en esta pelea una mejora en su defensa. 

El futuro 
Sin dudas esta pelea ha sido el salto de calidad de Tito Lemos de cara a su futuro, y probablemente se le abran las puertas para una pelea importante, a quien ya a esta altura es -en opinión de quien suscribe- el mejor boxeador que produjo la ciudad en su historia, y no es poca cosa. 

Simpatizantes de Eniz 
Llamó la atención la gran cantidad de seguidores de Jonathan Eniz presentes en la FAB, donde fue prácticamente local el rival de Lemos. También hubo presencia de unos 30 tresarroyenses. Será hasta la próxima.