Deportes

.

Sub-20: Villa, el nuevo campeón

24|12|19 11:38 hs.

En una vibrante definición con tiros desde el punto penal, Villa del Parque se quedó con el Torneo Sub-20 que organizaron de manera conjunta Huracán y El Nacional. El dramático desenlace se volcó a favor del equipo de la V Azulada, que se impuso 6 a 5 ante Juarense, tras haber igualado el tiempo reglamentario 2-2. 


Todas las emociones fuertes se vivieron en una intensa y atractiva primera mitad, que incluyó cuatro goles. Villa golpeó de entrada: a los tres minutos de juego, una escalada por derecha de Mink derivó en una pelota al centro del área, que Gómez rechazó con la mano. García entendió penal, que transformó en gol Franco Gutiérrez para el 1 a 0 parcial. 

Juarense no se amilanó, y a los 10 dio aviso con un remate de Julián Martínez que besó el segundo palo de Torremare. Hasta que a los 16, un perfecto cabezazo del propio Martínez tras una pelota parada empardó las cosas. 

El Bosque respondió casi de inmediato. Pallero ganó una falta a la altura de la medialuna del área, que el “Pillo” Mink aprovechó de manera impecable. Tiro libre al ángulo, imposible para el arquero, y ventaja para los de Escudero por 2 a 1. 

El ritmo se aquietó a partir de los 25 minutos de la etapa inicial, y cuando parecía que Villa se iba al descanso con la mínima diferencia, un empujón de Moriset a Monteros dentro del área motivó la sanción arbitral de la pena máxima. Perco no falló, y se fueron a vestuarios con el marcador nivelado. 

En el complemento se repartieron las llegadas de gol, aunque Villa mostró un poco más de ambición ofensiva que su oponente. Sin embargo, el grito sagrado no llegó en ninguno de los dos arcos, y hubo que acudir a la angustia de los doce pasos para dilucidar quién se consagraría campeón. 

En la serie de cinco casi todos aprovecharon su oportunidad, salvo Pallero y Martínez (en Villa y Juarense, respectivamente), que malograron sus remates. En la instancia de uno y uno, tras las anotaciones de Escudero y Cabral, Leyes convirtió y Gómez desvió su disparo. Alegría, título y alocado festejo apretado en el campo de juego para el Bosque, que sufrió pero luego gozó.