La Ciudad

Infosalud

Lo científico de la mano de lo humano

23|11|19 13:36 hs.

Es conocido que en un hospital, la enfermería es quien está las 24 horas del día y los 365 días del año. Y sus competencias y conocimientos científicos son hoy un diferencial en los resultados de salud de las personas. 


Este 21 de noviembre se instauró en nuestro país para reconocer a todos aquellos que eligieron esta profesión, que como muchos dicen es una forma de vida. En nuestra ciudad, este día fue elegido para realizar la presentación de un trabajo que al inicio del acto, la licenciada Claudia Diez, impulsora de la iniciativa, reconoció como “muy importante para la profesión y en particular para los estudiantes de la Tecnicatura en Enfermería y para los enfermeros del Centro de Salud; ya que están haciendo historia por dar a conocer a la enfermería desde el método científico, desde el plan de atención de enfermería, un logro que se va a poder visibilizar, en su real importancia, con el transcurso del tiempo”. 

En el área de consultorios externos, se homenajeó a la licenciada Isabel Di Rado, para quien, entre sus mayores anhelos, se encontraba la protocolización de los cuidados enfermeros.

En este emotivo acto se concretaron sus deseos, ya que los estudiantes mencionados le hicieron entrega de los planes de cuidados de enfermería estandarizados para cada uno de los servicios del Centro de Salud. Trabajo que realizaron durante todo el año en la cátedra Enfermería Comunitaria y Práctica Educativa, a cargo de las licenciadas Fabiana Figini y Claudia Diez.

Tres Arroyos hace escuela en la región 
Isabel Di Rado indicó, visiblemente emocionada, que esto presenta un importante avance para el trabajo del enfermero, ya que “protocolizar es decir, hablar el mismo lenguaje, implica dotar a la disciplina de rigor científico para llevar a cabo cuidados de calidad a través de la sistematización y del conocimiento”.

En el desarrollo del acto, la licenciada Mabel Elías, luego de resaltar lo que representa para la profesión Isabel Di Rado, indicó que “generar conocimientos, construidos en base al enfoque socio-psico-biológico del proceso salud-enfermedad, en los que cada día se hace más patente la invasión de la compleja y deshumanizante tecnología, la enfermería continúa aportando el vínculo de la necesaria humanización de los cuidados al paciente y su familia. No obstante, en los tiempos actuales se deben incorporar modificaciones sustanciales en su actuar y estamos orgullosos de poder realizar estos avances, que son históricos en nuestra profesión y en nuestra institución. Es así que Tres Arroyos se constituye en uno de los primeros sistemas de salud que cuenta con manuales estandarizados para enfermería, según servicio y que apunta a la atención centrada en las particularidades, los entornos y los momentos”, indicó la licenciada Elías, directora asociada del Centro de Salud. 

En el emotivo acto de entrega, la licenciada Isabel Di Rado, manifestó que se emocionó hasta las lágrimas en el momento que los estudiantes le hicieron entrega de los documentos que a través de ella, quedaron en manos de los jefes de servicio. A continuación se realizó una recorrida por la institución con la licenciada Isabel Di Rado, quien dedicó cada uno de los protocolos que fueron entregados a los servicios. 

Desde el modelo transcultural 
En el mismo sentido, “generar un conocimiento tiene como único objeto la calidad de un cuidado que busca la humanización, lo singular, lo particular; que busca a la persona sobre todas las cosas y están orientados en los nuevos paradigmas. Estos paradigmas que visualizan a la persona dentro de su contexto. Este modelo transcultural que entiende a la persona como sujeto de cuidado, desde el ser que necesita ser cuidado; donde el enfermero se pone al servicio del otro y de las necesidades que tiene. Ya en estos paradigmas no se habla de familia. El entorno puede ser un vecino o un amigo. Este entorno puede ayudarlo a mantenerse saludable o puede ayudarlo por el contrario a enfermar”, explica la docente de la cátedra, Enfermería Comunitaria y Práctica Educativa, Claudia Diez. 

Los fundamentos de estos protocolos se basan en favorecer la continuidad de los cuidados, fomentando la formación para el desarrollo de la profesión y facilitando la aplicación del proceso enfermero. Permiten mejorar la atención al usuario, ofreciendo una actuación unánime y de calidad a las personas, se enuncia en los fundamentos del Plan de Cuidados de Enfermería Estandarizados. 

La necesidad de continuar implementando avances que impacten en el ejercicio de la profesión de más de 160 enfermeros que se desempeñan en el ámbito publico, se hace necesario ya que “no es posible pensar una enfermería de excelencia sin el conocimiento asociado a lo humano. Si entendemos que enfermería está presente en todas las etapas, remontándome a mis 30 años de servicio. Recuerdo tener a una mamá de la mano mientras estaba dando a luz, de acunar a ese bebé, de ayudarla a amamantar, luego ayudamos en los chequeos y realizamos la promoción de salud en el adulto, y vamos a estar al lado de la cama besando a un anciano a quien ayudamos a partir en un cuidado que mas allá del conocimiento raya en un cuidado amoroso, contenedor, en lo emotivo, en poder ver la integralidad de la persona, para atenderlo como se merece. Somos la voz de quien no puede hablar, y somos los derechos de quien los tiene vulnerados por una situación de enfermedad, por eso hablamos de cuidados de calidad humanizados”, relata la licenciada Claudia Diez para cerrar esta charla. 

Las huellas de Isabel que perduran
En nuestro distrito gracias a la decisión de la gestión municipal de fortalecer la profesionalización del sector, desde el año 1978, que se inició el trabajo en la Escuela de Enfermeria Isabel Di Rado hasta el momento en que fue posible cursar el nivel universitario y especializaciones o diplomaturas como hoy, se ha recorrido un largo camino en la ciudad. 

Desde fines de los 70, cuando la licenciada Isabel Di Rado inicia su jefatura y el camino de la escuela de enfermería hasta hoy, se la reconoce como la precursora de los avances del sector en nuestra ciudad. Impulsora principal de la carrera y jefa del departamento en sus incios. Implementó las jefaturas de sala, lo que cambió la historia de los cuidados. Entre sus mayores anhelos se encontraba la protocolización de los cuidados enfermeros. 

En el emotivo acto vió concretados sus deseos, ya que los estudiantes mencionados hicieron entrega a la licenciada Isabel Di Rado de los Planes de Cuidados de Enfermería Estandarizados para cada uno de los servicios del Centro de Salud. 

En oportunidad de dialogar con Isabel, luego de indicar que fue muy emocionante encontrarse con sus colegas y con los estudiantes y ver al Hospital en constante crecimiento; cosa que la emociona, resalta que es también muy relevante para el ejercicio de la enfermería la trayectoria de la licenciada Mabel Elías, que “ha llegado a lo más”, a fortalecer a la profesión desde un cargo directivo que le da la posibilidad de hacer mucho por priorizar la valoración de los cuidados enfermeros. 

Ambas licenciadas, Claudia Diez e Isabel Di Rado destacaron que es indispensable distinguir que el rol del médico es curar, y el del enfermero es cuidar y que ambos, desde los espacios de la ciencia, apuntan a la integralidad de la atención.