María Golato y Eliana Pandín

Sociales

Desde las 15

“La Vivaldi”, una feria distinta

08|09|19 10:59 hs.

La comisión directiva de la Biblioteca Ingenieros y el Centro Cultural La Casona organizan esta tarde una feria en el espacio de la avenida Rivadavia 641. 


María Golato y Eliana Pandín estuvieron reflejando lo que se va a llevar a cabo desde las 15 hasta las 20 en el centro cultural, con entrada libre y gratuita. 

Para María es “una nueva edición de ´La Vivaldi´, esta vez es la estación Invierno y programamos para noviembre y diciembre las de Primavera y Verano. Esta vez con la incorporación de la confitería con tortas, chocolate caliente y espectáculos musicales en vivo. Esto en la sala de atrás y en la de adelante y la galería van a estar los expositores”. 

En esta oportunidad los expositores son de distintos rubros, hay artesanos que trabajan en papel, otros en textil, tejidos, fieltro, hay también plantas, algo de repostería, joyería.

“Es muy variado -agrega Eliana-, además a muchos que realizan trabajo autogestivo les sirve”. 

Cuando alguien tiene una actividad o un talento esto le sirve para aportar algo dentro de la familia. Por eso dice María: “Nosotros también abrimos el espacio para que estos productores tengan un lugar de venta. Afortunadamente en la ciudad hay muchos espacios que se han abierto para que los artesanos puedan exhibir sus productos y trabajar”.

Un lugar con historia 
La Casona es, además, un lugar muy cálido y también forma parte de la rica historia cultural de la ciudad. 

“Aparte de lo edilicio, señala Eliana, nosotros aprovechamos la oportunidad para destacar que la Biblioteca Ingenieros y el centro Cultural La Casona siempre revalorizan las diferentes manifestaciones culturales. Además trabajan mucho con la educación a través de talleristas que los brindan para todas las edades. Y ese aire y esencia marca un poco la identidad de Tres Arroyos, tiene que ver con la historia de la ciudad. Esto que dice María que La Casona fue uno de los primeros lugares que le abrió las puertas a este tipo de ferias o emprendimientos”. 

Estas son ferias que les funcionan muy bien, a pesar de estar en coincidencia con otros eventos como en este fin de semana de La Rural. Allí hace hincapié María porque “no existe una agenda. Entonces, a veces las fechas se superponen y el público se tiene que dividir”. 

El nombre de “La Vivaldi” es algo que surgió en una de las reuniones de la comisión para darle un marco e identidad diferente a la feria y también el de hacer algo diferente.

Tanto María como Eliana destacan que en La Casona “se podrían hacer muchas otras cosas más. No es que tenemos la agenda cubierta y en definitiva el lugar da para mucho más. La Casona es democrática, es abierta, es solidaria, está para todos los tresarroyenses, sólo hay que disfrutarla y aprovecharla”, dicen con orgullo de pertenencia.