Nacional

Se reunieron esta tarde

Para mantener la unidad, la UCR le pide a Vidal un reparto igualitario de cargos

05|11|19 20:30 hs.

El radicalismo bonaerense le puso precio a su continuidad en Juntos por el Cambio: le reclamará a María Eugenia Vidal la presidencia de una de las bancadas unificadas de la Legislatura, un lugar ente las autoridades parlamentarias y la mitad de los cargos en organismos de la Constitución que les correspondan como oposición. 


Así lo definieron hoy legisladores e intendentes del partido que se reunieron esta tarde en el Senado bonaerense, comandados por el vicegobernador Daniel Salvador, para ordenar el frente interno antes de sentarse a negociar con el PRO el reparto de los espacios que les tocarán como oposición. 

Aunque con algunas diferencias internas, el radicalismo provincial se mostró alineado en medio del convulsionado clima interno que se vive a nivel nacional, con epicentro en el Congreso de la Nación. 

De este modo, los "boina blanca" buscaron enviar una señal de unidad monolítica antes de iniciar las conversaciones por el reparto de poder con sus socios del PRO. "A partir del 10 de diciembre cambia todo, hasta acá había que garantizar la gobernabilidad, pero ahora esperamos una relación más horizontal, con un reparto más equitativo de los espacios", aseguró uno los legisladores que participaron del encuentro. 

En este escenario, el radicalismo pedirá, para mantener la unidad de Juntos por el Cambio, la presidencia de una de las dos bancadas de la Legislatura, y la vicepresidencia de la otra cámara. También reclama la mitad de los cargos en los organismos de control, que quedan en manos de la oposición. 

Las negociaciones aún no comenzaron, pero en el radicalismo ya asoman algunos nombres: en Diputados Maximiliano Abad pedirá su continuidad frente a la bancada, pero el intendente de San Isidro, Gustavo Posse, impulsa a Walter Carusso, aunque sin eco en el resto de la dirigencia. 

El vidalismo, en tanto, quiere que sea el actual subsecretario de Asuntos Municipales, Alex Campbell, a quien responden varios de los nuevos legisladores. 

En el Senado, en tanto, sonó el nombre del intendente de Adolfo Alsina, David Hirtz, aunque en las últimas horas esa posibilidad fue perdiendo fuerza. 

En Gobernación apuestan por la continuidad de Roberto Costa, actual jefe de bancada.

En cuanto a la situación del Congreso nacional, en donde se abrió una importante puja por la conducción del bloque radical de la cámara de Diputados, el radicalismo bonaerense acordó que sus legisladores nacionales apoyen a Mario Negri en confrontación con el gobernador mendocino y titular de la UCR nacional, Alfredo Cornejo, con quien Salvador mantiene una relación tirante.

Nueva relación 
Tras el encuentro, el intendente de General Viamonte, Franco Flexas, indicó que buscarán tener con el PRO una relación "más igualitaria, entendiendo también que el interior de la provincia es fundamental para el equilibrio que hay hoy en el esquema provincial, principalmente de la Legislatura. Se ganaron cinco secciones, en una se perdió por un punto, y eso hoy determina que la relación es diferente a lo que fue antes".

En tanto, su par Miguel Fernández (Trenque Lauquen), añadió que tras el 10 de diciembre espera que en Juntos por el Cambio haya "una discusión mucho más de pares, transversal". 

Además, añadió que "ahora tenemos un rol distinto porque los intendentes somos las cabezas de la gestión junto con los legisladores".

En el mismo sentido, Flexas, un intendente alineado con el possismo, sostuvo que "se va a cambiar el rol, hasta ahora hablaba el vicegobernador y está claro que a partir de ahora vamos a hablar los intendentes".

"Durante cuatro años hicimos autocrítica, pero también la realidad era otra, tuvimos cierto grado de influencia al tener el gobierno provincial. Hoy, estando en la oposición, como le ha pasado al Frente de Todos, los intendentes somos los que tenemos que tomar el protagonismo", insistió. (DIB) JG