Policiales

Por qué desafectaron a otros dos policías

¿Quién escribía las falsas denuncias que involucraban a menores de edad?

25|09|19 14:06 hs.

El 25 de febrero pasado un parte oficial de prensa difundido en los medios tresarroyenses desde Claromecó informaba sobre el hallazgo de una pequeña cantidad de marihuana en dos menores de edad. 


La información, que era falsa y tenía como objetivo aparente el incremento de la estadística delictiva esclarecida por parte del personal policial de la localidad balnearia, iba acompañada de fotos y la lógica imposibilidad de brindar las identidades de los sospechosos “por tratarse de menores de 18 años”. 

Cuando la Fiscalía de Menores a cargo de la doctora Marina Vizzolini exigió la entrega de las actuaciones, la farsa policial fue más allá. Actas apócrifas con nombres reales de menores residentes en la villa balnearia y recogidos en operativos preventivos de rutina, acompañaban el requerimiento judicial constatado oportunamente por la Justicia. 

Ante tal situación, la fiscal de Menores denunció al titular de la seccional, el comisario Martín Barragan, ante la Unidad Funcional de Instrucción y Juicio N°16, a cargo del fiscal Gabriel Lopazzo, por “incumplimiento de los deberes de funcionario público”. 

La denuncia no tardó en llegar a la Auditoria de Asuntos Internos del Ministerio de Seguridad de la Provincia de Buenos Aires, desde donde se dispuso la inmediata desafectación del comisario Barragán. Sin embargo, en las últimas horas trascendió que este último no sería el único que el Ministerio de Seguridad considera responsable del episodio.

Los redactores 
De manera reciente, un nuevo comunicado emitido por el Ministerio de Seguridad informó que Joel Laitán y Daniel Sígoli son los nuevos desafectados en el marco de investigación que, por el momento, tiene su avance más significativo en la órbita de las oficinas que conduce Guillermo Berra en la Provincia de Buenos Aires. 

Según se lo informó el propio Berra a LA VOZ DEL PUEBLO, Laitán y Sígoli están acusados de ser un eslabón clave en esta cadena de irregularidades que, aparentemente, tenía como objetivo mejorar la imagen del trabajo policial en la costa tresarroyense.

Tal como se indicó, ambos habrían sido los encargados de formular partes preventivos de hechos que no acontecieron, “utilizando datos de menores de edad obtenidos previamente y eliminando, a su vez, las hojas del libro que hacían referencia a los hechos”, señaló el propio Berra, quien además informó que las desafectaciones más recientes se decidieron el pasado 13 de septiembre. 

En ese sentido, pudo saberse que tanto Barragán, como Laitán y Sígoli tienen indagatoria el próximo 22, 23 y 24 de octubre en La Plata. Al mismo tiempo, LA VOZ DEL PUEBLO pudo averiguar que las sanciones que pueda emitir la Auditoría General de Asuntos Internos son el único castigo al que se están exponiendo por ahora los policías sospechados, ya que en la Fiscalía, por el momento, lo único que hay es una instrucción vigente a raíz de la denuncia por “incumplimiento de los deberes de funcionario público” mencionada arriba. 

Según confiaron fuentes judiciales a este diario, el único denunciado en este caso es el comisario Barragán. Aún no se avanzaron en acciones contra los otros dos policías aunque, no descartaban incorporar en el expediente las actuaciones impulsadas por Berra cuando éstas sean giradas al Ministerio Público tresarroyense para su evaluación.