La Ciudad

Otro caso de estafa

Desde el comedor Payasolidarias aseguran no estar vendiendo bonos a domicilio

29|08|19 17:30 hs.

Una nueva estafa a organizaciones solidarias de nuestra ciudad se registró en las últimas semanas, con un modus operandi similar al que ya se ha registrado en anteriores oportunidades. 


En este caso, el o los estafadores golpean puerta por puerta ofreciendo un bono contribución para el comedor Payasolidarias, que funciona en el barrio Plan Federal, en Jujuy al 1042. Se trata de un bono de color rosa. 

Cristina Ruiz, encargada del proyecto y propietaria de la vivienda donde funciona el comedor, aseguró a LA VOZ DEL PUEBLO que desde Payasolidarias no están llevando adelante ninguna campaña que incluya bonos contribución. De hecho, una de las "normas" que hasta ahora siempre respetaron es que no reciben contribuciones en efectivo, solo donaciones de alimentos.


Belén Daria y Cristina Ruiz, responsables de Payasolidarias


"Lucrar con la gente no es nuestra forma de trabajar. Además, nosotras (incluye a Belén Daria, la otra Payasolidaria) nunca agarramos plata, no tocamos plata. Solo recibimos alimentos perecederos y no perecederos", agregó Cristina, molesta por la situación. 

Por ello es que decidieron alertar a la comunidad, para que no le den dinero a nadie que se presente a nombre de ellas.

Donaciones
En el comedor Payasolidarias los chicos del barrio asisten desde las 17.30 y hasta las 21. Allí meriendan, reciben apoyo escolar, talleres de música, canto y lenguaje de señas, y se llevan la cena a sus casas.

En estos días la caída de la medianera en el patio, y los trabajos sobre el piso del comedor las obligaron a cerrar por unos días, pero los chicos siguen yendo a llevarse las viandas a su casa.


Donde antes había chapas, ahora están levantando un paredón para darle más seguridad a los chicos cuando juegan


En caso de querer colaborar con Cristina y Belén, lo pueden hacer acercándose al comedor, que funciona en Jujuy 1042. Reciben alimentos perecederos y no perecederos, y para poder darle fin a las obras necesitan bolsas de cal, cemento y manos dispuestas a ayudar.