En el Teatro Colón, durante el acto realizado el lunes, una de las oradoras fue Agustina Blanco

La Ciudad

Red de Escuelas de Aprendizaje

Para 2000 directores

22|09|19 10:08 hs.

Dos mil directores estatales de escuelas bonaerenses recibieron el lunes pasado un postítulo, luego de realizar una capacitación durante dos años a través del programa Red de Escuelas de Aprendizaje. La entrega se llevó a cabo en el Teatro Colón con el nombre “Celebremos la educación”, participó la gobernadora María Eugenia Vidal y otros integrantes del gabinete provincial. 


De la Región 21, obtuvieron su certificado 60 directores, de los cuales 15 son de nuestra ciudad. LA VOZ DEL PUEBLO entrevistó a la directora provincial de Evaluación y Planeamiento, Agustina Blanco, quien dirige la Red de Escuelas de Aprendizaje. La funcionaria destacó que esta iniciativa incluyó a “dos mil directores y doce mil docentes. Un trabajo muy sostenido mes a mes durante dos años. Tuvo un fuerte componente de capacitación a los propios educadores”. 

Consideró que se trata de “una política educativa esencial” y puntualizó: “Los dos mil directores hicieron un postítulo de doscientas horas y los docentes se capacitaron en cinco áreas diferentes, cada uno eligiendo una y siempre en redes. Tuvimos más de 200 capacitaciones presenciales por mes en distintos puntos de la provincia”. 

Al describir las características del programa, Agustina Blanco señaló que “parte del atractivo tiene que ver con poder estar constantemente en contacto con gente que está interesada en un mismo tema o que cumple un mismo rol. Esas redes permiten un intercambio muy enriquecedor de aprendizaje entre colegas, los ha potenciado muchísimo”. 

Es una actividad que llevaron delante de manera voluntaria. “Invitamos a escuelas estatales de 71 distritos en 2017. En octubre de ese año se postularon 2700 escuelas, en un período muy corto, hay mucha avidez por mejorar y capacitarse. Seleccionamos 2000”. 

Entre los criterios que tuvieron en cuenta, mencionó “el compromiso de los directores, las ganas de ser parte, firmaron una carta de compromiso porque esto requería mucho tiempo, energía y esfuerzo. También tuvimos en cuenta el criterio de vulnerabilidad socioeducativa. Otro indicador surge de los resultados de las pruebas Aprender”. 

“Debemos visibilizar lo que las escuelas son capaces de hacer”. 


De todos modos, se generó “una red que terminó siendo diversa. Algunas escuelas que participaron tenían muy buenos resultados en Aprender. Se incluyeron establecimientos urbanos y rurales”. Se convocó a escuelas de 71 distritos porque la disponibilidad de recursos económicos y humanos impedía cubrir en esta primera etapa los 135 partidos de Buenos Aires. “Cerca del 70 por ciento de las instituciones seleccionadas se encuentran en el Conurbano. Pero nos importaba además poder llegar al interior”, explicó. 

La directora de Evaluación y Planeamiento dijo que “hay aprobada por la gobernación una segunda etapa, que comenzaría el año que viene, con otras dos mil escuelas y nuevos distritos. En forma paralela, decidimos darle continuidad un año más a las dos mil ya alcanzadas por el programa”.

Los pilares 
La capacitación abarcó distintos ejes. Agustina Blanco mencionó que “Prácticas del Lenguaje y Matemática, que están en Aprender, son dos áreas fundamentales. Y se trabajó en clima escolar y aprendizaje basado en proyectos, junto a otras cuestiones. Quizás estas cuatro áreas hemos visto que calaron más hondo, son como pilares”. 

En el caso puntual del aprendizaje basado en proyectos, destacó que “implica poner en juego dentro del aula una forma de trabajar distinta. Los chicos pasaron a ser protagonistas, proponen ciertos temas y el docente los va acompañando, es como un facilitador”. 

Como ejemplo, indicó que “no se trabaja sobre la historia solamente sino en diálogo con la geografía, la estadística, la sociología, la filosofía, para los alumnos es un tipo de aprendizaje que cobra muchísimo más sentido. Los motiva mucho más y está comprobado”. 

Por su parte, las escuelas agrarias se prepararon de manera especial en energías renovables y agricultura de precisión. Se contemplaron distintas maneras de utilizar la tecnología mediante aplicación en celulares, el aporte de drones, la robótica, entre otras alternativas. 

Referentes 
Los directores y docentes tuvieron en cada región un equipo de referentes (Ver página 9). “Ellos conocen mejor su realidad que cualquier equipo que esté en el gobierno. Acercamos un perfil de lo que buscamos, como apertura a la innovación y colaboración, entre otros aspectos. Se postularon los interesados en ser referentes y llevar lo aprendido al resto de los colegas para poder multiplicar”, afirmó. 

Superador 
Con satisfacción, valoró que “el 98 por ciento de las escuelas se sostuvieron en el programa. Casi nadie decidió dejarlo. Hemos visto mejoras porque bajaron los niveles de abandono y repitencia”. 

Expresó que “vestimos el Teatro Colón de educación. Lo que más nos gusta decir como equipo de red es que lo vimos como algo superador. Debemos visibilizar lo que las escuelas son capaces de hacer”. 

En su análisis, planteó que “en general la educación está ligada a la noticia negativa o a la paritaria, al paro. Hay escuelas, sobre todo si pensamos en aquellas que trabajan en contexto de alta vulnerabilidad, que le cambian la vida a los chicos. Egresan del secundario con un proyecto de vida y son distintos, con una posibilidad de futuro”. 

Finalmente, hizo referencia al libro “Relatos y experiencias de una iniciativa de innovación en 2000 escuelas”, que fue presentado también en el acto realizado el lunes. “Es la voz de las escuelas, de los directores, los docentes, el entusiasmo que genera poder trabajar entre escuelas y de manera colaborativa. Me saco el sombrero por esas escuelas, el esfuerzo que hacen y la avidez por continuar este camino de mejora escolar”, concluyó.