Sociales

Hoy a las 20 en el Mulazzi

“De fuga y misterio”, lo nuevo de Omnium

01|12|19 09:19 hs.

Esta noche el ensamble Vocal Omnium presenta el concierto anual denominado “De fuga y misterio”. El espectáculo se realiza en la sala Ismael Jaka del Museo Mulazzi, sito en avenida San Martín 323, a las 20, con entrada libre y gratuita. 


Con un repertorio muy variado en su procedencia geográfica e histórica, se hará un recorrido musical conformado por obras en carácter de estreno así como por una selección de aquellas que han devenido en clásicas como sello distintivo de la agrupación. 

Por ello sus integrantes Miriam Masssolo (contralto), Horacio Forján (barítono), Carlos F. D’Amato (tenor 2º, piano y dirección musical) y el invitado Ceferino Carrera (tenor 1º) contaron a LA VOZ DEL PUEBLO aspectos del espectáculo e historia del vocal. 

Omnium surge por la conjunción de cuatro amigos que habían sido compañeros en otros coros. “Queríamos hacer algo en un grupo más chico, -cuenta Miriam Massolo-. Además de Horacio estaba Susana Svenson y Bernabé Vicario, éste conocía a Carlos y su pasión por la lírica. Entonces lo convocó y empezamos a trabajar en amalgamar las voces surgiendo Omnium en septiembre de 2008”. 

Aquí es Horacio Forján quien destaca que “desde allí fuimos evolucionando en otros estilos también y modificando por ideas del director. Inicialmente eran temas líricos, religiosos con diferentes arreglos. Con esto lo presentamos en diferentes ciudades de la región haciendo galas de lo trabajado durante el año en cada oportunidad. Esto es vocacional, nos reunimos una o dos veces por semana y hemos armado en el tiempo un vasto repertorio de distintos estilos como lo indica nuestro nombre Omnium (de todos los estilos, las nacionalidades y épocas)”. 

Luego la formación se modificó pasando a trío (Massolo, Forján y D’Amato) lo que nuevamente hizo variar el repertorio.

Difícil tarea 
Carlos D’Amato es quien ha tenido que realizar estas modificaciones a través del tiempo tanto de repertorio como ensamble de voces. 

Para ello “hay varias cosas a tener en cuenta. Primero cuando el tema que le gusta a uno de nosotros lo hace un solo cantante muchas veces no da para un arreglo vocal. Pues en muchos de estos casos solo luce una voz y los otros sólo acompañamos. Acá la idea nuestra es que cada voz luzca como solista, entonces la primera dificultad es la elección del repertorio. Después… me tiene que salir el arreglo pues lo hago desde 2012 y esto es pura inspiración. Esto lo permite la evolución de cada uno en el canto lo que genera arreglos más complicados. Un caso es ‘Se equivocó la paloma’ de Guastavino al que modifiqué toda la armonía; esto es un poco la influencia por haber tenido los tres un director como Rubén Terrón. Esa cosa de trabajar con las disonancias”. 

Luego de esto es escuchar cómo suena esa versión arreglada, “tratando que sea más artesanal y con mucho juego de matices y la influencia de Terrón y Zupay que a ellos les encanta”, agrega Carlos. 

También enumera los cambios que se generan para una formación como esta en la que muchas veces una milonga termina como un final del Renacimiento. Ese juego de las voces es todo trabajo de lo que les gusta y los arreglos. 

Invitado y agradecido 
Este año cuentan con la presencia de Ceferino Carrera como invitado lo que les permitirá hacerlo a cuatro voces. Esto les abre la posibilidad de que los temas que lleven a cabo esta noche podrán ser a tres o cuatro voces. 

Para Ceferino esto de integrarse al grupo ha sido una manera de continuar con otro estilo de canto. Reconoce que después de haber concluido con el ciclo Jilgueros “comencé a meterme más en aprender técnicas vocales. Mis experiencias con Vocal Tres Arroyos y el Coro Municipal me hicieron encontrar a Carlos en mi trabajo. Y se me ocurrió si él podía enseñarme técnicas de canto lírico; se dio esta posibilidad sumada a que me ofrecieron integrarme a Omnium. Lo que me sorprendió pues desde la primera vez sonamos fue como si nos encontráramos cantando desde siempre, algo que a mí me impactó mucho”. 

El tiempo de ensayo ha concluido y esta noche será la oportunidad de mostrarlo al público que concurra al Museo Mulazzi mostrando entre las cuatro voces “que empaste en su energía emocional. Es como ese fenómeno de empatía musical donde nos vamos amalgamando y ninguno supera a ninguno pero todos nos vamos escuchando entre nosotros y eso es más que importante el mantener la armonía musical y emocional entre todos”, señala Carlos D’Amato en el final.