El Campo

El veterinario Ignacio Berengua

Es sólo una cuestión de actitud

08|09|19 18:10 hs.

“El 80% depende de la actitud psicológica, el 20% depende de la aptitud técnica”. Ese fue uno de los mensajes que dejó Ignacio Berengua en su por Tres Arroyos, afirmación que se puede aplicar para cualquier actividad que una persona encare, e incluso puede ser abarcativa de cualquier aspecto de la vida. 


El veterinario disertó ayer en los galpones mellizos en el marco de la Exposición Rural y con el auspicio de Mutual Dan. La presentación de Berengua se denomina “Actitud manía”, y según su propia definición “intenta sacar los valores que cada uno de nosotros tiene adentro, mostrarlos y recordarlos. El eje central es el tema de la actitud y de la motivación”. 


Berengua disertó ayer en los galpones mellizos ante una importante cantidad de público


A continuación, algunos de los conceptos que dejó el veterinario: 
- “La motivación es la energía que cada uno de nosotros puede poner para desarrollar una actividad. Pasa por la actitud, por las ganas, por el convencimiento de poder alcanzar los objetivos. De saber que se puede. Y eso tiene un peso determinante en una empresa. Porque a las cosas en una empresa las hacen la gente y si nosotros tenemos un buen equipo de empleados dentro de la estructura, seguro que todo va a salir muchísimo mejor”. 

- “La diferencia entre hombre y mujer es otro de los puntos que abordamos y que hay que tener muy en cuenta sobre todo en equipos de trabajo que son mixtos. Esas diferencias que hay entre los géneros hay que aprenderlas a leer y manejarlas de la mejor manera. Los cerebros funcionan de manera distinta, lo importante es saber las diferencias y acomodarlas para que todo se desarrolle lo mejor posible. Y esto no sólo sirve para la parte laboral sino también para los vínculos de pareja, noviazgos, matrimonios”. 

- “Esta presentación fue la misma charla que recibió el equipo de River camino al ascenso a la Primera A, me tocó darla antes del partido con Rosario Central, que era determinante. Esa experiencia fue de mucho aprendizaje. Pude aprender el manejo de la presión en gente muy joven. Cuando entré a la concentración y vi a los jugadores de River, lo primero que me dije fue: ‘¿Estos son los jugadores de River?’ Porque sacando las grandes figuras como Cavenaghi, el Chori Domínguez, Trezeguet, Ponzio… El resto era gente extremadamente joven y sometida a una gran presión. Por eso, el trabajo que se hizo en ese sentido sobre esos jugadores fue fundamental. Y sobre todo la tranquilidad que transmitía el técnico Matías Almeyda en ese momento tan difícil”.