Chaves

Adolfo Gonzales Chaves

Un centenario cargado de emociones

12|11|19 11:43 hs.

Con mucha emotividad se vivió el acto protocolar del centenario de la Escuela N° 20 Rosa Bianchi de Iranzi, el cual se desarrolló frente al establecimiento pese a las inclemencias del tiempo. 


En la oportunidad estuvo presente el intendente municipal, doctor Marcelo Santillán, integrantes de su gabinete, concejales, consejeros escolares, la inspectora jefe distrital María José Ochogavía, ex docentes, ex alumnos y público en general.

Luego de la entonación de las estrofas del Himno Nacional Argentino, se descubrió una placa en el interior del edificio y posteriormente hizo uso de la palabra la directora del establecimiento, Mónica Heidelman. “Estamos reunidos para conmemorar los cien años de trayectoria de nuestra querida Escuela Primaria N° 20 Rosa Bianchi de Iranzi, y vemos con orgullo que nuestra escuela ha alcanzado hoy su madurez, siendo reconocida en la comunidad por los logros obtenidos a lo largo del tiempo, reflejados en la calidad de enseñanza a nuestros alumnos y en los profesionales que forman parte de nuestra aulas”, señaló. 


Mónica Heidelman


Destacó que “este Centenario tiene significado diferente para muchos de los que hoy estamos aquí. Para algunos es motivo de nostalgia, de recuerdo y reencuentro, para otros dan la posibilidad de tener un sentido de pertenencia, de volver a un establecimiento que se alejaron hace mucho tiempo y hoy tienen el deseo de estar presentes, otros nunca se fueron o pisan las mismas pisadas de la niñez, pero con sus hijos y sus nietos”. 

Entre otros conceptos, Heidelman remarcó que “cumplir cien años es importante para cualquier institución, pero cuando lo cumple una escuela cobra mayor significado, porque son cien años de estar creando futuro”. 


Su acontecimiento más importante vivió la Escuela 20 al celebrar su centenario, donde quedaron en su interior los recuerdos y emociones vividos durante tantas jornadas


Posteriormente la ex docente Elsa Ponce de Balbuena tomó la palabra para señalar que “estoy aquí dispuesta a celebrar los cien años de esta escuela junto a ustedes, donde en este tiempo han pasado por ella varias generaciones de alumnos, dicen que lo bueno si es breve dos veces bueno, no sé si lo que he escrito es breve y bueno, pero sí sé que lo he hecho con todo el cariño que siento por esta escuela”. 


Elsa Ponce de Balbuena


Seguidamente -agregó- “no puedo ser imparcial porque he sido parte de esta escuela, primero como alumna, luego como docente y madre de alumnos, allá por año ‘19 se creaba la Escuela Nacional N° 120, que las denominaba Lainez porque era escuela nacional, que estaban insertas en las provincias. Funcionó primeramente en un lugar de la calle Maipú y Olavarria, hoy Torchiari, y hasta el día de hoy su fachada esta igual que en esa época. Luego pasó a la calle Francia en la casa del señor Garda y allí estuvo hasta el año 1949, donde se pasó al actual edificio”. 

Finalmente Elsa rememoró que “al llegar a este lugar tan distinto a los anteriores sentíamos una alegría inmensa, porque por fin teníamos un edifico propio y amplio, con salones, amplias galerías, patios con juegos, pero la esencia misma de la escuela es el proceso de enseñanza y aprendizaje. Y vienen los recuerdos y en ellos está la señora Rosa Bianchi de Iranzi, primera maestra directora a la que tuve la suerte de conocer en mis primeros años de la escuela primaria, y que decir de los primeros maestros que venían desde lejos porque aquí no había docentes suficientes”. 

Finalmente se pasó a la entrega de recordatorios y distinciones a ex docentes, además se descubrieron murales como así también había una muestra pedagógica con los trabajos realizados, se cantó el feliz cumpleaños y se cortó la torta.