Policiales

Cinco explosivos de distinto tipo y calibre

Bahía Blanca: en sólo tres días hallaron cinco bombas militares con cargas

03|10|19 10:36 hs.

Desde el comienzo de la semana la aparición de bombas militares en distintos puntos de la localidad bonaerense de Bahía Blanca no dejó de ser noticia. En total, se encontraron cinco explosivos de distinto tipo y calibre en tan solo tres días. 


Las primeras dos fueron halladas en un galpón, otras en baldíos y el último hallazgo se produjo cerca del cementerio local. Todas tenían carga y fueron detonadas por personal especializado. 

De acuerdo al parte policial, el último hallazgo se produjo el miércoles cuando un vecino llamó al 911 para informar que había encontrado un objeto, que luego se identificó como un "proyectil aeronaval MK75 modelo 5". 

Una brigada de la dirección de Explosivos de la policía llegó hasta ese domicilio ubicado en Terrada 2652, en el barrio Sevilla y lo trasladó a las afueras de la ciudad para su destrucción. 

El primer explosivo fue hallado el lunes con el llamado de un hombre que había ayudado a limpiar un galpón y se había llevado los explosivos en la caja de su camioneta. La brigada los trasladó a un predio cercano donde los hizo detonar. 

El martes apareció otro proyectil cerca del cementerio. Quien lo encontró, Leandro Anderete, lo levantó y llevó a su casa de Rosales al 300. Los efectivos de la policía tuvieron que evacuar la cuadra por precaución hasta que pudieron dar con el proyectil y detonarlo. 

Una situación similar, ocurrió por la tarde del martes en Cristo Redentor al 2148. Advertido de las denuncias previas desde allí llamó a la policía Mariano René Uribe. Dijo que tenía en su casa un explosivo que había encontrado hace meses en la calle Necochea al 200, muy cerca de su vivienda, mientras caminaba. 

El cuarto caso de un llamado que alertó sobre un explosivo lo ubicó en un predio entre los barrios Estomba y Ricchieri, en la zona norte de la ciudad. La zona es cercana a donde apareció, por ahora, el último de los proyectiles. 

En todos los casos, los elementos tenían una espoleta cuyo retiro habilita la explosión, aunque con una baja carga. (DIB) MCH