Andrea Tolosa y Detlef Venhaus, de la Comisión de colectividades

Sociales

Esta tarde

Dos eventos y un solo reconocimiento: el inmigrante

07|09|19 10:56 hs.

Promediando los festejos por el Día del Inmigrante y ya pasada la Feria de las Colectividades, la comisión respectiva llevará a cabo hoy dos ceremonias más que importantes: el Acto Ecuménico y el Encuentro de Coros. 


Andrea Tolosa y Detlef Venhaus, integrantes de la Comisión de Colectividades, destacaron las buenas sensaciones que dejaron los dos días vividos en El Fanal. Los momentos de las danzas tradicionales y el patio de comidas dejaron más que satisfechos a todos. Fundamentalmente por la presencia de los dos grupos de danzas invitadas -la colectividad boliviana de Tandil y los alemanes del Volga de Olavarría- que trajeron un color y sentido distinto a lo que año a año se puede ver. Sumado a esto la presencia del tecladista Carlos Polack que hizo las delicias de quienes estuvieron el sábado por la noche. En definitiva, un buen comienzo de este festejo por los 40 años de la comisión.

Lo de hoy 
Ahora llegó el momento del homenaje protocolar, algo que se va a desarrollar esta tarde en el espacio de la Plaza del Inmigrante, a espaldas de la Municipalidad. Allí, desde las 15, se llevará a cabo el tradicional Acto Ecuménico con la presencia de todas las representaciones de inmigrantes del distrito con sus banderas y atuendos tradicionales que en caso de no darse buen tiempo se desarrollará en el Hall de la Municipalidad.

En tanto, en el Club Español se va a desarrollar la otra actividad -el Encuentro Coral- que “lo iniciamos a las 14, con un taller para coreutas -cuenta Andrea Tolosa-. Va a estar dirigido por Alberto Barrera que es oriundo de la capital federal pero hace poco se ha radicado en Tandil. Van a trabajar dos piezas, una de las 14 a las 16, luego se va a hacer un pequeño break y la próxima obra les llevará hasta las 18.30. Luego va a iniciarse una velada musical con venta de entradas a partir de las 20 a $ 150, a las 20.30 se va a habilitar el salón y a las 21 se inicia la coral. Se van a presentar diferentes coros locales sumado a uno de Azul; cada uno va a estar interpretando dos piezas y se va a culminar con una gran masa coral con la participación de todos los coros que cantarán las dos piezas trabajadas en el taller de la tarde”. 

Finalizado esto, la Comisión de Colectividades va a agasajar a los coreutas y a todos los participantes, ya sean músicos, directores y demás, en una cena que se va a servir en la Sociedad Libanesa, avenida Rivadavia 560. 

Otra mirada 
A Detlef Venhaus esto no deja de sorprenderlo, porque señala que “es impresionante la respuesta que da la sociedad de Tres Arroyos a estas ofertas culturales y artísticas, algo que veo desde que vivo acá hace seis años. Es realmente un punto de encuentro entre todas las colectividades que a mi me impacta. Soy alemán, viví 14 años en Paraguay y estoy en el país hace 21 años, pero lo que ocurre acá es maravilloso”. 

“Lo importante que yo veo es que las colectividades extranjeras trabajan en esta feria y el encuentro de coros que fortalecen la cultura de la ciudad. Hacen un aporte muy importante para que sigan y tenga futuro. Yo soy amante del teatro y acá encontré cuatro o cinco salas, después hay cuatro o cinco coros y siempre me tengo que acordar de que hablamos de un pueblo de 50.000 habitantes. Yo vengo de Corrientes capital y allá conozco muy bien la vida cultural y nada que ver; esta ciudad le gana por demás a aquella que es muchísimo más grande. El empuje que tienen las colectividades de fortalecer esto, que no es sólo un día de comidas donde la gente se encuentra. Para mi Tres Arroyos es una ciudad excepcional en este sentido, yo conozco Misiones y Corrientes pero la oferta que hay acá y el buen nivel de esto y la respuesta del público es tremendo. Conozco la Fiesta Nacional de Colectividades de Oberá, un monstruo cuatro veces más grande que la Fiesta del Trigo, pero nada que ver en cuanto al contenido, es simplemente una fiesta en la que todos hablan con nostalgia de lo de Europa. Acá es distinto, se respira y se continúa por generaciones y hasta veo con el orgullo que cada uno viste y cuenta cómo es su país o el de sus abuelos sin recelos. El empuje que veo en la gente joven a mí me impacta”.