Nacional

El duro pronóstico Fondo Monetario Internacional

Para el FMI, la inflación llegará a 39% y la economía caerá 1,3% en 2020

15|10|19 11:26 hs.

En un duro pronóstico sobre el futuro del país, el Fondo Monetario Internacional (FMI) pronosticó que Argentina seguirá en recesión el año próximo con una caída de la economía de 1,3%, mientras que estimó una inflación de 39,2% y un desempleo de 10,1%. 


Según un informe revelado este martes en Washington, que dibuja un panorama mucho más sombrío que antes de las PASO y con proyección a que la crisis puede empeorar, para el organismo internacional Argentina va rumbo a convertirse este año en el tercero entre los países con mayor inflación del mundo con una suba del costo de vida del 57,3%, una cifra sólo superada por Venezuela y Zimbabwe. 

En el inicio de la Asamblea anual del FMI y el Banco Mundial, que convoca a ministros de Hacienda y presidentes de Bancos Centrales de todo el mundo, la economista jefe del Fondo, Gita Gopinath, reveló los pronósticos actualizados de la economía mundial, que están concentrados en el Informe de Proyecciones Globales. 

Según estima el organismo, la Argentina terminará este año con un crecimiento negativo de -3,1% y continuará en recesión el próximo (-1,3%), aunque con una leve mejoría. Si bien es muy difícil plantear un escenario certero a largo plazo, el Fondo hace una apuesta al crecimiento de un 3,4% recién para 2024.

Los números coinciden básicamente con los divulgados días atrás por el Banco Mundial para este año y para el que viene, aunque este organismo estima la salida de la recesión en 2021, con un leve crecimiento de 1,4%. En Fondo no da números para ese año, pero estiman que el país podría comenzar a crecer "a fines del año próximo". 

Respecto de la inflación, el FMI prevé que será un fenómeno difícil de controlar en el corto plazo, y en ese sentido proyectó un 57,3% en 2019 y un 39,2% en 2020 (inflación anual, medida a fin de período). El desempleo llegará al 10,6% este año y recién bajaría levemente a 10,1% en 2020. 

Con todo, la incertidumbre política y las dudas respecto del rumbo económico relativizan el peso de las proyecciones, dada la fragilidad de la coyuntura y la posibilidad latente de que el deterioro pueda ser aún mayor. De hecho, el Fondo remarcó en el informe que "la contracción en la Argentina continuó durante la primera mitad del año, aunque a un ritmo más lento, y los riesgos en el futuro son claramente a la baja debido al fuerte deterioro de las condiciones del mercado". 

El último panorama del FMI sobre la economía global, difundido en la antesala de la reunión anual que se realiza esta semana en Washington, llegó rodeado de un aura más pesimista. "La economía global está en una desaceleración sincronizada", afirma la primera línea del informe, tal como había anticipado la semana pasada la flamante directora Gerente del FMI, Kristalina Georgieva. 

El mundo crecerá este año un 3%, el menor ritmo desde la crisis financiera global. En 2020, las perspectivas mejorarían, pero solo levemente, con una expansión proyectada del 3,4%, menor a la prevista hace tan solo unos meses. 

El panorama mejorará un poco para la Argentina, pero solo apenas: el FMI prevé que el país comenzará a salir del pozo, pero el arrastre de la recesión provocará aun así una nueva caída del producto, y la inflación seguirá todavía muy alta. Los números, casi con certeza, cambiarán: ninguna de las últimas proyecciones que ofreció el Fondo sobre el país se materializaron. (DIB) FD