Interés General

Encuesta

Previa virtual y lejanía emocional, dos tendencias a la hora del sexo

06|09|19 18:04 hs.

"Hablamos hace dos semanas, todos los días y a toda hora. Desde el principio ella me manda fotos o me pone en ´mejores amigos´ de Instagram para que vea sus historias con poca ropa. Pero le propuse vernos algunas veces y nunca pudimos concretar, siempre tiene alguna excusa o dice que le da fiaca", dice Sebastián a DIB. Tiene 28 años y ya no sabe qué pensar sobre su vínculo con Luciana, de 22. Se conocieron por las redes y su relación, por ahora, parece ser sólo virtual: se gustan, suben el tono de la conversación a diario, fantasean con encontrarse, pero todo queda ahí, en chats, emojis y selfies. 


Un relevamiento realizado por la app de citas BlindLove, refleja que 8 de cada 10 usuarios prefiere conocerse personalmente después de al menos tres semanas de conversación. Entre las razones aparece el miedo a la frustración de no estar a la altura de las expectativas generadas y la necesidad de generar una conexión emocional previa que asegurarse que el contacto físico, cuando se concrete, sea realmente pasional. "El erotismo también surge mediante el encuentro de palabras. Este encuentro emocional permitiría un encuentro más profundo, no necesariamente sexual, en un inicio. Si esta relación llegara al ámbito de lo sexual, probablemente la conexión emocional previa podría favorecer el encuentro de los cuerpos", explica la psicóloga de la UBA Melina Hoijemberg (M.N 55100), sobre el estudio. 

La encuesta fue dada a conocer en la previa del Día Mundial del Sexo, que se celebra hoy: 6 de septiembre, el mes 9 del calendario. La fecha fue elegida justamente porque conforma el número 69, como se conoce en la enciclopedia sexual Kamasutra a la posición en la que dos personas se practican mutuamente sexo oral. 

De acuerdo a las respuestas de los usuarios de BlindLove consultados, la mayoría (60%) cree que las etiquetas negativas como "sexo casual" son cosa del pasado y sostiene que las aplicaciones de citas les sirven para conocer gente más allá de lo que pase después. Además, están de acuerdo con la opción que indica que "el sexo es mejor cuando hay un mínimo de conexión emocional". 

Pese a la opinión mayoritaria, no todos cumplen con ese supuesto ideal. "Hace un mes viajé por trabajo a Mendoza y a la noche, cuando había terminado los compromisos laborales abrí Tinder. En una hora estaba tomando una cerveza con una chica, de unos 29 años, y después nos fuimos juntos a mi hotel", cuenta Martín, de 32. En su experiencia, el paso de la aplicación al encuentro presencial suele ser rápido: mantiene una charla de "previa virtual" y en poco tiempo, concreta el acto sexual que estaba buscando. Todo termina ahí.

Distancia emocional 
Al consultorio de la sexóloga Dolores Rueda (matrícula 96.540) llegan pacientes de entre 17 y 80 años, por eso sabe que Tinder, Happn y otras apps de citas son usadas por personas de todas las edades tanto para generar encuentros sexuales como para pensar en relaciones estables. Las experiencias son diversas y difíciles de clasificar, pero entre los más jóvenes la profesional encuentra "una distancia emocional con consigo mismos y con los otros". 

"Existe una falta de conocimiento propio, tanto de personalidad como del cuerpo, que interfiere en un buen contacto con el otro, otra u otre", explica a DIB. Los motivos tienen que ver con la influencia religiosa y la formación cultural, que hace que muchos tengan una falta de interés o sigan viendo al sexo como algo con lo que hay que cumplir. 

"Hay mucho miedo a comunicarse profundamente, tantos ataques de pánico que hay actualmente tienen que ver con el miedo a la intimidad, que no es el miedo al contacto sexual, porque es como si fueran cuerpos sin sujeto", agrega. Ligada a esa "desconexión", Rueda encuentra en la práctica una "tendencia a no mostrar vulnerabilidad o a no decir ´me gustás´, como si eso quisiera significara querer casarse y tener hijos, entonces todo se mantiene una cosa sexual más distante", explica. Y agrega: "Es como si todos quisieran ser Superman o Superwoman y saber todo desde el primer momento, sin preguntar ni guiar al otro, sea en un encuentro casual o en una relación más estable". 

Pese a los miedos, las excusas y el temar a las conexiones profundad, la sexóloga recomienda "algún tipo de actividad sexual" para mejorar la salud psicofísica de todas las personas y en todas las edades. "Es una demostración de afecto y de contacto que todo ser humano necesita". (DIB) DG