La comunidad acompañó la propuesta (Caro Mulder)

Claro, Reta y Orense

Dramatización

Claromecó vivió la experiencia de un Juicio por Jurados

27|11|19 09:55 hs.

Por Marina Soledad Andreasen

Ayer se llevó a cabo la dramatización del Juicio por Jurados en el SUM de la Escuela 11 de Claromecó, un proyecto pedagógico promovido por el CENS N° 451, con colaboración de actrices y actores locales, dirigidos por la profesora de teatro Julia Czubaj. 


fotos Carolina Mulder


En una tarde muy lluviosa, vecinos de la comunidad se acercaron a apoyar la iniciativa y formar parte de la experiencia. La misma constó de la simulación de un juicio con participación ciudadana, en el que se trató el caso ficcional (escrito en su mayoría por la profesora Andrea Varela) de un homicidio doblemente agravado por mediar el vínculo y la violencia de género. La defensoría, por su parte, intentó poner en dudas el nombre de esta caratula, y renombrar el hecho como un accidente laboral. 



La puesta en escena implicó la exposición de testigos y pericias, que aportaron distintas versiones y pruebas para explicar el hecho. Frente a estos, el Jurado, compuesto por 35 estudiantes del CENS, de 1° a 3° año, tuvo que escuchar con atención un caso que desconocía, tomar notas y construir una posición, ya que de ellos y ellas dependía el veredicto final. 



Uno de los momentos más conmovedores, en este sentido, fue la exposición argumentada del abogado querellante y la abogada defensora, quienes los interpelaron directamente sobre la responsabilidad de su puesto. Por un lado, se los llamó a tener en cuenta las pruebas presentadas, y no pasar por alto el hecho concreto que se trataba: la muerte de una persona. Se los llamó, en ese sentido, a ejercer la herramienta que se les brindaba para ejercer justicia, brindar condena y no dejar impune ante la sociedad el crimen cometido. Por otro lado, se los convocó a reflexionar sobre su posición de poder como jurados, para que no condenen a un inocente sin pruebas suficientes, ya que la pena dispuesta para el acusado era la prisión perpetua. Todo esto acompañado del llanto y los insultos que, desde el público, emitían familiares, que reforzaron el componente dramático de la obra. 



Una vez finalizada la exposición de las partes, el jurado se retiró a la sala de deliberación, y luego de 15 minutos de intensos debates, volvió al recinto con una resolución. Una de las estudiantes, designada como presidenta, leyó ante la jueza y al público la declaración del acusado como culpable, así como también los fundamentos de su veredicto. 



Fue una jornada intensa de emociones encontradas, que permitió desplegar todo un trabajo previo de docentes y estudiantes, en relación a la posibilidad de interpretar los hechos sociales, tomar posición y argumentar, así como también en relación al reconocimiento de la violencia de género en todos sus formas. A su vez, implicó un aprendizaje para todos los presentes, que vivenciaron el interior de un Juicio por jurados de manera muy similar a la que se desarrolla realmente, y pudieron profundizar sus conocimientos en torno de esta forma de participación ciudadana. 

fotos Carolina Mulder


Una vez más, el CENS N° 451 buscó generar instancias de intercambio entre la institución y la comunidad, con propuestas que permitan enseñar y aprender desde lugares novedosos, placenteros y movilizantes. El trabajo en conjunto que se realiza cada año es, en ese sentido, una apuesta por generar una educación de adultos de calidad, comprometida con su tiempo y con su gente.