San Cayetano

en el Hogar de Ancianos “Marta Urrutia”

Jornada de concientización en el Día del Arbol

31|08|19 09:32 hs.

Con una jornada de concientización, se celebró en el Hogar de Ancianos “Marta Urrutia” el Día Nacional del Arbol. 


Convocados por María José Aguirre, la directora del lugar, funcionarios de las áreas de Producción y Medio Ambiente asistieron al Hogar, donde brindaron una charla sobre la importancia de los árboles en el mundo. 

El director de Producción, Matías Pecker, y el coordinador de Medio Ambiente, Marcos Cuesta, explicaron el porqué de la celebración y qué significa un árbol para el medio ambiente. Luego el agente municipal José San Martín, quien cumple sus tareas en el Vivero, explicó cuestiones vinculadas a la producción de especies, y dando especificaciones sobre la planta que llevaron para, finalizada la jornada, ser plantada en el patio del Hogar. 



Luego, a modo de juego, se le fueron haciendo preguntas a los presentes vinculadas con el medio ambiente, para finalmente hacerles entrega de obsequios a los residentes. Por su parte, María José entregó una mano de papel para que allí escriban un mensaje sobre lo vivido. 

Finalmente el grupo Papelnonos, con su predisposición y compromiso de siempre, interpretó un par de canciones vinculadas a los árboles y el cuidado por el medio ambiente.

¿Por qué el Día del Arbol? 
El 29 de agosto de 1900 fue establecido el Día del Arbol por iniciativa del Dr. Estanislao Zeballos desde el Consejo Nacional de Educación. 

El árbol es parte de los bosques y selvas, integra escenarios naturales, acompaña al hombre en los caminos y embellece las calles, plazas y parques de las ciudades. Como un espejo con sus ramificadas raíces reproduce bajo el suelo su copa, las profundidades y emerge hacia las alturas por encima de todos los demás seres vivos. Vale por sí mismo hasta su sombra y por su imagen desde la lozanía en la plenitud de su vigor, dentro o fuera del bosque, hasta en su ocaso muerto de pie o ya caído.



En la República Argentina el principal impulsor de la actividad forestal fue Domingo Faustino Sarmiento (presidente de la Nación de 1868 a 1874) que en un discurso subrayó: “El cultivo de los árboles, conviene a un país pastoril como el nuestro, porque no solo la arboricultura se une perfectamente a la ganadería, sino que debe considerarse un complemento indispensable”, y agrega: “La Pampa es como nuestra República, tala rasa. Es la tela en la que ha de bordarse una nación. 

Es necesario escribir sobre ella ¡Arboles! ¡Planten árboles!”. 

La prédica de Sarmiento encontró eco treinta años después, cuando el 29 de agosto de 1900, el Consejo Nacional de Educación, en base a la iniciativa del Dr. Estanislao Zeballos, instituyó dicha fecha, en celebración al Día del Arbol cuyo festejo se concretó a partir de 1901.