Alberto Borelli

Carta de Lectores

Por Juan José Doglioli

Gracias por tanto

03|11|19 20:00 hs.

Por Juan José Doglioli

Al mar se le detuvo el pulso… Murió el Gordo Borelli. 

Se fue el mellizo del mar, el guardavidas, el amigo de todos, el mito, la leyenda de Claromecó. 

Inolvidable, único, inefable, compañero de anécdotas, noches y charlas playeras. 

Un día me dijo: “El mar es la mar porque es mujer, te abraza y te arrastra, te lleva lejos”. Siempre me quedó esa frase, pude conocer su calidad de persona. 

Una noche hicimos una parodia de Calígula y Nerón en Monkey, que quedó en la memoria. Buen actor, trabajó en “El Salto de Christian”, reemplazando a Ulises Dumont (que no es poco). 

Podría haber sido “El viejo y el mar”, de Hemingway, si el escritor lo hubiera conocido. 

Gracias por tanto Alberto, imposible olvidar tu gorra, tu barba y tu chaleco. Claromecó va a ser diferente sin vos. La mar no está serena, está triste y va a llevar tu nombre. Que así sea.