Deportes

El entrenador cervecero

Chinali: “Ascender a este equipo es maravilloso”

03|10|19 09:53 hs.

Angel “Tito” Chinali dejó el hospital el domingo en horas del mediodía, fue a la cancha de Colegiales para dirigir a Quilmes ante Central y tras un rato de festejo volvió al nosocomio para seguir siendo atendido. Para el entrenador cervecero fue un año lleno de emociones, y también de cargar una pesada mochila, ya que el desafío de devolver al club de sus amores de la Primera División de la Liga Regional Tresarroyense de Fútbol era grande.


"Sí. Lo que buscamos desde enero que arrancamos con esto, buscamos esta alegría final, sabíamos que se nos podía dar, sí, y el fútbol da revancha”, dijo emocionado minutos después de haberse concretado la goleada por 5 a 0 sobre Central y también el ascenso. 


Tito Chinali (derecha) junto al cuerpo técnico que lo acompañó todo el año


Cuando Chinali habla de revancha hace referencia a lo sucedido hace un año, cuando le tocó perder dos finales por el ascenso con Cascallares (ante Villa y ante Agrario). “El año pasado me fui con muchas lágrimas en los ojos de tristeza por haber perdido con el club que me dio la oportunidad de dirigir (Cascallares). Mirá si es creer que te da revancha que hoy con el club me mis amores, el club que me vio crecer y ser hincha, me dio la posibilidad de estar acá y devolverlo a Primera División. Es una orgullo bárbaro para uno que es de acá del club", aseguró.

- Debe haber sido un año difícil desde lo emocional, llevarlo adelante, porque son Quilmes pero había que ganar, no era tan fácil… 
- Nosotros sabíamos, se lo dije a la comisión cuando arrancamos. Segunda División es muy difícil, había que sacrificar muchas cosas de juego, rivales que no te iban a dejar jugar. Pero durante todo el año, y hoy una fecha antes, marcamos la diferencia y fuimos el equipo más prolijito de Segunda División, manteniendo, y ojalá que siga así, el otro objetivo que es el invicto. 

- Les quedará la última fecha ante San Martín para festejar y cuidar esa racha 
- Ojalá, y mantener la racha de que Quilmes estuvo en Segunda División, me tocó estarlo (en 2012), y no ha perdido un partido. Entonces ojalá podamos lograr ese pasito que nos queda, pero hoy disfrutar esto, que volvimos a un club grande a Primera División, con el trabajo del profe, de mi hermano, de mi colega Agustín Bernaola que nos dio una mano, y de nosotros mismos porque creímos que podíamos y sabíamos que era una presión extra volver a Quilmes a Primera División. 

- ¿Por dónde creés que pasó la clave del ascenso? 
- En el sacrificio, en las ganas, que los pibes no se relajaron nada, se quisieron quedar la mayoría de los jugadores del club para devolverlo a Quilmes a Primera División, tanto Gastón Di Croce como mucho de los otros chicos también. Se quedaron a defender la camiseta que son hinchas y a su vez de devolver a Quilmes a Primera. Pasó por eso, pasó por el trabajo de día a día, pasó por el trabajo que entrenábamos todos los mediodías y a la noche con los pibes que no podían ir a entrenar, y saber que todos fuimos un grupo lindo y tiramos todos para el mismo lado para que el equipo nos regale esta satisfacción y esta alegría que hoy le regaló a toda la gente de Quilmes que vino y a nosotros como cuerpo técnico también.


La hinchada de Quilmes llenó el domingo la cancha de Colegiales para ver la consagración


- ¿Qué tan importante es el sentido de pertenencia que tienen tanto vos como los jugadores? 
- Mucho, muchísimo porque creíamos en este proyecto y creíamos que se nos podía dar, pero que nadie nos iba a regalar nada, que iba a ser dificilísimo Segunda División, que todos los equipos iban a salir mentalizados a ganarte por ser el grande de la categoría. Entonces te da esa satisfacción, esa alegría que te da este plus que es Quilmes. 

- ¿Podés definir al equipo? 
- Humildad, sacrificio, mucha actitud para salir a buscar todos los partidos domingo a domingo y muchas ganas de regalarle esa alegría y por eso se quedaron durante todo el año.

- ¿Ahora será pensar en el 2020, charlar con la dirigencia? 
- Terminar, disfrutar ahora, disfrutar de esto, festejarlo porque los campeonatos se festejan y hoy nos presenta esto. Hoy disfrutarlo, disfrutar lo que nos queda de esta temporada y después sí, ojalá porque es un club grande y ojalá tener la posibilidad de estar en la máxima categoría con este club que somos hinchas también. Ahora, disfrutar, terminar con ese objetivo que nos queda la próxima fecha de terminarlo invicto y después sí pensar en lo que se viene porque va a ser más difícil. A su vez decirle a la gente, que había muchísima gente de Quilmes, sabemos que se tiene que arrimar más gente para que Quilmes sea más grande y que sea desde comisión, de los chicos que estuvieron trabajando, ojalá que se arrime más gente que estuvo todo el año... en ninguna cancha hicieron disturbios, alentaron y apoyaron al equipo y al club. 

- A disfrutar del momento… 
- Gracias, y quiero agradecer a mi familia que en todo momento estuvo, estuve internado desde ayer con cólico renal, no sabía si podía venir a la cancha porque me tuvieron hasta las 12.10 en el hospital y venir a disfrutarlo y ascender a este equipo es maravilloso, por más que ahora me tenga que ir a internar del dolor, pero saber y agradecer a mi familia que me apoyó y a toda esta banda de Quilmes que los volvimos hoy a Primera.