Chaves

Consejo Escolar

“Un año complicado” para el servicio alimentario escolar

01|09|19 12:07 hs.

El Consejo Escolar viene trabajando con mucho esfuerzo ante situaciones que se presentan a diario, pero fundamentalmente lo más preocupante tiene que ver con los comedores escolares según se desprende de una charla mantenida con el presidente del cuerpo, Paulo Sabelli, y los consejeros Jessica Fernández, Mónica Larre y Mariano Rasstelli. 


En principio Sabelli aludió a que se atravesaba “un año complicado, intentamos hacer lo mejor que podemos realizando gestiones a nivel provincial y municipal. Si bien hoy en día en la Provincia está complicado, se siente el cambio de ánimo después de las PASO y creemos que hasta que no culminen las elecciones generales y quede bien determinado cómo queda cada dirección, entiendo que va a ser un problema gestionar”. 

Pero el principal problema está en la situación del servicio alimentario escolar, para el cual el titular del Consejo Escolar explicó que “se han hecho las licitaciones hace un mes y medio y dos, por lo tanto para los proveedores es muy difícil con la inflación que existe. En los chicos se nota que necesitan que las porciones sean más grandes, incluso repetirla, por lo tanto estamos pensando en alguna cosa alternativa”. 

En tanto Rastelli amplió al respecto afirmando que “la matrícula de comedor escolar aumentó, lo que marca que hay más hambre, como a nivel provincia y país. El gobierno bonaerense está pagando 27 pesos por chico para comedor escolar, que no alcanza y además desde el Ministerio de Desarrollo Social no nos han dado más cupos, estamos trabajando con lo que teníamos desde el año pasado, y hay servicios educativos donde la matrícula ha aumentado por la gran necesidad existente”. 

A su vez Mónica Larre hizo referencia a que “realmente entre los cupos que tenemos otorgados y los que estamos solicitando la diferencia es muy importante, por ejemplo para comedor tenemos pedidos 100 cupos más, para desayuno y meriendas están solicitados trecientos más, lo que hace que se tengan que restringir los gastos y además ver que las escuelas nos pasen las necesidades reales en lo que a comedor se refiere”. 

En ese sentido la consejera escolar apuntó que “pertenecemos a la Unión de Consejeros Escolares Justicialistas y estamos asesorándonos para decretar la emergencia alimentaria a nivel distrital, y eso hace que se pueda trabajar mancomunadamente con el municipio y ver de qué manera podamos pasar este mal momento que estamos atravesando todos los argentinos”.

Decisión política 
Ante tal situación, Mariano Rastelli explicó que el Consejo Escolar “tomó la decisión política de que todos los chicos coman, aunque no se tengan aprobados los cupos, porque consideramos que si bien no es lo ideal abrir comedores en las escuelas, el año pasado se abrió en un Jardín de Infantes en De la Garma y ahora se está viendo y analizando de abrir un comedor escolar en Estación Vásquez en la Escuela N° 2, porque está la necesidad de acuerdo a los informes sociales y de directivos. Lo ideal sería que los chicos coman en su hogar, pero gracias a este modelo que implementó el gobierno de Macri en 2015 son cada vez más los que asisten a los comedores escolares. Hemos tenido problemas para pagar a proveedores del comedor escolar y el municipio a través del Fondo Educativo se ha hecho cargo del pago”.   

Finalmente y lo que respecta a infraestructura, Yessica Fernández aseguró que también este rubro “no escapa a la realidad que vive el servicio alimentario escolar, nosotros tenemos el monto que viene de La Plata y no se ajusta a lo que han aumentado las cosas, por lo tanto debemos de avisar a los proveedores cuando pedimos algún trabajo que nos va a tener que esperar un poco, cosa que se pone difícil porque los insumos aumentan permanentemente y lo que hacemos es derivar algunos casos al municipio para que nos ayude en lo que es infraestructura”.