Interés General

Los recibió en Casa Rosada

En reunión con Fernández, la Iglesia expresó "desazón" por protocolo de aborto

18|12|19 19:37 hs.

El presidente Alberto Fernández se reunió este miércoles con la cúpula de la Conferencia Episcopal Argentina, durante un encuentro realizado en la Casa Rosada, donde las autoridades eclesiásticas expresaron su "sorpresa, preocupación y desazón" por el protocolo de aborto no punible. 


La Iglesia cuestionó el protocolo nacional para abortos no punibles publicado por el Ministerio de Salud ya que, según afirmó, "en la práctica autoriza el aborto libre". Así se lo transmitió el Episcopado al Presidente durante una reunión "cordial" de una hora y veinte que mantuvieron este mediodía en Casa de Gobierno, según fuentes oficiales y de la CEA.

De la reunión participó la comisión ejecutiva de la CEA, encabezada por su titular, monseñor Oscar Ojea; el vicepresidente primero, cardenal primado Mario Poli; el vicepresidente segundo, monseñor Marcelo Colombo y el secretariop general del cuerpo, monseñor Carlos Malfa. Por parte del Poder Ejecutivo, junto a Fernández, estuvieron el secretario de Asuntos Estratégicos de la Presidencia, Gustavo Beliz; el canciller Felipe Sola y el secretario de Culto, Guillermo Olivieri. 

En el encuentro, los obispos destacaron la presencia de todo el arco político en la Misa por la Patria en la Basílica de Lujan, que se desarrolló el pasado 8 de diciembre, a la que también asistió el presidente saliente Mauricio Macri, y valoraron el "gesto de haber participado juntos en una misma oración". 

Asimismo, los hombres de la Iglesia expresaron su "conformidad" por las declaraciones de Fernández en su discurso de asunción ante el Congreso de la Nación, en que "puso de relieve la Encíclica del Papa Francisco, Laudato SI", por la que nos trae una enseñanza sobre el cuidado de la casa común, como también del cuidado de la vida en todo su desarrollo, desde la concepción hasta la muerte natural".

Finalmente, los obispos mencionaron ante el Presidente "las urgentes demandas sociales que presenta el país, especialmente la grave situación alimentaria y la creciente demanda de droga por parte de jóvenes, y la grave situación de las cárceles" y también "reafirmaron su postura de atender prioritariamente a los más frágiles del tejido social". 

"Nadie mejor que ustedes conoce el problema del hambre y las drogas" y que en tal sentido "somos aliados para trabajar juntos" para combatir esos flagelos, dijo el Presidente durante la reunión.

En la reunión, los representantes de la jerarquía eclesiástica le desearon al primer mandatario los "mejores deseos" con motivo de las fiestas de fin de año, y el presidente, a su vez, resaltó a sus visitantes que nunca estuvo tan "identificado" con la Iglesia como durante el pontificado del Papa Francisco, informó la Presidencia de la Nación. 

Además, el Presidente les manifestó su admiración por el trabajo social que realizan en el país y adelantó: "Estamos analizando una reforma judicial para ir a fondo contra el narcotráfico. Nadie mejor que ustedes conoce el problema del hambre y las drogas, somos aliados para trabajar juntos". (DIB) MCH