La capacitación fue organizada por la Asociación de Padres TEA Tres Arroyos

La Ciudad

Alexia Rattazzi

Ser amables con el autismo, “una actitud pequeña que no se estudia en ningún lado”

08|12|19 14:33 hs.

La psiquiatra infanto-juvenil, Alexia Rattazzi, miembro fundador del Programa Argentino para Niños, Adolescentes y Adultos con Condiciones del Espectro Autista y escritora del libro "Sé amable con el autismo", invitó el viernes al enorme auditorio que la escuchó en el SUM de la Escuela Técnica a cambiar la mirada de la condición autista para que el mundo sea un lugar más inclusivo. 


En conferencia de prensa, explicó los prejuicios que calan hondo en la sociedad actual, los obstáculos que ofrecen la educación y la salud para las personas con esta condición, las estadísticas y la importancia de trabajar para tener políticas de Estado que hagan accesible su formación y atención. 

La importante capacitación abierta para todo público, organizada por la Asociación de Padres TEA Tres Arroyos y el CRESTA, generó gran interés en la comunidad, tanto que hubo más de 600 participantes que colmaron las instalaciones del SUM. 

Respecto al interés que despertó su presencia en Tres Arroyos, la especialista consideró que “evidentemente hay una cuestión de visibilización, sensibilización y concientización en los últimos años que no existía antes”. 

La profesional recordó su paso por nuestra ciudad en el año 2013 que congregó a unas 150 personas, en contraposición a los que ocurrió el viernes, que “apenas se abrió la inscripción de esta charla ya superaba las 250 personas”, expresó. 


Alexia Rattazzi


Asimismo habló de la movilización que se produce cada vez que se presenta en alguna ciudad o particularmente en el evento organizado por los Padres TEA. “Creo que las organizaciones y los medios son el combo que ha hecho que en estos últimos seis años en la Argentina se hable mucho más de autismo. Aparecen notas en todos lados, familias que hablan de todas las barreras con las que se encuentran, periodistas que toman el tema”. 

Mencionó la ley nacional que se sancionó a fines del 2014 y que se reglamentó hace un par de días –cinco años más tarde-, lo que hizo que el tema estuviera en agenda y se hable de ello. 

La prevalencia del espectro autista –1 de cada 59 personas- determina que siempre haya alguna persona cercana que conozca a alguien dentro del espectro o familiar, por lo que la especialista consideró que esta situación hace que el tema esté mucho más visible.

Detección temprana 
Rattazzi destacó la importancia que tiene la detección temprana en la vida de las niñas o niños que están dentro del espectro autista. “Es fundamental el pronóstico, la calidad de vida y es siempre más barato en energía, en tiempo dedicado, en estrés, en la economía. El gran desafío es hacerlo en un país muy grande, donde hay mucha fuerza de las ciudades más grandes que concentran los especialistas en detección. El desafío es llevar este proceso a la atención primaria de la salud”, afirmó. 

Como ejemplo, mencionó que muchas familias tienen que viajar a los grandes centros de salud para hacer un diagnóstico y que no todos pueden hacerlo, lo que se constituye en una primera barrera. 

Educación y trabajo 
También consideró que la educación y el trabajo son dos temas fundamentales que presentan obstáculo, aunque señaló que el principal, es lo que la gente piensa respecto de alguien que tiene autismo. “Las personas que tienen que admitir a un niño en una escuela o a un adulto en un trabajo deben estar abiertas a esto porque que ingresen, va a depender de qué piensan sobre el autismo. Si el docente cree que un niño con autismo tiene que estar en una escuela especial, nunca lo va a admitir en la institución”, afirmó. 

“Es una de las barreras más grandes y eso se resuelve abriendo las cabezas y en eso estamos, información real y válida”, expresó y agregó sobre el trabajo: “cuando en el sector laboral se empieza a hablar sobre las fortalezas que tienen las personas con autismo y cómo puede impactar a nivel productividad, prestigio, por ser un lugar de diversidad, te juega como una buena imagen al ser un lugar inclusivo. La diversidad enriquece a todos porque así tenemos perspectivas distintas de la realidad”. 

Los padres 
Por otra parte, hizo hincapié en que “los padres son siempre el motor y los que van a estar más motivados a que esto avance y se visibilice. Tienen interés en que los profesionales de la salud y la educación se capaciten. Son la gran fuerza en el mundo entero, los padres tienen un nivel de activismo y de lograr cosas que es muy llamativo que en Argentina ha logrado incorporar a las organizaciones y trabajar en forma conjunta”. 

Al mismo tiempo agregó: “son los que más quieren ver una escuela más inclusiva, los que quieren lo mejor para sus hijos”. De los avances científicos e investigaciones, dijo que son muy lentos y que en Argentina, “por el financiamiento y fondeo, no avanza demasiado”. 

Puntualizó que “en el mundo hace quince años que hay mucha inversión puesta en tratar de descubrir algunas cuestiones sobre el autismo, aún es un gran enigma en torno a la neurociencia”. 

Expresó que todavía no están descubiertas las causas que provocan el autismo, a pesar de haber muchos investigadores en este tema. “A mi entender todavía no hay un gran descubrimiento que haya cambiado la historia totalmente, pero sí se sabe que la intervención temprana es fundamental, como los procesos de tratamiento y abordajes personalizados”, explicó. 

Estadísticas 
Destacó que hay muy pocas estadísticas y que siempre nos quedamos un poco cortos en Argentina, algo que sirve para orientar políticas públicas”. 

La especialista puso de manifiesto que “son importantes en todo lugar las estadísticas locales, permiten gestionar todos los apoyos en salud, en educación, si no están los datos es muy difíciles hablarles a los intendentes o a los políticos”. Los números ayudan y entiende que por ello hay que priorizar la asignación de recursos para el desarrollo de la investigación y las políticas. 

Finalmente, manifestó que ser amable con el autismo es un llamado a la acción para vivir de otra forma. “Nos debemos eso, con esa actitud pequeña que no se estudia en ningún lado y que es una elección, la pasaríamos mucho mejor”, concluyó.