Foto Marianela Hut

Deportes

El Globo venció 2 a 1 a Boca

Huracán piensa en la final

20|10|19 09:18 hs.

Huracán ganó, y pese a que durante una gran parte de la tarde tenía en sus manos el pasaporte para el desempate ante Colegiales, se quedó con las manos vacías en este Torneo Clausura. Al menos, esta victoria sobre Boca por 2 a 1, le dará al Globo una cuota de confianza para la finalísima ante el Escolar, sabiendo que su potencial y chances de quedarse con un nuevo título lugareño están intactas.


Con varias ausencias, léase Serén, Zanel, Wehrhahne y Ciccioli, a Huracán le costó y mucho el inicio del partido frente a un Boca, dinámico, práctico y veloz. El Xeneize presionó en terreno rival, se adueñó del mediocampo y con ataques verticales preocupó a su oponente con un par de profundas llegadas. 

Los habituales generadores de fútbol en el albo no encontraban su lugar ni el balón, tampoco el ritmo, y la defensa sufría; pero eso duró un poco más de 10 minutos, porque con el cabezazo que Elizondo estrelló en el travesaño tras un centro, en una jugada aislada, la cosa comenzó a cambiar. Huracán fue distinto, adelantó sus líneas y alcanzó protagonismo; así, a los 21’ Domínguez estrelló desde unos 35 metros un tiro libre en el travesaño. Pero aún del dominio encontrado, Boca causó zozobra en la última línea rival, como fue con un par de remates de San Román o una definición suave de Armesto. 

Y esa insistencia de Huracán tuvo su premio a los 31m. cuando Domínguez metió una preciosa asistencia de “caño” a Vannieuwenhoven, quien definió con categoría ante la salida de Martínez. Poco tiempo debió pasar, y una salvada de Carrozzi, para que otra vez el goleador del Globo aprovechara un pase en profundidad, un mal cálculo del arquero local y así puso el 2-0 parcial que generó un gran impacto en el anfitrión. 

El complemento casi que estuvo de más; le “sobró” al partido. Porque Boca sintió el impacto, la diferencia de dos goles fue demasiada, y si bien descontó a los 36 con un penal de Carrera, lejos estuvo de pensar en la igualdad ante un rival que bajó el ritmo del match, dominó a su beneficio el juego y esperó que pasara el tiempo y que en el Zubiri se mantuviera la caída de Colegiales, algo que finalmente no sucedió y termino dejando al Globo sin nada en el Clausura pero con las puertas y chances abiertas para una gran definición de este Oficial 2019.