La Ciudad

Lo brindará la joven estadounidense Maggie Lally

Un taller de clown que será especial

22|11|19 00:53 hs.


Maggie Lally sonríe varias veces. De manera espontánea, auténtica. Es estadounidense y desde el lunes se encuentra en Tres Arroyos, ciudad que visita por primera vez. “Ya he tenido varias actividades. Vine con muchas ganas de participar. Me encanta, estoy muy feliz de estar conociendo la cultura, la gente”, dice con un muy buen manejo del idioma castellano. Junto a ella se encuentra Verónica Urbieta, psicóloga e integrante del equipo del programa Puentes en la Infancia. 

La conversación, este jueves por la tarde en LA VOZ DEL PUEBLO, tiene lugar porque el sábado Maggie va a brindar un taller de clown en el Centro Cultural La Estación, en el horario de 18.30 a 21.30. Anticipa que será “para todos los niveles. Yo sé que hay payasos en Tres Arroyos que tienen experiencia y van a participar. Pero también aquellos que no poseen ni una gota de payaso, van a descubrir el payaso que tienen adentro”. 

Durante esta actividad habrá “juegos de impro y ejercicios de conexión”. Explica, en este sentido, que “a veces lo más importante en visitas al Hospital, asilos, penales, escuelas, es la conexión con el otro”. Verónica agrega que “por eso invitamos también a quienes trabajen con niños o que tengan a cargo un grupo. Son buenas herramientas para esa tarea”.

En la tarde del jueves, Maggie desarrolló un taller de Ula Ula en el CIC del Barrio Olimpo, para Puentes en la Infancia. Señala que “es muy bueno para aprender sobre el espacio personal, un aprendizaje interesante, junto al baile, el ritmo y la música. Los chicos lo incorporaron muy rápido”. 

El otro espacio al que concurrió en Olimpo es Entre Mujeres. Verónica observa que en ambos casos “el objetivo es el mismo, la importancia de encontrarse. Es una fiesta y tiene un valor. Más allá de que después se realicen un montón de actividades”. 

Además, Maggie junto a un grupo de payasos fue el miércoles al Hospital Pirovano. Describe que “resultó muy lindo. Ellos tienen mucha experiencia y relaciones con la gente”. 

Como una familia 
Trabaja en grupos de circo desde hace doce años y tiene ya diez años de participación en el Festival de Belén, que se realiza en el mencionado barrio de Iquitos, Perú. Fue en Belén, en 2010, donde conoció a Verónica. Cuenta que ahí “también empecé a enseñar Ula Ula, la primera cosa que aprendí sobre circo. Además zancos, acrobacia y otras prácticas. Pero Ula Ula es básico y la gente se sorprende porque los niños lo pueden hacer con mucha facilidad”. 

Detiene el relato, con la pausa abre un paréntesis, y menciona luego que una pequeña en Olimpo realizó “una obra de arte” con un aro en su cintura. En el Festival se congregan cerca de un centenar de clowns, payasos, integrantes de Bola Roja y del Instituto Gesundheit!, fundación creada por Patch Adams. 

Verónica concurre desde 2008 y expresa que constituye “como una familia. Nos encontramos todos los años en agosto durante entre diez y doce días, para trabajar todos juntos con la comunidad”. 

Le otorga relevancia a que “a Tres Arroyos han venido ya tres o cuatro personas que son de otros países, que no hubiesen venido nunca si no es de alguna manera por esta red que se armó hace muchos años. Y yo he ido a un montón de lados así. Vamos compartiendo esa experiencia en Iquitos, pero también en otros lugares. Es maravilloso”. 

Es dar y recibir. Maggie lo define como “un intercambio. Ahora nos están enseñando como cocinar platos típicos de la selva, es lo más lindo para mí. El aprendizaje es de todo el mundo”. 

Son días de talleres, actividades en la calle, conciertos, teatro comunitario, trabajos en común. “Nos ha enseñado mucho el Festival y después uno lo puede trasladar a distintos espacios –destaca Verónica-. El valor y la importancia que tiene festejar, encontrarse, divertirse. Incluso en los contextos más terribles, hay un valor muy grande en pasarla bien, disfrutar, mirar una obra de teatro, bailar, cantar”. 

 Subraya que “todo esto no tiene nada que ver con cuanto tengo o las condiciones en las que vivo. Y no es para buscar tal o cual cosa, tiene un valor en sí mismo. El arte en ese sentido es muy transformador, posee mucha potencia”. 

El viaje 
Maggie estuvo en Colombia, Panamá, Perú (para asistir al Festival de Belén y visitar Lima), así como en varias ciudades de Argentina. “Luego quiero ir a Chile algunos días –relata- y regresar a Colombia”. 

Los destinos no son fortuitos. Se trata de “una gira donde están todos los amigos del Festival de Belén. Es una comunidad internacional, la mayoría son de Sudamérica. La meta fue conocer cada proyecto que tienen los amigos en su ciudad, lo que hace acá Vero es muy hermoso, y quería ver como es el movimiento de los payasos en Tres Arroyos”. 

Durante la nota, ambas sonríen. Con una alegría que contagia. Como ellas mismas dicen, es un tiempo de encuentro. No hace falta nada más.       

Te interesaría leer