Sociales

Agrupación La Vaca

Por el placer de cantar juntos

03|11|19 12:05 hs.

Nuevamente la Agrupación La Vaca llevó a cabo su presentación ayer por la noche en La Estación. Días antes LA VOZ DEL PUEBLO había estado presente en uno de los últimos ensayos previos al espectáculo. 


Mónica Godoy, Fabián Pierini, Lucas Fígaro, Carlos Martínez y la “dueña” de casa Ivana Gallardo -junto a quien los asesora en cuanto a histrionismo y presencia escénica, María Melián-, contaron cómo se llega a cada show. Carlos Martínez cuenta que “es un poco pudiéndose poner de acuerdo en cuanto a las posibilidades de cada uno de los cinco integrantes y los espectáculos que se desarrollan en ese día. Esto hace como cuatro meses que venimos posponiéndolo porque no encontrábamos fecha”. 

Además “de la época –dice Fabián Pierini-. Porque en estas fechas se superponen mucho los cierres del año de diferentes espectáculos que hay en la ciudad”.

Similitudes
En cuanto al formato con que encararon este nuevo espectáculo es similar a los anteriores; “armamos un orden, vamos cantando un tema cada uno haciendo otras dos entradas cantando un tema cada uno” agrega Fabián. 

Acá es María Melián quien cuenta que “en realidad van a hacer dos temas cada uno en el inicio y van a cerrar en forma individual con uno cada uno en el final. Porque si bien esta es la tercera presentación le vamos tomando la mano tratando de ahorrar espacio en cuanto a las permanencias en el escenario”. 


Dos momentos del show llevado a cabo anoche en el Centro Cultural La Estación




También es una forma de cambiar las modalidades porque cada uno tiene repertorios muy particulares; “tenemos estilos muy diferentes” dice Mónica Godoy. 

Un poco se basa en la curiosidad de cada uno porque vamos desde los años 60 al 2007. Tienen esa variación que cada uno puede tener un parecido que lo diferencia del otro. “Nosotros nos recostamos un poco más a lo melódico –dice Fabián-. Por ahí mezclamos tango, alguna balada”.

“Creo que todos tenemos estilos diferentes –cuenta Mónica-, pero cada uno lo vuelca de una forma que lo hace con un sentido especial y bien propio”.

Los tipos de temas que hacen cada uno son muy dispares porque en muchos casos coinciden con sus edades y en otros son tremendamente actuales. Se nota en cada uno de los integrantes la conjunción, comunicación y estilo que tienen. “Yo por ejemplo no tengo una época marcada –señala Carlos-. Canto tango, lírico o folclore; algo de Il Divo o Il Volo, no me vas a ver cantando una cumbia porque no es mi estilo. Pero dentro de lo que a mí me gusta no importa la época, puede ser folclore, tango, algún rock…”. 

A Mónica Godoy “la historia del tema me tiene que llegar de alguna manera a mí para que yo pueda interpretarlo sino no puedo”. 

Superarse 
La tercera presentación ya se realiza y en ellos se nota que no es tan diferente a las anteriores pero Fabián explica que “en ésta hemos buscado temas más sentidos. Porque lo vamos expresando de otra manera y hasta los disfrutamos más. A cada show sí le vamos agregando cosas nuevas”. 

Carlos agrega que cada show sirve “para mostrar un poco la evolución. No tanto en el espectáculo sino sumándole cosas, experiencia que vamos adquiriendo”: En esto cada uno se siente más formado “por haber tomado seminarios, interpretación. Poder saber qué significa cada tema que cantamos y exteriorizarlo así” señala Ivana Gallardo. 

“Nosotros aprendimos mucho el significado de los temas, no sólo a interpretarlos sino verlos con perspectivas diferentes. En muchos casos nos lo marcaba María porque al saber la historia del tema lo encara de manera diferente” cuenta Mónica Godoy.

La idea es poder mostrar lo que cada uno ha aprendido y capitalizado durante el año y seguir creciendo señalan todos con respecto a lo de anoche. 


Fabián Pierini, Lucas Fígaro, Carlos Martínez, María Melián, Ivana Gallardo y Mónica Godoy, juntos como siempre


Guías arriba y abajo del escenario
Igualmente siguen apostando a mejorar cada nueva presentación marcada por “nuestro guía en el escenario” dice Fabián refiriéndose a Carlos Martínez. Pero fuera del mismo quien los ha encaminado en cuanto a la forma de presentarse, gesticular e interpretar ha sido María Melián. 

Ella empezó todo esto “como un juego. Cuando van a hacer el primer espectáculo, mi marido –Fabián- me cuenta lo que van a hacer pero me dice ‘mirá me parece que nos falta un montón’. Yo los vine a ver y ahí empecé a trabajar con ellos pero era solo por ese show. En ese espectáculo yo me enamoré de cada uno de sus miedos, las preocupaciones, de todo lo que les pasaba. En este caso les costaba mucho expresar; cantaban las canciones muy bien preparados en cuanto a las voces pero no sabían lo que estaban cantando. A mí me sorprendía mucho que interpretaban algo triste con una sonrisa, les decía que por ahí decimos lo maté con una sonrisa en la cara o estoy totalmente enamorada y como tengo susto pongo una cara… Entonces empezamos a leer las letras, ellos fueron entregándose lentamente…”. 

“Es que también nos fue generando confianza –dice Ivana-. Yo estaba durita para expresar directamente, hoy en día forma parte de mi vida y poder generar ese vínculo también ayuda”. 

Un equipo 
Muchos de los temas que cada uno canta “tienen que ver con elecciones que de seguro por alguna razón lo han hecho”, cuenta María Melián . “Y cuando lo interpretan a alguno de los presentes le está llegando o con su gesto, afinación, son voceros de algo que es un ida y vuelta” 

Hay montones de anécdotas de las que han vivido desde el escenario, como la del primer aplauso y que estuvieran más que “apurados” por irse de arriba del mismo y no disfrutarlo. Alguno de ellos –como Ivana- que había estudiado canto y nunca se imaginó hacerlo ante público. 

Seguir juntos compartiendo el conocimiento e incluso viajando a tomar clases fuera de nuestra ciudad los cinco. Ninguno es mezquino con el otro en cuanto a lo que cada uno ha aprendido con su maestro.

Todo lo que puedan buscar afuera y traerlo al grupo para enriquecerlo es bienvenido como lo que de seguro anoche mostraron al público porque cada uno de ellos lo expresa así: “esto se trata de un equipo al que todos aportan, los que se ven y los que no”.