Burón despeja. El defensor fue “el muro” defensivo de Quilmes

Deportes

El cervecero regresó a primera

Las voces de Quilmes campeón

01|10|19 10:47 hs.

Quilmes cumplió el domingo su gran objetivo de ascender, y tras un largo festejo en la cancha de Colegiales, los jugadores del Cervecero fueron dejando sus sensaciones del logro en diálogo con LA VOZ DEL PUEBLO. 


Desde la defensa quien transmitió seguridad fue Nicolás Burón, que en plena nota con este medio se ganó el elogio de “sos el muro”, por su impecable actuación. "Gracias a Dios pudimos consagrar un año lindo para nosotros, fue complicado porque sabiendo que éramos Quilmes nos jugaban todo a morir pero a pesar de eso pudimos sacar una ventaja y fundamentalmente tuvimos el grupo unido y se demostró en los partidos”, afirmó el central. 

Tras haberle tocado sufrir el descenso de 2011, el central volvió a Quilmes esta temporada para sacarse un espina y dar una mano en el difícil momento. "Yo hacía seis o siete años que había estado, me tocó irme al descenso y este año yo quería tener una revancha por lo que había sido ese año y gracias a Dios se me dio", remarcó. Una de las claves del Cervecero para ser campeón fue el grupo unido, algo que destacó Burón: "Sí, la verdad que hay que destacar el grupo que hicimos. Nunca un drama en el año, siempre apoyando, a los chicos que les tocaba entrar siempre apoyando para adelante. Yo creo que en un grupo es fundamental eso, que al que no le toca jugar esté apoyando. Y Tito (Chinali) y el cuerpo técnico son muy buena gente y se lo merecen ellos también". 

El próximo domingo Quilmes será local de San Martín, con la posibilidad de festejar en el complejo. "Ya está el ascenso pero tendremos que salir a ganar el domingo que viene para terminar el año invicto. Está bien que ascendimos pero tenemos que ganar para concretar un año redondo", cerró Burón.


Banegas desborda. El juvenil mostró sus sentimientos hacia el club


Quien también paró unos minutos de festejar para contar sus sensaciones fue Elías Banegas, que el año pasado le tocó sufrir el descenso y este vivir la alegría de volver a Primera. Con euforia contó: “Lo que veníamos trabajando desde principio de año, metiéndole garra y sacrificio y cómo es Quilmes, metiendo siempre para adelante".

Para el plantel ascender era sacarse una gran presión. "Sí, era el objetivo del año, la presión de nosotros y devolver a Quilmes a donde se merece, porque es el más grande de la ciudad, es el que manda, y Quilmes siempre tiene que estar en Primera", afirmó el habilidoso volante. 

Dentro del equipo cervecero hay muchos que son hinchas del club, y uno de ellos es Banegas. "Para mí fue un año tremendo, pudieron salir las cosas bien, por suerte tengo unos compañeros y un DT geniales, lo mejor que puede haber. La verdad que lo mejor que puedo hacer es estar en Quilmes", aseguró el jugador, que agregó: “Ya nos sacamos la mochila".

Al pedirle unas palabras sobre la hinchada que acompañó en buen número, Banegas no tuvo dudas: "A la gente hay que darle las gracias nomás, porque la gente apoya todos los domingos, siempre está apoyando y alentando y si nosotros estamos mal nos alientan igual. Siempre están así que a la gente es a quién más hay que dedicarle este triunfo y este ascenso". Mientras que en el cierre, sobre su continuidad aseguró: “El año que viene quiero quedarme en Quilmes porque soy hincha de éste club". 


Lozano corre a festejar su tanto. El delantero es el segundo goleador del plantel


Por último quien analizó el 2019 cervecero fue el delantero Maximiliano Lozano, goleador del equipo por detrás de José Luis Acosta. “La verdad que un año muy positivo y lo pudimos sellar hoy con la victoria que nos ayudó para volver a Primera", entendió el delantero que sobre el juego ante Central comentó: “Teníamos que entrar tranquilos como lo veníamos haciendo todo el año y sabíamos que cuando abríamos el marcador después íbamos a tener muchas más posibilidades".

Lozano fue quien cerró la goleada ya que convirtió el quinto tanto, aunque a su conquista le quitó valor ya que “no importa quién haga los goles, sino lo importante es que Quilmes gane". 

El sentido de pertenencia del plantel también fue algo que destacó el delantero, al comentar: “De chico me crié en este club, soy hincha y como los demás de los jugadores que el año pasado sufrimos lo triste de bajar a Segunda y se quedaron, hoy por suerte se quedaron todos y pudimos volver".