La Ciudad

Ayer

Destacada defensa al proyecto de la huerta agroecológica

08|11|19 09:14 hs.

Con una exposición para destacar por su claridad, solidez y, sobre todo, contenido, alumnos de la Escuela de Educación Secundaria Nº 1 hicieron uso de la Banca Ciudadana en el Concejo Deliberante. Fue ayer, en forma previa a la sesión ordinaria, cuando los estudiantes Thiago Benítez y Florencia Ottaviano se ganaron merecidamente el generalizado aplauso de los presentes -concejales incluidos- tras haber expuesto el valioso proyecto vinculado a la creación de una huerta comunitaria agroecológica. 


Tienen en su poder de decisión la oportunidad de dar pie, de dar comienzo y de ser el último voto de confianza que necesitamos para que este proyecto inicie. Quizá tienen muchas preguntas, muchas inquietudes, pero déjenme decirles que no hay mejor inversión que la buena vida, la buena alimentación. Y qué mejor que proveer de estos alimentos a los niños, niñas y adultos que están en situación de pobreza. Ese fue el mensaje, a modo de conclusión, de Thiago Benítez, quien con esas palabras condicionó -en el buen sentido- a todo el arco político del Concejo Deliberante para que el proyecto sea considerado y trabajado como se merece. 

Y, en medio de los aplausos a los jóvenes, el presidente del cuerpo deliberativo, Enrique Groenenberg, puso de manifiesto el compromiso del Concejo Deliberante para darle tratamiento legislativo a la propuesta. 



En resumen, con la huerta comunitaria agroecológica busca abastecer los comedores barriales infantiles y que además sirva como unidad demostrativa y de capacitación para quien quiera iniciarse en la producción de verduras y hortalizas

La propuesta, que nació en el marco de la materia Geografía e Investigación que está cargo del profesor Juan Pablo Tappertti, apunta a un trabajo agroecológico, sin uso de agroquímicos, y que lo producido se destine a abastecer a los comedores barriales de la ciudad.

La sesión 
Durante la sesión ordinaria celebrada se aprobaron por unanimidad 13 de los 14 puntos que marcaron la agenda legislativa de ayer. Sólo tres de los ítems respondieron a proyectos de ordenanza. 

La propuesta del bloque de Todos relacionada a la creación de un Centro Municipal de Estadísticas se transformó en ordenanza, aunque, a la hora de la votación, el espacio autor no tuvo el apoyo del vecinalismo y sí el de Juntos por el Cambio. Si bien se aprobó por mayoría, el tema en cuestión fue el único que generó algún tipo de intercambio de pareceres entre el oficialismo y la oposición. Las diferencias no fueron por el contenido de la iniciativa, sino que se dieron a partir de la forma en la que llegó a ser tratado en el Salón Blanco. 

El proyecto, destinado a la elaboración de datos económicos, sociales y demográficos, fue defendido en principio por la concejal Andrea Montenegro. “Es importante para la toma de decisiones frente a la incertidumbre y para generar políticas públicas efectivas. Nos parece fundamental la aprobación para acompañar la toma de decisiones a los funcionarios de gobierno, y evitar una mala administración de recursos económicos ante la falta de estadísticas”, dijo en su argumentación. 

“Entendemos -agregó- que ayuda a evaluar la situación del municipio y las localidades, entre otras cosas; entendemos que los números por si solos son cifras, y lo importante es cómo se puede cambiar y transformar la realidad de la gente, por lo que expresamos nuestra predisposición para colaborar”. 

Desde Juntos por el Cambio se apoyó la iniciativa, no sólo desde la votación sino también desde lo discursivo. “Muchas veces objetamos en el presupuesto la falta de estadísticas y números, lo que deviene en una improvisación y falta de decisiones concretas al momento de proyectar. La falta de estadística hace que no se puedan tomar decisiones correctas. Nos parece importante dar el puntapié inicial para trabajar en todos los temas”. 

A la hora justificar el rechazo al proyecto, desde el vecinalismo justificaron su postura a partir del escaso debate que, a entender del oficialismo, tuvo en comisión. 

Si bien se valoró el espíritu de la idea, se cuestionó el proceder. “Se debieron pedir consultas a la Secretaría de Hacienda porque se deben generar recursos, como así también a la Secretaría de Producción, que será la encargada de recopilar datos. No creemos que es la forma de avanzar así, entre gallos y medianoche”, expresó el concejal Werner Nickel. 

Tatiana Lescano le respondió al edil vecinalista. “Esperamos tres meses. No creemos que sea entre gallos y medianoche, ni creemos tampoco que sea un motivo presupuestario porque el municipio ha creado últimamente varios cargos de planta”, replicó. 

Y Espeluse, en tanto, afirmó: “No olvidemos que estamos de cara al nuevo presupuesto y creemos que la creación de esta herramienta puede ayudar al Municipio a hacer más eficiente la administración de los recursos, ya que cuando uno tiene información certera hace que el recurso pueda ser mejor administrado”. 

Juzgamiento de infracciones 
El cuerpo deliberativo convirtió en ordenanza el proyecto de Juntos por el Cambio, que propuso establecer un marco regulatorio para el juzgamiento de las infracciones de tránsito que se cometan en el distrito. 

“El último objetivo de este bloque es recaudar. El propósito debe ser el de educar para que no cometan infracciones siendo la sanción el último recurso cuando se incumplen las normas; el proyecto es bastante amplio y durante su tratamiento manifestamos públicamente que el fin era generar transparencia y respaldo a los inspectores o a los jueces de faltas”, expresó Roberto Fabiano (Juntos por el Cambio). 

Por su parte, desde el bloque de Todos, y a través de la concejal Lescano, se dijo: “Es necesario avanzar con mecanismos que enseñen al ciudadano para que las distintas faltas sean cada vez menos; nuestro bloque presento un proyecto de la academia de conductores hace dieciocho meses, que espera despacho. Damos apoyo a este proyecto porque creemos que esto contribuirá para hacer más fácil la vida de los tresarroyenses y esperamos que ayude a mejorar el servicio que se le presta al vecino”. 

Seguridad 
El contexto de inseguridad que se instaló en los últimos días fue motivo de preocupación en el bloque peronista, que, a través de un pedido de informes, solicitó conocer precisiones acerca del plan acción previsto en materia de seguridad. 

El concejal Martín Garrido habló de la ola delictiva que azota al distrito y pidió concretar una reunión con el secretario de Seguridad Claudio Cuesta “para ver la manera de frenar la situación por la que atraviesan los tresarroyenses”.