Sociales

Hoy a las 19 se realizará el acto

Barrionuevo deja su legado a Cascallares

08|11|19 12:52 hs.

El payador Luis Barrionuevo hará entrega hoy a las 19 en Micaela Cascallares de todo el material que ha recopilado y obtenido durante más de cinco décadas. Este legado será recibido por el delegado Oscar González, Raúl Oscar Valladares, Horacio Fuentes, Mauricio David Massa y Alejandro Massa. 


Objetos, fotografías, libros, DVD, casetes, CD y cuadros aportados por Barrionuevo ya se encuentran disponibles en La Casa del Payador, ubicada en la localidad. A esto se sumarán otros elementos que posee el payador. 

“Estoy muy contento por dejarlo en el pueblo donde yo nací. Es un patrimonio cultural y ellos lo van a cuidar. Va a estar en buenas manos”, señaló en una entrevista realizada en LA VOZ DEL PUEBLO, oportunidad en la cual estuvo acompañado por Oscar González. 

La Casa del Payador, luego de que se produjera la usurpación de instalaciones destinadas a tal fin en Tres Arroyos, se trasladó a una propiedad cedida por el ferrocarril en Cascallares. “Es lo primero que se hizo cuando se fundó Cascallares en 1889 –explicó el delegado-. Las dos casas del ferrocarril. Todavía están también las estructuras de lo que eran los dos primeros boliches de campo Y la actual Secundaria, que se puede ver toda remozada, es una construcción que se mantiene en su estado original”. Además hizo referencia a “tres ranchos que quedan en pie y son de los años ’20, están próximos a cumplir cien años”. 

Consideró que en aquellos tiempos “había ingenieros sin título, contaban con el conocimiento. Son paredes de 60 centímetros hasta donde da la altura de las ventanas, luego una parte va de 45 y termina con 30 arriba. Son increíbles los dibujos que hacían con los ladrillos en la parte superior. Las construcciones están asentadas en barro y no se han caído”.

Barrionuevo puntualizó que “hay mucho material y vamos a llevar otra importante cantidad. En el garaje de mi casa no se puede entrar de todo lo que he juntado. Con mucha paciencia y cuidado habrá que ponerlo en cajas. Todo va a ir para La Casa del Payador en Cascallares”. 

En este sentido, González anticipó que “voy a ir haciendo en la parte exterior del lugar bases de pedregullo y a ubicar herramientas antiguas que me han dado. Lo vamos a ampliar hacia afuera”.

Tradiciones
El delegado de la localidad señaló que “la muchachada joven está en otro tema ahora. Nos desarraigamos un poco porque venimos mal influidos de la casa. En vez de escuchar folclore o música surera, es toda música norteamericana que no sabés lo que dice”. 

Sin embargo, valoró que “en el centro de Buenos Aires han abierto varias casas de folclore y se llenan. Hay muchos provincianos que van a estudiar y tocan en las peñas. Predominan los que tienen entre 18 y 25 años, son universitarios seguidos por otros compañeros. Pueda ser que se vaya recuperando”. 

Luego de evaluar que “en Cascallares también se perdieron muchas cosas” vinculadas con la tradición, comentó como un aspecto positivo que “hay cuatro o cinco chicos, de ocho o nueve años, que están entendiendo y leyendo libros sobre nuestra identidad. Realmente les interesa, tal vez lo compartan con otros chicos, para que empiecen así con los caballos y la música folclórica”. 

La raíz
Con gratitud, Barrionuevo recordó que cuando usurparon el inmueble donde funcionaba La Casa del Payador en Tres Arroyos, “González me dijo ‘acá tenés un lugar’. Lo que quiero es que no se pierda el canto del payador. Tengo muchos problemas de salud, siento la esperanza de que voy a salir adelante. Si es así, me gustaría enseñar este arte, tengo mucho paciencia, sería transmitir lo que he podido aprender”. 

El lugar es abierto a todo público y en la puerta están anotados los teléfonos, para que los interesados se comuniquen y puedan realizar una visita. 

Fue reinaugurado el 16 de agosto de 2015. “Han venido José Curbelo, Marta Suint, Jorge Socodato, Susana Repetto y el hijo, Carlos Marchesini, Carlos Sferra, Almirón. De pasada, porque iba hacia el sur, entró Cristian Méndez”, enumeró González.

Observó que Cascallares es conocido por el caballo El Zorro, Luis Barrionuevo y la payada, y por la Cooperativa Agrícola. Indicó que “en otros lugares del país, algunos te hablan de El Zorro, otros de Luis y también hay quienes dicen que en el pueblo se encuentra una de las mejores cooperativas de la provincia”. 

En el cierre de la entrevista, Barrionuevo argumentó que “el payador es la raíz de nuestra cultura. Toda la gente con la que me encuentro me felicita, dice ‘has hecho bien con dejarle esto al pueblo’”.