La Ciudad

Karen Ruppel, del Observatorio Vial de Tres Arroyos

“Hay gente que desconoce lo que es una ochava”

15|10|19 18:30 hs.

Karen Ruppel se encuentra a un paso de graduarse como Licenciada en Seguridad Vial, carrera que dicta la Universidad de Morón y que la desarrolla a distancia (virtual). Mientras tanto, aplica todos sus conocimientos en el Observatorio Vial, área que tiene a su cargo y que funciona bajo la órbita de la Dirección de Tránsito de la Secretaría de Seguridad. 


“En mayo de 2017, le presenté al intendente Carlos Sánchez el proyecto para que en Tres Arroyos funcione el Observatorio Vial. La idea le interesó y dos meses después surgió un convenio de la Provincia para implementar un Observatorio en los municipios”, indicó la especialista.

A modo de introducción, la futura licencia se refirió al objetivo que se persigue con la implementación del Observatorio Vial. “Lo que se busca es recopilar datos para luego poder pensar y diagramar políticas públicas. Entonces, surgió la posibilidad de hacer el convenio con la Provincia y se implementó”, expresó.

En diciembre de 2018, además, se avanzó en la adhesión a un convenio con la Dirección Nacional de Observatorio Vial, al cual Tres Arroyos se incorporó. “Hoy por hoy, son 35 los municipios adheridos al Sistema de Información Geográfica de Accidentes Viales. A partir de eso, trabajamos en conjunto con la Provincia y la Nación”, expresó. 


“Es fundamental contar con datos para poder focalizarnos en situaciones de riesgo” (Karen Ruppel, referente del Observatorio Vial de la Dirección de Tránsito)


Ruppel, a quien sólo le falta la tesis para recibirse de Licenciada en Seguridad Vial, tiene pasión por el tema. Y a partir de eso, sumado a los conocimientos que sumó en congresos y capacitaciones, presentó su proyecto para Tres Arroyos. “Es fundamental contar con datos para poder focalizarnos en situaciones de riesgo. A través de datos, que se recaban del Centro de Monitoreo, de Policía, Policía Vial -cuando el accidente es en ruta-, Bomberos, juzgados, los medios de comunicación, entre otros actores, se procesan y se obtiene un diagnóstico sobre dónde está el foco de riesgo. Y en base a eso, se trabaja implementando medidas correctivas e innovadoras”, señaló Ruppel.

La referente del Observatorio Vial en Tres Arroyos se detuvo en un aspecto central relacionada con la problemática del tránsito. “El distrito tiene un gran parque automotor. Aproximadamente, y de manera extraoficial, puedo decir que hay más de 60 mil vehículos”, aseguró. 

En tanto, se refirió a otro asunto relacionado con el tránsito y que, de igual modo, genera preocupación. “Se está analizando mucho la problemática con las motos, que es el gran tema. Se ve imprudencia por el no uso del casco, pero, más allá de eso, también está que circulan más de dos ocupantes en la misma moto. El tránsito no sólo pasa por lo vehicular. Es un fenómeno social que involucra a todos los usuarios de la vía pública, tanto al peatón como a los conductores de los distintos rodados”, remarcó. 

Entre sus apreciaciones, Ruppel sostuvo que es imposible que no se registren accidentes de tránsito. “La gente se ilusiona con que haya ‘accidentes cero’. A eso no vamos a llegar, ya que nosotros, como seres humanos, vamos a cometer errores y en forma permanente estamos tomando decisiones, las cuales, a veces, pueden ser equivocadas”, subrayó. 


Hay esquinas del casco urbano en las que se reiteran los accidentes de tránsito


En ese sentido, dejó en claro cuál es el propósito que al que se pretende llegar. “Hoy por hoy, se busca reducir el número de muertes y de heridos graves. Desde Naciones Unidas se dice que no es aceptable que haya un muerto por accidente de tránsito. El tema es que eso está naturalizado y resulta más difícil modificar hábitos viales”, indicó.

Involucrar a todos 
Para Ruppel, es indispensable aplicar políticas públicas que contemple a diversos actores para enfrentar la problemática vial. “Considero que el diseño de políticas de Estado tienen que incluir a todos actores. Un siniestro o accidente es multisectorial, es decir, que tenga en cuenta a la salud pública, a la gestión de la seguridad vial, a los usuarios y que genere un compromiso del sector privado”, sostuvo. 

60.000 

Es la cantidad aproximada de vehículos que circulan en el distrito de Tres Arroyos 


Sobre ese aspecto, puntualizó que resulta necesario que el Estado y el sector privado tienen que estar alineados para “trabajar en conjunto. Cuando se logra trabajar de esa forma, recién ahí podemos decir que diseñamos políticas públicas con el fin de disminuir el número de más de 20 personas que diariamente mueren en el país por accidentes de tránsito”.

Si bien todavía no cuenta con registros locales, adelantó que de cara a fin de año presentará los resultados de un trabajo estadístico que se encuentra en proceso de elaboración. “Hace dos años se publicó un informe que yo hice. Desde ese momento hasta ahora se ve que hubo una disminución en la cantidad de hechos, pero se dio un incremento en el número de implicados”, señaló. 

En término medio 
Consultada puntualmente sobre cómo maneja el tresarroyense, la especialista dijo: “Estamos en un término medio. Hay municipios en los que se condice y mejor en otros si nos referimos a la provincia de Buenos Aires”. 

“En el país, hay mucha falta de apego a las normas, algo que pasa en otros lugares del mundo. Creo que hay que cambiar esa visión de que ‘a mí nadie me controla’. Por ejemplo, hay personas que se ponen el casco media cuadra antes de un control de tránsito. En general, veo que hay mucho por mejorar y por aprender. Hay gente que desconoce lo que es una ochava. A eso lo veo en las charlas sobre licencias de conducir”.