Sociales

Hoy

La Sociedad Francesa celebró sus 125 años

16|12|19 09:20 hs.

Pasadas las 21, las autoridades de la Sociedad Francesa, junto a un numeroso público y funcionarios municipales que acompañaron el acto con que se celebraron los 125 años de historia, dejaron inaugurada la nueva iluminación sobre calle 1810, al 72. 

“El sistema de luces es un proyecto que teníamos hace unos cuantos años”, dijo Ricardo Messina a LA VOZ DEL PUEBLO. El presidente de la entidad contó que los equipos alemanes adquiridos son duraderos y están preparados para soportar la intemperie. “Y la Municipalidad va a colaborar como lo ha hecho con otros museos”, dijo sobre la adquisición del sistema lumínico que se hace notar y resalta las cualidades arquitectónicas del histórico edificio.



“De algún modo embellecemos la ciudad también”, afirmó Messina en declaraciones hechas a este diario. 


fotos Marianela Hut


Ayudando 
El acto fue encabezado por el titular de la institución que durante su discurso destacó lo hecho por la Sociedad Francesa de Socorros Mutuos. Aseguró que casi durante la mitad de los 125 años de vida institucional fue conducida con el fin “altruista de ayudar a sus compatriotas a superar el desarraigo que había generado la emigración hacia nuestro territorio”. 


Video gentileza de Charlas de Café


Mencionó en este sentido que para ello se creó “una mutual que en aquel tiempo brindaba apoyo médico, farmacéutico, hospitalario y hasta económico para superar las múltiples necesidades que generaba la vida, en un país que no era el propio”. 

Asimismo se gestaron “apoyos complementarios a esta ayuda como la construcción de un Panteón con 108 nichos (1904- 1908) donde depositaban a sus seres queridos cuando fallecían”. 


fotos Marianela Hut


El edificio 
Alrededor de dos décadas después llegaría la construcción del edificio social “en un terreno comprado prácticamente en la etapa fundacional”.  


Video gentileza de Charlas de Café


Con una mirada previsora resaltó que se construyeron dos locales comerciales al frente con la finalidad de ser alquilados para generar ingresos que completaran las cuotas sociales que se cobraban para brindar los servicios mutuales. 

“No conformes con eso edificaron dos departamentos y en planta alta un salón con la misma finalidad. Y para redondear, una habitación destinada a secretaría donde atendía el experto rentado con que se contaba”, describió. 

Según contó Messina la función de asistencia social se mantuvo hasta aproximadamente 1956. “Por entonces ya se generaban con la embajada. Y el Consulado de Francia en Tres Arroyos era ocupado sucesivamente por varios directivos de esta entidad. También se integraban entidades independientes como la Alianza Francesa”. 

Con el tiempo los aspectos culturales comenzaron a tomar forma “y así surgieron grupos corales, musicales y de otro orden que la sociedad cobija brindando sus instalaciones”, precisó. Y agregó que “años más tarde se fueron remodelando los departamentos que habían sufrido deterioros por parte de los inquilinos y se destinaron a otros menesteres”. 

 A propósito, con esa readecuación la institución pasó a tener una sala para la enseñanza del idioma francés, biblioteca, fogón y sala de reuniones de comisión directiva.  

fotos Marianela Hut


Acompañando 
Sobre el cierre el presidente de la Sociedad Francesa de Tres Arroyos subrayó que “aquí estamos nosotros en este presente acompañando lo que entendemos fue un pasado brillante comprometidos y orgullosos de brindar nuestra colaboración para afrontar el futuro”. 

En esa misma línea anticipó que “existen varios proyectos destinados a cuidar patrimonios vinculados con los franceses que esperamos ir materializando en lo sucesivo, para de este modo rendir respeto y honor a los que nos precedieron en esta más que centenaria historia” .