Policiales

En 23 y costanera

Constataron otro ingreso en una casa de Claromecó

13|09|19 09:14 hs.

Mientras la policía investigaba el robo sufrido por la vecina Margarita Bayúgar mientras se encontraba internada en la clínica Hispano, un trabajador de la localidad balnearia constató que otra casa había sido blanco de un hecho delictivo en las últimas horas. 


Se trata de una vivienda ubicada en la calle 23 y su intersección con Costanera, donde Carlos Hiriart se encontraba realizando tareas de limpieza de terreno con su emprendimiento privado y, en eso, advirtió que las aberturas de unos departamentos ubicados en la parte trasera de un inmueble sobre 23, estaban dañados. 

Inmediatamente, llamó a la policía, que constató la presunta existencia de una sustracción e inició actuaciones judiciales en tal sentido por “averiguación de ilícito”. 

El hecho fue detectado ayer alrededor de las 18 y, tras hacer el llamado a las autoridades, los efectivos ingresaron al terreno y revisaron distintos lugares. 

De todas maneras, ayer no se había logrado determinar a quién pertenecía el inmueble a los efectos de poder confirmar la existencia de la sustracción. 

Este episodio, perpetrado a unas cuatro cuadras de la casa de Bayúgar, la mujer a la que le sustrajeron el auto con el que posteriormente ocurrió una tragedia en la ruta 3 (ver página 11) vuelve a generar preocupación entre los vecinos de esa localidad, quienes aseguran que no dejan de ver presencias de desconocidos cada vez con más frecuencia y temen que los hechos de inseguridad comiencen a repetirse.