El Campo

Informe

La cebada y un plazo fijo a 10 días

25|09|19 14:45 hs.

“Si bien la gran mayoría de las alrededor de un millón de hectáreas han tenido una muy buen implantación, la seca y las heladas han ‘despintado’ el buen panorama inicial del cultivo. La sequía imperante sobre todo en el oeste de Buenos Aires y La Pampa y en el sudoeste de Buenos Aires puede condicionar el resultado final de la campaña”, explican los ingenieros Mario Cattáneo y Fidel Cortese en su informe de septiembre sobre la cebada. 


“Las bajas temperaturas han retrasado el desarrollo del cultivo y por consiguiente han retrasado los requerimientos hídricos, pero buenas lluvias se hacen necesarias en los próximas 10 días. Las fuertes heladas ocurridas han causado en algunos casos pérdidas de plantas especialmente en el sudoeste bonaerense”, advierten los especialistas en el trabajo que publican en www.cebadacervecera.com.ar

Para la campaña 2019/20 se han presentado declaraciones juradas de exportación por 207 mil toneladas de cebada cervecera, valores muy similares a la misma fecha del año pasado, pero apenas por 128 mil toneladas de cebada forrajera, valor muy inferior a los 1,1 millón presentados en esta fecha del año 2018 para la cosecha pasada (Datos de la Subsecretaría de Mercados Agropecuarios del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación). 

Por cebada disponible (con DON menor a 1 ppm) se está ofreciendo valor FAS 150/5 US$/t para la variedad Andreia. Cebada forrajera, 130/35 US$/t para el disponible.



Clima 
“Las escasas lluvias ocurridas durante los pasados meses de julio y agosto están tornando crítico el déficit hídrico presente en el oeste de Buenos Aires y La Pampa y el sudoeste de Buenos Aires. El resto del área agrícola aún se encuentra con una disponibilidad hídrica adecuada, aunque en el corto plazo serán necesarias lluvias importantes”, indican los ingenieros. 

“Los pronósticos para el próximo trimestre (SON) prevén un estado de Niño Neutro con chance de lluvias dentro de los valores normales para el área agrícola argentina. Hay un pronóstico de lluvia alentador, elaborado por el instituto de Clima y Agua del INTA, para la semana del 24 de septiembre al 1 de octubre que podría impactar favorablemente sobre el sudoeste de Buenos Aires”, agregan. 

Panorama internacional 
Según analizan los especialistas, los volúmenes de producción superiores a los de los últimos años han dado tranquilidad a los mercados. La buena producción tanto en Europa, especialmente en Francia, como en Rusia y en Ucrania, ha permitido obtener la mayor producción de cebada desde la campaña 2008/09. 

La nueva producción permite una buena reposición de stocks y una mejora sustancial en la relación stock/consumo. “Los optimistas comentarios del USDA respecto a la producción y stocks finales para Maíz también han contribuido a deprimir los precios en el mercado forrajero, los cuales han caído más de un 20% en el último año”, manifiestan.

“La cosecha de cebadas en Europa ha tenido resultados satisfactorios, con proyecciones de producción un 10% superiores a las del año anterior. Se observa baja proteína (<9,5%) en una alta proporción, especialmente en Francia. En República Checa y Polonia, por el contrario, se observan problemas por alta proteína”, agregan. 

"La cosecha en Escandinavia y Escocia se vio dificultada por lluvias que retrasaron la misma pero sin impacto significativo en el volumen final. Ucrania y Rusia han tenido una muy buena cosecha de cebada, lo que ha incrementado sus exportaciones en los primeros meses del nuevo período comercial”, completan sobre el escenario reinante en Europa. 

En Canadá se mantienen las buenas estimaciones de producción, pero las malas condiciones climáticas ocurridas durante la cosecha (frío y lluvia) han encendido un alerta respecto a la calidad de la cebada obtenida. Se cree que puede haber problemas de pre germinado y/o manchado que comprometan el uso maltero de la cebada cosechada. 

No obstante, el buen volumen de producción puede permitir una buena selección para tal fin. “En Australia las condiciones continúan buenas en el oeste e irregulares en el este. No obstante, en Western Australia, por altas temperaturas y heladas, las estimaciones de producción han disminuido respecto al mes anterior. Tanto el oeste como el este continúan dependiendo de las lluvias primaverales”, finalizan los ingenieros.