La Ciudad

Guillermo Cobián y Ricardo Bruno

Piden estrategias ante la violencia en el ámbito de la salud

29|09|19 08:57 hs.

El doctor Ricardo Bruno y Guillermo Cobián, presidente de la Federación Médica de la provincia de Buenos Aires (Femeba), hicieron referencia ayer en una conferencia de prensa a la violencia en perjuicio de médicos y otros integrantes del área de salud. Bruno, quien preside el Círculo Médico, sufrió una agresión el viernes 20 del corriente mes en el Hospital Pirovano. En primer término, indicó que “es una coincidencia que la Federación Médica justo tenga una reunión de las que habitualmente se realizan mensualmente, en la ciudad de Tres Arroyos, y que se haya registrado el hecho violento del cual fui víctima la semana pasada”. 


Explicó que “la idea es hacer trascender el episodio, básicamente para que no quede la noticia anclada en un hecho puntual de una agresión física, sino que sirva como punto de partida para desarrollar algún tipo de estrategia tendiente a evitar que se repita en el futuro”. 

Al analizar estas situaciones, consideró que “el momento que se está viviendo es complicado, la sociedad tiene una salida violenta con mucha más facilidad que antes. Mea culpa, el médico debe hacerse cargo de evitar la confrontación, hace lo que puede, por lo visto no alcanza porque sigue siendo agredido”. Además observó que “falta un poco de apoyo institucional, medidas de seguridad que debería proveer el empleador, en este caso el que contrata al médico para la guardia, para tratar de disuadir al agresor”. Ante una consulta puntual, indicó que “no tengo información sobre la causa por la cual la policía fue retirada de la guardia del hospital” y sostuvo: “Todavía no tenemos ningún tipo de medida diferente de la que había hasta el día que me golpearon”.

Con frecuencia 
Por su parte, Guillermo Cobián expresó que “lamentablemente los hechos de violencia en el ámbito de la salud son habituales desde hace un tiempo, a pesar de los esfuerzos para tratar de atenuarlos y eliminarlos. Cada vez son más frecuentes y en muchos casos, más violentos”. 

Explicó que Femeba trabaja con un programa de lucha contra la violencia en el ámbito de la salud y puso de manifiesto que “afecta no sólo a los profesionales médicos, también al personal administrativo, enfermeras, inclusive a veces los hechos se dan dentro del mismo equipo de salud”. Cobián planteó que “en algunos casos están motivados por drogas, delincuencia. Son los que descartamos un poco y nos queremos centrar en los hechos que prácticamente no tienen justificación. El agresor está agrediendo al médico que está atendiendo a un familiar, nos parece incoherente de partida”. 

Admitió que “todas nuestras acciones son insuficientes. A pesar de que en muchos casos el médico no tiene ninguna actitud que pueda justificar esto y que en la Federación tenemos una serie de cursos que ayudan a cómo comportarse, de qué manera tratar de evitar este tipo de agresiones, se siguen dando y en algunos casos con consecuencias mucho más trágicas, con médicos muertos inclusive”. En este contexto, comentó que “hemos propiciado el día de la lucha contra la violencia a nivel provincial y a nivel nacional”. En este sentido, mencionó el ejemplo de “un médico en Neuquén al que le pidieron estupefacientes, se negó y lo mataron. Tenemos un observatorio de casos de violencia, muchas veces no se realiza una denuncia”. 

Dentro de las iniciativas de prevención, incluyó los sistemas de Triage implementados por muchos centros de salud, también en el Hospital Pirovano. “Se le explica al paciente acerca de la demora que tendrá de acuerdo a la gravedad. Es una manera de ordenar la atención, a pesar de eso, sin ningún motivo -como pasó en Tres Arroyos- hay una agresión”, afirmó. 

Intolerancia 
Bruno marcó un aspecto que entiende, tiene incidencia en las reacciones. “La gente tiene un nivel bajo de tolerancia a la espera. Muchas veces no es posible establecer un orden porque el estado mental alterado del paciente lo impide, alcoholizado o drogado. Este tipo de gente por más Triage que le pongas o explicaciones que les des, no hay manera. Para eso hace falta mecanismos disuasorios y preventivos por parte del empleador”. 

Finalmente, dio a conocer que “se está trabajando con la Asociación de Profesionales del Hospital en la implementación de estas medidas de seguridad. Esperamos contar con la anuencia del Estado municipal, para que cuide a los empleados que pone para que cuiden a la población”.