Policiales

Armas, drogas y abigeato

La ruta rebelde

24|09|19 13:55 hs.

La repetida mención de la ruta 86 en el marco de casos de abigeato motivó al jefe de la zona rural de Mar del Plata, comisario Mayor Carlos Torreano, a reforzar la vigilancia en ella. Así, en el tramo comprendido en la zona rural límite entre San Cayetano y Juan N. Fernández, se creó un punto de vigilancia por pedido de los productores rurales de ambos distritos a los efectos de combatir ese delito. 


Desde su implementación, se coordinó una tarea de vigilancia entre los CPR de Necochea y San Cayetano, donde ambas fuerzas hacen operativos de interceptación vehícular, que el comisario Marcos Navarro (San Cayetano) suma a su labor en la rotonda de Energía y los caminos rurales de su jurisdicción. 

En los primeros días de su implementación y, a la luz de los resultados, la tarea fue ardua. Solamente en julio, en el CPR de San Cayetano se registraron 11 procedimientos penales con un total de 21 detenidos. En ese contexto también se contabilizaron: 16 armas secuestradas y un vehículo con pedido de secuestro. 


Comisario Marcos Navarro (CPR San Cayetano)


En agosto, los detenidos fueron 15 en 8 procedimientos, con 4 armas y un vehículo secuestrado, además de casi dos kilos de droga; mientras que, en lo que va de septiembre, son 7 los procedimientos por infracción a la Ley Penal, tres por tenencia de armas y cuatro por drogas.

En ese sentido, el comisario Navarro comentó que “en la ruta 86, que es la que conecta Necochea, con Benito Juárez, no es de nuestra jurisdicción, pero a raíz del trabajo ordenado por la superioridad, se encontraron con alrededor de cinco casos de drogas pero por guarismos bajos, porque es similar a la tenencia por consumo, distinto a los realizados por nosotros sobre la ruta 228, donde se han secuestrado cantidades importantes de droga, como así también dinero de la comercialización”, le dijo el jefe policial a LA VOZ DEL PUEBLO acerca de los procedimientos que tienen lugar apenas a 100 kilómetros de nuestra ciudad. 

Precisamente en el marco de estas tareas, Navarro subraya que no persiguen a todos los automovilistas, sino que esos hallazgos se dan en el marco de otros controles más específicos, “no revisamos a todas las personas que pasan por la ruta, simplemente ciertos tipos de vehículos o cargas y con el criterio que nos inculca nuestra especialidad rural. Nuestro conocimiento está relacionado con los tipos de cargas. Principalmente vehículos grandes que puedan transportar algún ilícito de nuestro interés”. 

 “Nosotros no hacemos una persecución de la contravención. Simplemente queremos que las arterias que nos rodean no sean usadas por gente que comete delitos, o un carril para llevar elementos de procedencia ilícita” 
 Comisario Marcos Navarro (CPR San Cayetano) 


En la actualidad el CPR de San Cayetano cuenta con 24 funcionarios, de los cuales 17 están en la calle, “estoy plenamente conforme con el trabajo que realizan. Nosotros no hacemos una persecución de la contravención. Simplemente queremos que las arterias que nos rodean no sean usadas por gente que comete delitos, o un carril para llevar elementos de procedencia ilícita. Por eso es que realizamos este tipo de actitudes preventivas”, explicó.


El uso de armas sin papeles es una alternativa poco recomendable para enfrentar la inseguridad en Ruta 86


Armados y peligrosos 
“Está complicada la zona de Juan N. Fernández. Sino te cuidás, te roban hasta el gasoil”. Eso fue lo que le dijo en la madrugada del viernes el conductor de una caravana de maquinaria rural que provenía de Necochea con una escopeta recortada entre sus pertenencias, una tendencia seguida por no pocos viajantes de la ruta 86 y sus caminos vecinales. 

Al respecto, el comisario Navarro opinó que el acceso ilimitado y constante a la información (de notas policiales en este caso) por parte de la gente, alimenta los temores de los ciudadanos que, sin preocuparse por sus obligaciones, opta por armarse, “la velocidad con la que la gente se informa sobre hechos delictivos en todo el país, por ahí la lleva a pensar que hay más delitos en la zona donde vive. Por eso, tal vez, una alternativa contra eso sea armarse”, dijo, antes de advertir: “ahí estamos en una situación completamente irresponsable, ya que un arma de fuego implica un montón de conocimientos y aptitudes físicas y mentales para poder ser un legítimo tenedor de su uso. Hay que tener un cuidado especial, sobre todo lo que es cargar y transportar un arma en un vehículo. Por ahí, mucha gente cree que tener un arma le da seguridad, pero es algo completamente diferente”. 

En ese sentido, Navarro también diferenció al hombre de campo que, “por ahí tiene el arma para matar o asustar algún bicho que le ataca la hacienda, pero igual debe tenerla registrada (al arma) y su uso como se debe, Una situación que lo puede llevar a tener una reprimenda legal, como una tenencia ilegal de arma”.